Geidar Dzhemal

Discurso del Presidente del Comité Islámico de Rusia, Geidar Dzhemal, en la sesión del 24º Congreso Internacional de Comunidades Islámicas (30/11/2015). Tema: "El islam político y el problema de la legitimidad en el mundo moderno".

¡En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso!

Mi informe se llama el "Islam político y el problema de la legitimidad en el mundo moderno". Después de 1945, después de dos guerras mundiales, finalmente se estableció un orden mundial mundano (secular) en el mundo, que estableció un nuevo estándar de legitimidad política, según el cual un régimen político sería condenado como ilegítimo si no encajaba en la estructura liberal mundial general. Si el régimen está integrado, se considerará legítimo incluso si está encabezado por bastardos. Esta es la norma del secularismo. ¿Qué es el secularismo? No es solo una simple separación de la religión del Estado, no es un ateísmo cuadrado. Creemos que el secularismo es la incorporación de la religión, como institución, al sistema mundial, en el que la religión pierde su esencia como medio de Salvación. Entonces, por ejemplo, el Vaticano se ha convertido en uno de los constructores de la sociedad mundial y nada más. Tal formulación de la pregunta hace que sea completamente imposible comprometer el orden liberal mundial con el Islam como sujeto político, porque el Islam es la única fuerza que insiste en la naturaleza objetiva del Espíritu, la esencia objetiva de la religión, que no puede ser simplemente parte de la Torre de Babel creada artificialmente en el sistema mundo, sino que existe independientemente y fuera de él. Cuando la pregunta se plantea de esta manera, no puede haber discusiones entre el orden mundial liberal y el Islam, porque el orden mundial liberal no puede entender y aceptar el Islam como la esencia de una cosmovisión religiosa.

La humanidad se encuentra ahora en un estado de crisis profunda, política y económica. Esta crisis tiene dos razones principales. La primera razón es que el 80% de la humanidad no está de acuerdo con la comprensión liberal del significado de la vida, no están de acuerdo con el orden mundial liberal que existe de facto, no están de acuerdo con que son parte de este orden. Este 80% representa a los "perdedores mundiales" humillados y privados de derechos. La crisis está creciendo y muchos de los que ahora pueden ser considerados de la clase media están amenazados de ser empujados a los "perdedores mundiales", al margen del proceso histórico; el crecimiento de los pobres y el crecimiento de la crisis se influirán y aumentarán mutuamente. Aquí hay algunas cifras: en 1970, cuando la URSS estaba en el cenit de su poder, el 1% de la humanidad, la clase dominante, poseía el 20% de la riqueza mundial, hoy este 1% posee el 90% de la riqueza mundial. Entonces, durante 40-50 años, con el declive y el colapso posterior de la URSS, las élites gobernantes han tomado tanta riqueza, una parte tan importante de los recursos económicos, que es 5-6 veces más alta que lo que era hace dos generaciones.

Pero este es solo un lado de la crisis. El segundo lado es que el orden mundial liberal avanza en todas partes y se afirma, incluso por medios militares. El orden liberal no acepta la posición de los musulmanes y busca privarlos de su identidad. Los musulmanes están tratando de resistir y el orden mundial los castiga por esto. Ahora ya no se habla de la ética de los métodos utilizados: una generación atrás, durante mi juventud, la resistencia de los musulmanes se llamaba lucha anticolonial, ahora es terrorismo y extremismo. El orden liberal creó la etiqueta de la "amenaza islámica" o "islamofascismo", a través de la cual se demoniza al islam. Y esta etiqueta coloca a los musulmanes en la posición de quienes se justifican, quienes se disculpan, es decir, el orden liberal está en una posición activa, en el papel de un juez. Mientras se mantenga este status quo, la ummah islámica no puede convertirse en un sujeto político.

¿Qué debemos hacer los musulmanes? Creo que esto es obvio: debemos convertirnos en un modelo para este 80% de personas humilladas y expulsadas de la historia y ser la vanguardia en su lucha contra el sistema mundial. Sin involucrar a todas las fuerzas de protesta en la lucha, no podremos recuperar la legitimidad política que teníamos hace 90 años. ¡Vemos cómo en los 90 años que han pasado desde la liquidación del Califato, el Islam se ha vuelto limitado y demonizado! El Califato no es absolutamente aceptable para el mundo liberal, ya que convierte a la ummah en un actor político. Por lo tanto, debemos convertirnos en la parte central de todas las fuerzas de protesta, y no solo en una denominación que está cerrada a los problemas de los seres humanos. Después de que las fuerzas de izquierda abandonaron la escena política, después de que el marxismo se convirtió en una broma, ¡solo el Islam político puede convertirse en la fuerza que llevará a la humanidad al triunfo sobre el satanismo liberal!

¡Allahu Akbar!

Traducción Juan Gabriel Caro Rivera

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue