Noticias

La realidad siempre supera a la ficción. Como en la famosa película de Stanley Kubrick, ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú, en la que un general demente que cree que los comunistas planean dominar el mundo ordena bombardear la Unión Soviética, iniciando una guerra nuclear, el comandante militar de toda la OTAN también aspira a ser el primero en lanzar armas nucleares.

Scott Ritter

El analista internacional Alfredo Jalife Rahme, dio a conocer el texto en inglés del sitio Behind Back Doors en el que se explicó con varias semanas de anticipación los detalles, con nombres y apellidos de los involucrados, de la planificación desde los Estados Unidos del presente golpe en Bolivia.

 

 El coronavirus ha devenido en una pandemia global y sus efectos devastadores, desgraciadamente, van a ir más allá de la muerte directa de miles de personas alrededor de nuestro planeta. La recesión económica global, con un fuerte shock de oferta, y, sobretodo, de demanda, ya nadie la pone en duda. La crisis económica también mata, y mucho, sobretodo en un momento donde la economía global es más frágil que nunca, por obra y gracia de un sistema de gobernanza llamado neoliberalismo. 

Juan Laborda

 En un artículo reciente se expuso una imagen alarmante de las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN desplegándose cada vez más cerca de las fronteras de Rusia. El objetivo del artículo era que esta intrusión se hizo con un propósito específico: facilitar un ataque contra Rusia con armas nucleares. El artículo plantea cuestiones importantes que merecen un examen más detallado.

James O'Neill*

(Julia Muriel Dominzain). Luis Fernando Camacho se presenta a sí mismo en twitter como "presidente del Comité pro Santa Cruz, abogado y padre de tres hijos". Dice luchar "no con armas sino con Fe", pero es la cara visible del golpe de Estado contra Evo Morales. ¿Quién es el hombre que ayer entró al Palacio de Gobierno y rezó arrodillado en el piso con una Biblia sobre la bandera boliviana?

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue