Libros Recomendados

Hace días, el jefe de las fuerzas de defensa biológicas, químicas y de radiación de Rusia, el teniente general Igor Kirillov, declaró que el Fondo de Inversión Hunter Biden participó en la financiación del programa biológico militar del Pentágono en Ucrania, que supuestamente podría estar involucrado en el desarrollo de armas biológicas.

La afirmación de Rusia de que el hijo del presidente estadounidense Joe Biden, Hunter Biden, ayudó a financiar un programa de investigación de «armas biológicas» militares estadounidenses en Ucrania parece ser legítima, informó The Daily Mail el viernes.

Citando la evidencia de los correos electrónicos obtenidos de la notoria computadora portátil abandonada del hijo del presidente, el medio informó que ayudó a asegurar millones de dólares en fondos para Metabiota, un contratista del Departamento de Defensa que se especializa en la investigación de enfermedades que causan pandemias y que podrían usarse como armas biológicas.

Biden también presentó a Metabiota a una empresa de gas ucraniana supuestamente corrupta, Burisma, para un «proyecto científico» que involucra laboratorios de alto nivel de bioseguridad en la nación de Europa del Este.

Según el informe, Metabiota es una empresa de datos médicos, pero su vicepresidente le escribió a Hunter en 2014 para discutir cómo podrían «afirmar la independencia cultural y económica de Ucrania con Rusia», lo que dio lugar a especulaciones sobre los objetivos de la empresa.

Según los informes, es posible que Hunter haya jugado un papel clave para garantizar que Metabiota pudiera realizar una investigación de patógenos cerca de la frontera rusa, según los correos electrónicos y los contratos de defensa obtenidos por el medio.

El joven Biden y sus colegas de Rosemont Seneca Technology Partners (RSTP), una empresa de inversión de la que supuestamente era dueño, recaudaron constantemente millones de dólares para empresas de tecnología, y Metabiota no fue una excepción.

Según los informes, Hunter y sus compañeros de trabajo intercambiaron correos electrónicos sobre cómo el monitoreo de datos médicos de la compañía puede convertirse en una herramienta crucial para los gobiernos y las empresas que intentan detectar brotes de enfermedades infecciosas. Sin embargo, Hunter supuestamente también estuvo muy involucrado en las actividades de Metabiota en Ucrania.

En los discursos de inversionistas de abril de 2014 de Hunter, según los informes, afirmó que no solo ayudaron a la empresa a recibir financiamiento, sino que también ayudaron a «conseguir nuevos clientes», incluidas «agencias gubernamentales en el caso de Metabiota».

La vicepresidenta de la compañía, Mary Guttieri, escribió un memorando a Biden, describiendo el objetivo inexplicable de acercar Ucrania a Occidente, según el informe.

«Como prometí, preparé el memorando adjunto, que brinda una descripción general de Metabiota, nuestro compromiso en Ucrania y cómo podemos aprovechar potencialmente nuestro equipo, redes y conceptos para afirmar la independencia cultural y económica de Ucrania de Rusia y la integración continua en sociedad occidental», escribió.

Según los informes, Guttieri también desempeñó un papel clave en las operaciones de Metabiota en Ucrania, reuniéndose con otros ejecutivos de la compañía y oficiales militares de EE. UU. y Ucrania en octubre de 2016 para discutir «la cooperación en la vigilancia y prevención de enfermedades infecciosas especialmente peligrosas, incluidas las enfermedades zoonóticas en Ucrania y países vecinos».

Según el Daily Mail, el ejecutivo de Burisma, Vadym Pozharskyi, respondió a Hunter cuatro días después del correo electrónico de Guttieri de abril de 2014, indicando que el hijo del vicepresidente había presentado un «proyecto científico» que involucraba a Burisma, en cuya junta directiva sirvió, y Metabiota en Ucrania.

Pozharskyi supuestamente le pidió a Biden que echara un vistazo a «algunos puntos iniciales» de los propósitos para investigar «el potencial de este proyecto, como usted lo llamó, ‘Ciencia ucraniana'».

«Según tengo entendido, Metabiota fue un subcontrato del contactor principal del DoD B&V [Black & Veatch]», se cita en el informe que escribió en ese correo electrónico. «¿Qué tipo de asociación está buscando Metabiota en Ucrania? ¿De un actor no gubernamental potencial en Kiev? ¿Reconstruir los lazos con los respectivos ministerios en Ucrania y, sobre la base de eso, restablecer el financiamiento de B&V? ¿O buscan una asociación para administrar proyectos en Ucrania, relaciones públicas con instituciones gubernamentales aquí, financiación de los proyectos?

Pozharskyi afirmó en un correo electrónico a Hunter que B&V había trabajado en «proyectos similares o iguales» al contrato propuesto para Metabiota y que conocía varios de esos proyectos de investigación biológica en su cargo anterior como funcionario del gobierno ucraniano.

El medio citó registros de gastos del gobierno de EE. UU., que mencionaron que el Departamento de Defensa otorgó a Metabiota un contrato de $ 18,4 millones entre febrero de 2014 y noviembre de 2016, con $ 307,091 asignados para «proyectos de investigación de Ucrania».

En 2010, la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa de EE. UU. supuestamente encargó a B&V que construyera un laboratorio de nivel 3 de seguridad biológica en Odessa, Ucrania, que «proporcionó equipo y capacitación mejorados para identificar patógenos especialmente peligrosos de manera efectiva y segura». Según los informes, dichos laboratorios se utilizan para «estudiar agentes infecciosos o toxinas que pueden transmitirse por el aire y causar infecciones potencialmente letales».

El viernes, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia exigirá explicaciones sobre la participación del joven Biden en laboratorios biológicos en Ucrania.

Peskov enfatizó que el tema de los laboratorios biológicos en Ucrania es «información muy delicada, tanto para nosotros como para el mundo entero». También señaló que además de Rusia, China también exigió una explicación de la conexión de Hunter con estos laboratorios biológicos.

Moscú dice que EE.UU. habla de 'armas químicas rusas' para desviar la atención del escándalo de sus laboratorios biológicos

El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, afirmó este viernes que Washington intenta desviar la atención del "escándalo" de los laboratorios biológicos estadounidenses al hablar del supuesto uso de armas químicas en Ucrania por parte de Rusia.

"Ya hemos hablado de esto antes. Se trata de un intento de desviar la atención hacia una amenaza completamente etérea, supuestamente existente, con el telón de fondo del escándalo que se está gestando en el mundo con los programas de armas químicas biológicas que llevó a cabo Estados Unidos en varios países, entre ellos Ucrania", afirmó el vocero al ser preguntado por un periodista qué opina el Kremlin sobre las declaraciones del presidente estadounidense, Joe Biden, de que la OTAN respondería si Rusia utilizaba armas químicas en el país vecino.

Además, Peskov aseguró que Moscú exigirá a Washington explicaciones sobre la implicación del fondo de inversión Rosemont Seneca, dirigido por Hunter Biden, hijo del presidente de EE.UU., en los laboratorios biológicos de Ucrania de los que informó este jueves el Ministerio de Defensa ruso.

"Nuestros expertos del Ministerio de Defensa siguen trabajando en el análisis de la información que ahora tenemos sobre los biolaboratorios y los programas que se desarrollan allí [en Ucrania]. Se trata de una información muy sensible, para nosotros y para el mundo entero", señaló. "También exigiremos explicaciones. Y no solo nosotros: China ya ha exigido estas explicaciones para que esta situación sea transparente para el mundo, por supuesto, muchos estarán interesados", dijo el portavoz en rueda de prensa.

Asimismo, Peskov, rechazó las acusaciones del presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, de que los militares rusos han usado en Ucrania bombas de fósforo. "Rusia nunca ha violado las convenciones internacionales, para más detalles seguimos recomendando ponerse en contacto con el Ministerio de Defensa", apuntó.

El Ministerio de Defensa de Rusia publicó este jueves un esquema que mostraría el entrelazamiento de varias entidades ucranianas, georgianas y estadounidenses supuestamente relacionadas con laboratorios biológicos en Ucrania. En particular, según los militares, el funcionamiento de las instalaciones de investigación es financiado y controlado por una variedad de organizaciones estadounidenses, entre las que se encuentran el fondo de inversión Rosemont Seneca o el fondo de George Soros. Asimismo, afirman que la actividad es supervisada por la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue