Libros Recomendados

El Ministerio de Defensa de Rusia publicó este jueves un esquema que mostraría el entrelazamiento de varias entidades ucranianas, georgianas y estadounidenses supuestamente relacionadas con laboratorios biológicos en Ucrania.

En particular, según los militares, el funcionamiento de las instalaciones de investigación es financiado y controlado por una variedad de organizaciones estadounidenses, entre las que se encuentran el fondo de inversión Rosemont Seneca, dirigido por Hunter Biden, hijo del presidente de EE.UU., o el fondo de George Soros. Asimismo, afirman que la actividad es supervisada por la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En total, en el programa de "actividad militar-biológica a gran escala" participan 30 laboratorios, aseveró el jefe de las Tropas de la Defensa Radiactiva, Química y Biológica de Rusia, Ígor Kiríllov.

El pasado 6 de marzo, el Ministerio de Defensa ruso declaró que Ucrania había estado desarrollando armas biológicas en su territorio. El día 10, el organismo afirmó que Washington planeaba investigar en Ucrania la posibilidad de transmisión de peste porcina africana y ántrax a través de aves y murciélagos. Esa misma jornada, Kiríllov aseveró que "una de las tareas de EE.UU. y sus aliados es la creación de bioagentes capaces de afectar de manera selectiva a diversos grupos étnicos", sin precisar el mecanismo de esa selectividad.

Este lunes, Moscú acusó a Washington ante el Consejo de Seguridad de la ONU de desarrollar armas biológicas en instalaciones ubicadas en suelo ucraniano. China pidió varias veces a EE.UU. a aclarar los detalles sobre el presunto programa.

El 8 de marzo, la subsecretaria de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, reconoció que en Ucrania hay laboratorios biológicos, pero refutó que Kiev haya desarrollado armas biológicas y calificó esa denuncia de "clásica técnica rusa para culpar a cualquier otro tipo por lo que planean hacer ellos mismos". Dos días después, la directora de Inteligencia Nacional de EE.UU., Avril Haines, declaró que poco más de 12 laboratorios biológicos funcionaban en Ucrania para asegurar "la biodefensa de Ucrania y su respuesta de salud pública". Precisó que trabajaban en "contramedidas médicas, por ejemplo, elementos que te ayudarán a hacer frente a una pandemia […], cosas que previenen la propagación de una pandemia y otros problemas de salud".

El Ministerio de Defensa de la Federación Rusa publicó un esquema para coordinar laboratorios biológicos e institutos de investigación de Ucrania con los Estados Unidos

Según la agencia, la financiación de actividades biológicas militares permitió a Estados Unidos y sus aliados exportar al menos 16.000 muestras biológicas de Ucrania.

- Las pruebas de drogas en personal militar están prohibidas en los Estados Unidos, por lo tanto, el Pentágono las lleva a cabo en el extranjero, en particular, en Ucrania;

— La situación con la distribución de biomateriales patógenos de Ucrania a países europeos puede provocar la muerte de personas y la creación de un foco epidemiológico, cuya escala será comparable a la pandemia de COVID-19;

- No solo se exportaron biomuestras humanas al extranjero, sino también patógenos peligrosos, así como sus portadores, entre los destinatarios se encuentran el Centro Lugar en Georgia, laboratorios de referencia en Gran Bretaña y el Instituto Loeffler en Alemania.

- Las pruebas de drogas en personal militar están prohibidas en los Estados Unidos, por lo tanto, el Pentágono las lleva a cabo en el extranjero, en particular, en Ucrania;

— La situación con la distribución de biomateriales patógenos de Ucrania a países europeos puede provocar la muerte de personas y la creación de un foco epidemiológico, cuya escala será comparable a la pandemia de COVID-19;

- No solo se exportaron biomuestras humanas al extranjero, sino también patógenos peligrosos, así como sus portadores, entre los destinatarios se encuentran el Centro Lugar en Georgia, laboratorios de referencia en Gran Bretaña y el Instituto Loeffler en Alemania.

El Ministerio de Defensa ruso dice que una compañía de EE.UU. realizó ensayos de medicamentos no probados previamente en soldados ucranianos

Moscú ha obtenido documentos que confirman un intento de Estados Unidos de probar en militares ucranianos medicamentos no testados previamente, según declaró este jueves el jefe de las Tropas de Protección Radiológica, Química y Biológica de Rusia, Ígor Kiríllov.

"Los documentos obtenidos confirman un intento de probar en ellos [los militares ucranianos] fármacos no probados anteriormente. Hablamos del sistema de detección de fármacos 'Deep Drug' que no han sido autorizados en EE.UU. y Canadá", señaló el alto militar en una sesión informativa, informa RIA Novosti.

Según subrayó Kiríllov, "el cinismo particular de los patrocinadores estadounidenses es que el desarrollador —la empresa Scymount— ofreció comprar dicho sistema sobre una base comercial, a pesar de que el personal del Ministerio de Defensa ucraniano fue contratado como voluntario".

Asimismo, detalló que este tipo de pruebas están prohibidas en el territorio estadounidense, por lo que Washington las lleva a cabo fuera del país. El militar ruso especificó que más de 4.000 personas participaron en la investigación del proyecto, denominado 'UP-8', y, de acuerdo con los datos publicados en los medios de comunicación búlgaros, unos 20 soldados ucranianos murieron y 200 fueron hospitalizados solo durante los experimentos en el laboratorio de Járkov.

Un fondo de inversión liderado por Hunter Biden (hijo del actual presidente estadounidense) participa en la financiación de biolaboratorios en Ucrania.

30 laboratorios ucranianos ubicados en 14 asentamientos participaron en actividades biológicas militares a gran escala.

El Ministerio de Defensa ruso anunció la implicación del fondo de inversión Rosemont Seneca, que lidera Hunter Biden, en la financiación de laboratorios biológicos en Ucrania

Al mismo tiempo, existe una estrecha relación entre el fondo y los principales contratistas del departamento militar de EE. UU., incluido Metabiota, que, junto con Black y Veach, es el principal proveedor de equipos para los biolaboratorios del Pentágono en todo el mundo, dijo la agencia. .

Además del Pentágono, el programa está directamente involucrado en la implementación del programa por parte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, la Fundación Soros y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, y la supervisión científica se lleva a cabo, entre otros, por Los Laboratorio Nacional Alamos, que desarrolla armas nucleares como parte del Proyecto Manhattan, dice el Ministerio de Defensa.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue