Libros Recomendados

El Primer Ministro de Transición de Malí, Choguel Kokalla Maïga, concedió recientemente una entrevista a la agencia de noticias turca Anadolu Ajansı. A continuación presentamos la entrevista publicada por Anadolu Ajansı, los subtítulos fueron establecidos por United World International.

Entrevistado por la Agencia Anadolu (AA), el Primer Ministro de Transición de Malí, Choguel Kokalla Maïga, respondió a una serie de preguntas sobre la situación política y de seguridad en su país, en particular sobre los factores que llevaron al golpe de Estado del 18 de agosto de 2020., así como sobre las relaciones que mantiene su gobierno con varios actores internacionales, en particular con Turquía.

El primer ministro maliense acusó a Francia de desempeñar un papel perjudicial en el desarrollo de la situación económica y de seguridad en Malí, atribuyendo también la responsabilidad a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental Occidental (CEDEAO). Choguel Maïga también habló sobre los desarrollos que han llevado a una mayor colaboración entre Malí y Rusia.

En sus declaraciones sobre las sanciones de la CEDEAO, mencionó “consideraciones geopolíticas”. ¿Puedes explicar más esta dimensión? ¿Cómo han motivado las “consideraciones geopolíticas” las fuertes sanciones contra Malí?

Durante meses, en todas las instituciones financieras internacionales, Francia y sus representantes se han opuesto a la inclusión en la agenda de cualquier proyecto de desarrollo relacionado con Malí. ¡Por meses! Descubrimos que cada vez que se anunciaba una cumbre de la CEDEAO, no sabemos por qué magia las autoridades francesas declararon (porque parece que están al tanto de la situación) que ECOWAS realizará una cumbre en tal fecha, que habrá sanciones. Eso nos llevó a decir que ciertamente Francia está más informada de las conclusiones que los Jefes de Estado de la CEDEAO.

Francia quiere un jefe de Estado maliense obediente

Por ejemplo, la última cumbre: el hecho de que se realizará el 9 de enero de 2022 y que habrá sanciones fue anunciado por las autoridades francesas un mes antes. Que las sanciones seguirán a la cumbre se anunció un mes antes y la naturaleza de estas sanciones nos muestra claramente, y lo dijimos en nuestro comunicado de prensa, que estas sanciones ciertamente tienen un objetivo: es desestabilizar al gobierno, derrocarlo para tener a la cabeza del Estado un gobierno dócil que obedezca las instrucciones de las autoridades francesas.

Francia viola los acuerdos militares

Lo hemos dicho claro, no lo ocultamos: se oponen a todo para lograr la asfixia económica y financiera del país. El hecho de que sistemáticamente anuncien las fechas de las cumbres, y que describan las sanciones que decidirán las cumbres... Y finalmente, en el caso de la cooperación militar, las autoridades francesas violan los acuerdos militares que nos vinculan. La prueba es que, en el norte, había bases militares francesas, que se instalaron tras el acuerdo de defensa entre Francia y Malí. Y un buen día el estado francés, las autoridades francesas decidieron que abandonarían estas bases militares sin avisarnos.

A partir de ese momento también iniciamos un proceso de revisión del acuerdo porque, de todos modos, si una de las partes puede violarlo cuando quiera, mejor que nos sentemos juntos a revisarlo: lo que no le conviene a una de las partes, lo quitamos. y encontrar puntos en común. Entonces, para nosotros, no hay duda: las decisiones tomadas contra nuestro país se inspiraron en una agenda ajena a los intereses del pueblo maliense, los intereses de África.

Los líderes de Malí están sacando lecciones de lo que sucedió en el mundo en los últimos 20 años

Ya sabes, hay una fábula que se ha difundido por todo el mundo. Y aquí también nos asombró que cuando, en la propia Francia y en Europa, se hablaba de rumores, artículos de prensa, la CEDEAO se basaba en estos rumores para tomar resoluciones.

Estamos aprendiendo de lo que pasó en Afganistán

No entendemos que cumbres de jefes de Estado se inspiren en rumores y artículos de prensa de países europeos para tomar resoluciones contra Malí. ¿Qué es? Quiero ser claro en esto. Sabes, en Malí, los líderes actuales están analizando la situación en el mundo, mirando lo que ha sucedido en el mundo en términos de geopolítica y cuestiones de defensa durante los últimos 20 o 30 años y sacando lecciones porque aquellos que no saben cómo aprender las lecciones de la historia, la aprenderán a su costa.

¿Cuál es su evaluación de la situación actual de seguridad en Malí y su evolución?

Voy a darte algunas ilustraciones antes de explicarte dónde estamos. Hemos observado que desde hace 20 años, bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo, la llamada comunidad internacional (porque cuando hablamos de comunidad internacional se trata de unos pocos países que se llevan bien y hablan en nombre de todo el mundo) ha intervenido en Afganistán durante 20 años. Al final de esos 20 años, un día, decidieron irse. Y vimos a los afganos, con la energía de la desesperación, agarrados a los aviones. Nuestra gente está aprendiendo de esto.

¿Los que están hoy aquí nos dejarán un día de repente? Y es tanto más cierto que tienes una paradoja en Malí. Tenemos las Fuerzas Armadas de Malí, tienes la operación francesa Barkhane, tienes la operación de las Naciones Unidas, la Minusma [Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí], tienes las operaciones europeas (como EUTM EUCAP), tienes el G5 Sahel, tienes a Takuba…

A pesar de todas estas fuerzas unidas, año tras año, la situación de seguridad se está deteriorando. Es como un paciente. El paciente está aquí. Se diagnosticó la enfermedad y se prescribió una receta y medicación. Se le dice al paciente que en dos meses se recuperará. Después de 8 años, la enfermedad, que inicialmente había afectado una parte de su cuerpo, ahora cubre el 80% de su cuerpo. Si tiene alguna responsabilidad, este paciente debe preguntarse a sí mismo. O los médicos son malos, el diagnóstico fue incorrecto o los medicamentos son malos. En cualquier caso, debe preguntarse a sí mismo. Esto es lo que hizo el gobierno. Nos decíamos que, con la inseguridad residual en 2013, estamos en un 80% del territorio invadido por terroristas, mientras existan todas estas fuerzas. ¿No deberíamos buscar otra solución? ¿No deberías cambiar de médico? Cambio de tratamientos y diagnósticos,

La sabiduría de Deng Xiaoping

Sabes, hay un famoso político chino, una persona muy sabia, Deng Xiaoping, que dijo en la década de 1970, cuando la Revolución Cultural estaba en pleno apogeo en este país: que los gatos no importa que sean, grises o negros, con tal de atrapar al ratón. Decir que un sistema político sólo es válido en la medida en que responde a las necesidades de los ciudadanos. Le costó lo que le costó en su época, pero la historia le dio la razón y volvió al poder y fue él quien fundó la China moderna.

Este es un ejemplo que doy para que la gente entienda cómo razonamos hoy al frente del Estado.

Nos decíamos, de lo que vimos en Afganistán, lo que vimos en Libia, donde ciertos países obtuvieron del Consejo de Seguridad una resolución, que les permitía proteger a Benghazi de los bombardeos aéreos provenientes de Muammar Gaddafi, se extralimitaron en esa resolución para ir a asesinar el presidente y sembrar desorden.

Francia prometió a los separatistas la división de Malí

Y la situación en Malí es en un 80% resultado de este desorden. Entonces creas el caos. Armas a la gente, les dices que vayan y dividan Malí. Porque los separatistas lo dijeron oficialmente y los funcionarios franceses asumieron en silencio que Francia estaba detrás de los movimientos separatistas de 2011, que llegaron desde Libia con armas y equipaje. Los líderes de esos movimientos dijeron que fue Francia quien les prometió invadir el norte de Mali y dividirlo y crear un estado independiente. No somos nosotros los que decimos eso. Son los líderes de este movimiento quienes lo dicen y quienes cuentan con el apoyo de los líderes políticos franceses.

Saquemos conclusiones de esto. En 2013, cuando el gobierno de Malí apeló a Francia para ayudar a expulsar a los terroristas, se produjo la llamada Operación Serval, que se llevó a cabo a pedido del gobierno interino. Dicen hoy que el gobierno no es legítimo, pero el gobierno que apeló a Francia en 2013 fue un gobierno resultado de un golpe de Estado. Pero sigamos adelante.

¿Qué se preguntó? El gobierno de Malí envió una carta al gobierno francés, de la que no hay copia en los archivos de Malí, ni a los ministerios de Defensa ni de Asuntos Exteriores. La carta está en Francia, en el sitio del Senado francés, donde la descubrimos recientemente.

En esa carta, se había pedido a Francia apoyo aéreo e inteligencia. No había planes para desplegar soldados franceses en territorio maliense. El ejército maliense no lo quería. Francia respetó esto hasta Kidal. Llegado a Kidal, bloqueó el paso del ejército maliense, creando un enclave, donde los terroristas tuvieron durante años la libertad de reorganizarse. Aprendemos de esto.

Se suponía que Francia vendría y nos ayudaría a luchar contra los terroristas. Pero creó las condiciones para el santuario del terrorismo y la partición de Malí y las violaciones de las resoluciones de las Naciones Unidas que ella había venido a defender. Porque el ex presidente francés François Hollande había dejado claros los objetivos de la Operación Serval: destruir el terrorismo, restablecer la autoridad del Estado en todo el territorio y aplicar las resoluciones de las Naciones Unidas.

Después de 9 años, el terrorismo ha invadido el 80% del país

Después de nueve años, encontramos que el terrorismo, que era residual en el norte, ha invadido el 80% del territorio. La integridad de la autoridad del Estado a la fecha no ha sido restituida en todo el territorio nacional. Las resoluciones de las Naciones Unidas cambian cada año, las escribe Francia. Tanto que este año, nuestro gobierno se opuso.

Es en la sala del Consejo de Seguridad que nuestro embajador descubrió un proyecto de resolución, que pedía aumentar la mano de obra de la misión Minusma en más de 2000 hombres. Nuestro embajador manifestó que nuestro gobierno no fue informado. No podemos, como decimos en África, 'rasurar las cabezas de los malienses en ausencia de los malienses'. No podemos decidir enviar un contingente militar a nuestro territorio sin conocer sus orígenes, misiones, números, nacionalidades y objetivos. Así que nos opusimos. Y también aprendimos de esto. Tenemos lo que se llama la “Fuerza Takuba”, que se instaló de manera un tanto arrogante en 2019. Fue después de haberlo anunciado que convocamos a los jefes de Estado africanos para ir a firmar su acuerdo en Pau en Francia [G5 Sahel Summit del 13 de enero de 2019].

Esta operación ha estado allí durante casi dos años. Pero efecto cero: nada a su favor en la lucha contra el terrorismo. Pero eso no es lo más grave. El punto más problemático fue que todos los países, que deben enviar soldados en el marco de la operación Takuba, deben tener un acuerdo escrito con el Estado de Malí. Esto está escrito en el acuerdo. El gobierno de Malí ha enviado una invitación a varios países. Pero cuando un país decide venir a Mali, hace un acuerdo escrito, que determina las condiciones de participación de los soldados en nuestro territorio, está escrito en negro sobre blanco.

Los europeos llegaron sin acuerdo

No entendemos por qué ciertos países europeos deciden venir sin tener un acuerdo con Malí. Esto es lo que sucedió entre el gobierno danés y nosotros. Le expliqué a los ciudadanos para que la gente entendiera eso, lo que pasó allí cuando quieres ir a Europa hoy. Eres turco, quieres ir a Alemania; necesitas una invitación. Pero cuando tienes la invitación, eso no es suficiente, necesitas una visa. Eso es lo que pasó entre nosotros. Nuestro gobierno ha invitado a los estados europeos, pero cada estado debe tener un acuerdo específico, una visa, para estar en nuestro territorio. Y lo que no hemos entendido es que el gobierno danés viene a nuestro territorio sin visa, sin autorización. Les dijimos que no estamos de acuerdo. Y luego, especialmente desde estos últimos momentos, sentimos una creciente hostilidad de Francia contra nuestro gobierno.

Violaciones francesas del espacio aéreo de Malí

Vemos todos los juegos que han tenido lugar en los últimos nueve años. Lo vemos recientemente, cuando presionaron a la CEDEAO para que tomara medidas injustas, ilegales e ilegítimas contra el estado de Malí, ilegítimas porque estas medidas no existen en ningún texto. Embargo total. Mientras hacen el embargo, un avión militar francés ingresa a nuestro territorio desde un país de la CEDEAO, mientras dicen que están cerrando las fronteras. Cuando cruzan nuestro territorio y se dan cuenta de que disponemos de medios suficientes para detectar su presencia, apagan los transpondedores para no ser identificados. Posteriormente, apagan su radio para no estar en contacto con la torre de control. Aterrizan en parte de nuestro territorio. Depositan quién sabe qué y regresan a este país de la CEDEAO.

Francia utiliza aviones de la ONU para espiar bases militares

Al día siguiente, aviones de Minusma sobrevuelan durante horas las bases militares malienses, aunque esto no está dentro del mandato de Minusma y cuando nuestro ejército hace preguntas, dicen que Francia ha pedido realizar los vuelos. Dijimos que no es misión de Minusma espiar bases militares y por eso pedimos claramente no sobrevolar nuestro territorio sin autorización.

Pedimos al gobierno danés que se retirara

Hemos pedido al gobierno danés que retire sus fuerzas hasta que cumplan con los acuerdos entre nosotros. Cuando hicimos eso, escuchó a las autoridades francesas, que quieren administrar Malí por poder, decir que estos fueron actos irresponsables. Vertieron insultos. El gobierno de Malí ha sentido supremamente que ha ido demasiado lejos. Y recordé en una de mis últimas entrevistas que Malí no tiene ningún problema con la Unión Europea. Pero lo que simplemente queremos que la Unión Europea entienda: Francia no debe llevar a los países de la Unión Europea a una agenda oculta, que no representa a la Unión Europea.

También recordé que los países occidentales en 1885, precisamente, el 28 de febrero de 1885, en la conferencia de Berlín, habían dividido África en zonas de influencia. Recordamos que Malí es independiente desde 1960, por lo que no hay zona de influencia. Francia no puede gestionar las relaciones de Malí con la UE por poderes.

Entonces, si un país quiere tener relaciones con Malí, lo trata como un socio. Eso es todo lo que pedimos. Por eso, derramaron insultos al hablar de la legitimidad del gobierno. Quería decirles que cuando el gobierno al que llamaban legítimo disparaba a las mezquitas para matar a los ciudadanos por docenas, no escuchamos a Francia decir una palabra. Y ese incidente es indiscutible porque los informes de las Naciones Unidas lo han documentado. Recientemente, en 2021, la aviación francesa bombardeó a los malienses que celebraban una boda. El informe de la ONU confirmó que las víctimas eran civiles que se encontraban en una boda. Francia dijo que eran terroristas, pero ¿quién dice la verdad? Entonces todos estos factores nos llevaron a decir: hay que tener cuidado. Ya no podemos autorizar a fuerzas extranjeras a estar en nuestro territorio con condiciones no definidas de antemano.

Ya no podemos dejar un margen de maniobra que pueda llevar a los Estados a salirse de los compromisos adquiridos con nuestro Estado para ir a cumplir una agenda que nada tiene que ver con lo que anunciaron a nivel nacional, a su opinión pública ya la comunidad internacional. Bueno, encendió lo que saben, y lo teníamos muy claro, tenemos que respetar a nuestro pueblo, tenemos que respetar su soberanía. No estamos pidiendo nada más.

Malí no oculta sus intenciones de cooperar más con Rusia, lo que provocó la furia de Francia. ¿Por qué esta apertura a Rusia y por qué ahora?

Nuestro país y nuestro gobierno está listo para colaborar con todos aquellos que quieran ayudar a restaurar la seguridad. Lo que no podemos negociar, lo que no podemos regatear es la soberanía de nuestro país, su independencia de decisiones, incluso en materia de defensa, y la dignidad de nuestro pueblo. Todo este alboroto surgió porque, como les dije, tenemos todos estos médicos, todas estas fuerzas armadas, más de 50,000 hombres en el terreno. Pueblos enteros fueron exterminados. Cuando pedimos la intervención de fuerzas extranjeras, nos dicen 'no', la Minusma no vino a hacer la guerra. Pero ahora mismo, ¿qué está pasando? Queremos comprar aviones de países europeos, pero estamos bloqueados. Queremos comprar a Estados Unidos, pero estamos bloqueados. Entonces la solución es ir a los que no nos van a bloquear.

Los demás nos bloquearon, así que compramos armas de Rusia.

Es tan simple como eso. Fuimos y concluimos acuerdos de cooperación militar con Rusia. Compramos armas de Rusia y no solo de Rusia. Estamos trabajando con otros socios, pero dado que hay una lucha geopolítica, geoestratégica entre Rusia y los países occidentales, estamos tratando de no sacrificar a Malí en el altar de esta batalla, que no es la nuestra. De lo contrario, Malí está trabajando con otros socios para equipar a su ejército en todos los frentes. Así que hoy, los resultados de esta cooperación son tangibles. En menos de un mes, nuestro Ejército ha logrado resultados espectaculares. El número de terroristas eliminados en menos de un mes es mayor al que hemos logrado en los últimos 30 años.

Ahora bien, respecto a todo el debate en torno a Wagner y los rusos: En cualquier caso, sabemos por dónde pisamos. La seguridad de los malienses es la prioridad de nuestro gobierno. Por lo demás, propaganda, intoxicación, satanización… Como digo hoy, las autoridades francesas están ejerciendo un verdadero terrorismo político, mediático y diplomático contra nuestro gobierno con el objetivo de derrocarlo. Lo que les hemos dicho a los países de la CEDEAO es: No entendemos que, mientras estamos logrando resultados significativos en la lucha contra el terrorismo, estamos siendo apuñalados por la espalda. Y también advertimos de tener cuidado, porque la desestabilización del gobierno de Malí y, por lo tanto, del estado de Malí puede tener consecuencias inesperadas. Eso es lo que puedo decir al respecto.

Queremos que se respete nuestra soberanía

En resumen, queremos defender a los ciudadanos malienses y sus propiedades. Queremos que se respete nuestra soberanía, la dignidad de nuestro pueblo y nuestra libertad para elegir a nuestros socios, incluso en materia de defensa y seguridad, ya sean los rusos o cualquier otro socio que nos satisfaga.

¿Tiene un mensaje para el pueblo maliense así como un mensaje para el pueblo turco?

Primero me gustaría decirle al pueblo turco y al gobierno turco que para Malí, Turquía es uno de los países musulmanes más grandes. Es muy importante para nosotros.

Lo que se nos enseña desde una edad temprana es que los musulmanes son hermanos. Somos un estado laico; somos un estado donde se practican todas las religiones. El estado es equidistante de todas las religiones, pero hay que reconocer que del 95 al 98% de nuestra población es musulmana; este es un factor que debemos tener en cuenta sin menospreciar a las otras religiones. Tenemos las mismas relaciones con cristianos, protestantes, animistas, etc.

El pueblo turco es un pueblo amistoso y en los últimos años, las relaciones económicas y de otro tipo con Turquía se han desarrollado de manera espectacular. Y nuestro gobierno quiere dar un nuevo y fuerte impulso a estas relaciones en todos los ámbitos, sin excepción. Creo que todos entenderán lo que quiero decir. Especialmente en el campo de la seguridad. Defender la seguridad de las personas y los bienes en Malí. Y quiero decirle al pueblo turco que el pueblo de Malí le tiende la mano al gobierno turco.

Todos conocemos los esfuerzos realizados en los últimos años. Analizamos la situación geopolítica y observamos la ofensiva económica y diplomática del gobierno turco para ocupar el lugar que le corresponde en África.

África es el campo de batalla de las potencias a nivel económico. No es una batalla armada. Tal vez algunos piensen en la batalla de las armas, pero nosotros pensamos en una batalla económica, social y cultural.

Así que damos la bienvenida a Turquía con los brazos abiertos. Y sabemos que nuestros hermanos musulmanes turcos están del mismo humor que nosotros.

Y en cuanto a su mensaje al pueblo maliense, ¿qué les dice?

En cuanto a los malienses, decimos repetidamente: nuestra población debe mantener la esperanza. Por primera vez en décadas tenemos al frente del Estado patriotas que no tienen otro objetivo que el de restaurar la dignidad y soberanía de nuestro pueblo. Los malienses han entendido este mensaje y es por eso que cuando ECOWAS tomó estas sanciones que calificamos de ilegales e ilegítimas, patrocinadas por potencias extranjeras.

Cuando nuestro presidente, en lugar de ser derrotado por estas sanciones, organizó la respuesta llamando al pueblo a mostrar su apoyo, entre el 10 y el 14 de enero, en cuatro días, el gobierno y la población se movilizaron espontáneamente en todo el territorio. Cerca de 4 millones de ciudadanos se movilizaron para manifestar espontáneamente su apoyo al gobierno. Durante más de 30 años que hacemos elecciones con campañas electorales, con el dinero invertido en ellas, ningún presidente ha logrado movilizar más de 2 millones de votantes. Son 3,7 a 4 millones de ciudadanos que se han movilizado para mostrar su apoyo al gobierno, de manera espontánea.

Creo que no se logró el efecto buscado por ECOWAS y quienes estaban detrás de estas sanciones, que era aislar, desestabilizar al gobierno. Sus decisiones tuvieron el efecto contrario porque el pueblo, como un solo hombre, se puso de pie para decir 'no', para decir que este gobierno está trabajando en la dirección que él apoya. Porque ven los resultados en términos de seguridad, en materia económica y financiera, en términos de cohesión social, en términos de diplomacia, en términos de cosmovisión, un buen análisis de las situaciones geopolíticas en el mundo de tal manera que el Estado maliense, el pueblo maliense, puede ocupar el lugar que le corresponde en el concierto de las naciones africanas y del mundo. Así que los malienses deben mantener la esperanza y confiar en su gobierno.

Patriotas a la cabeza del estado maliense

Nuestros amigos, incluida Turquía, deben saber que hoy al frente del Estado maliense hay patriotas que están dispuestos a cooperar con todos los países que puedan ayudarlo a asumir sus misiones, que son las que restauran la dignidad de los malienses.

El Presidente de la Transición ha vivido personalmente todos los apuñalamientos contra nuestro ejército

El presidente de la Transición, el coronel Assimi Goïta, hoy al frente del Estado, es un oficial, joven, es cierto, pero como les dije, pasó 18 de sus 38 años en el teatro de operaciones militares. Es el jefe de las fuerzas especiales antiterroristas. Y así todas las traiciones, todos los golpes bajos, todas las puñaladas que ha sufrido nuestro ejército en los últimos nueve años, las ha vivido personalmente con sus compañeros. Y hoy, el pueblo maliense confía en él y confía en el gobierno que dirige.

Preguntamos a nuestros amigos de Turquía, a los que además agradecemos su atención (el hecho de darnos la palabra demuestra que queréis escuchar una historia diferente a la que se está extendiendo por Europa), también les agradecemos su atención y decir que contamos con ellos también, como país musulmán, país hermano y país socio. La alianza entre nuestros dos países debe ser ganar-ganar porque eso es lo que dura y hoy. Varias empresas turcas, creo, tienen su lugar en Malí.

Nosotros mismos nos hemos planteado realizar un viaje de trabajo a Turquía con varios ministros, para explorar las áreas de cooperación que podamos identificar para que Turquía, como todas las grandes potencias emergentes, ocupe el lugar que le corresponde en la República de Malí, con otros amigos de nuestro país.

Fuente:https://uwidata.com/23494-malian-pm-france-exercises-political-media-and-diplomatic-terrorism-against-our-government/

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue