Libros Recomendados

Alvaro Colombres Garmendia

La Cámara de Representantes de Estados Unidos pidió la creación de una oficina permanente dentro del Ministerio de Defensa que investigue, analice y comparta públicamente la actividad extraterrestre y reporte sus hallazgos anualmente al Congreso.

Imagen de uno de los videos sobre ovnis desclasificados por el Pentágono. 28 de abril 2020.

La propuesta, realizada por el legislador Rubén Gallego, un demócrata de Arizona y veterano de guerra del Cuerpo de Marines, fue incluida en el presupuesto de Defensa Nacional del 2022 y solicita el establecimiento en no más de 180 días desde la firma de la ley, de una oficina dentro del ministerio de defensa para llevar a cabo las tareas que actualmente cumple el Grupo de trabajo sobre fenómenos aéreos no identificados (UAP por sus siglas en inglés).

Dicha oficina tendrá las siguientes tareas:

  1. Desarrollar un procedimiento para estandarizar y sincronizar la documentación, reporte y análisis de todos aquellos fenómenos aéreos no identificados.
  2. Crear una base de datos centralizada para que todas las diferentes dependencias militares puedan reportar de actividad extraterrestre en un mismo repositorio.
  3. Realizar una evaluación del riesgo que presentan estos fenómenos al gobierno de los Estados Unidos.
  4. Si es necesario, la oficina deberá coordinar con otras agencias federales.
  5. Compartir la información con los aliados de Estados Unidos para poder hacer un mejor análisis de estos fenómenos.
  6. Examinar si existe alguna relación entre las actividades aéreas no identificadas y gobiernos de otros países, este ítem se refiere a la posibilidad de que los fenómenos observados sean 'tecnología' militar secreta de algún gobierno adversario a los Estados Unidos.
    La propuesta también requiere que la oficina entregue un informe al Congreso una vez al año durante los próximos cinco años e incluso solicita "una actualización de cualquier esfuerzo en curso sobre la capacidad de capturar o explotar fenómenos aéreos no identificados descubiertos".
    La Cámara aprobó con amplia mayoría el presupuesto del Departamento de Defensa que incluye la creación de la oficina para investigar los UAP. No obstante, el senado no adoptó esta propuesta.
    En cambio, los senadores propusieron aumentar el presupuesto para continuar investigando la vida extraterrestre pero de manera confidencial, es decir que la documentación y posteriores informes no sean de conocimiento público.

Ahora que el proyecto de ley fue aprobado por la Cámara el pasado 23 de septiembre, se espera que el senado lo revise y vote en consecuencia.

La propuesta de la Cámara llega poco tiempo después de que el Pentágono hiciera público imágenes tomadas por miembros de la fuerza aérea estadounidense en las que se observan objetos voladores cuyo comportamiento no puede ser explicado con la tecnología que conocen los seres humanos actualmente.

La desclasificación de tales imágenes se hizo a pedido del expresidente Donald Trump que incluyó la solicitud en una de las leyes de emergencia durante la pandemia.

John Ratcliffe que dirigía la Oficina del Director de Inteligencia Nacional en ese momento, dijo que las imágenes que vio la gente son apenas la punta de un iceberg.

"Francamente, hay muchos más avistamientos de los que se han hecho públicos", dijo el exlegislador.

"Algunos de ellos han sido desclasificados. Y cuando hablamos de avistamientos, estamos hablando de objetos que han sido vistos por pilotos de la marina o de la fuerza aérea, o que han sido captados por imágenes de satélite, que francamente realizan acciones que son difíciles de explicar, movimientos que son difíciles de replicar, para los que no tenemos la tecnología. O que viajen a velocidades que superan la barrera del sonido sin que se produzca un estampido sónico".

Los avistamientos de fenómenos extraterrestres han ganado terreno en la sociedad principal y dejó de ser un tabú.

Recientemente, la popular cantante Demi Lovato declaró haber tenido un encuentro con vidas extraterrestres en el Parque Joshua Tree ubicado en el desierto de California.

Luego de su experiencia sobrenatural, Lovato comenzó a visitar diferentes lugares en los Estados Unidos considerados 'portales' para documentar sus encuentros con los extraterrestres y lanzó un programa de TV.

Encuesta: el 65 % de estadounidenses creen en extraterrestres

El pasado 25 de junio, el Pentágono admitió en un informe la existencia de fenómenos aéreos cuya causa u origen no pueden explicar.

En 1947, un objeto volador no identificado se estrelló a unos kilómetros de Roswell en el estado de Nuevo Mexico (EE.UU.). Desde entonces, la ciudad se ha considerado la capital mundial del fenómeno ovni.

Cada año, miles de personas llegan hasta el lugar y el interés se ha renovado durante 2021 debido al último informe del Pentágono en el que admitió la existencia de fenómenos aéreos cuya causa u origen no pueden explicar.

Aunque Roswell es un municipio de tan solo 50.000 habitantes es bastante conocido a nivel internacional y a menudo está lleno de curiosos turistas.

Chuck, el dueño de una de las tiendas más concurridas de la localidad, comenta que ha conocido personas provenientes de varios países. "He conocido a gente de todo el mundo: Japón, China, Australia, Inglaterra. Recuerdo a una pareja que tenía un marcado acento ruso y cuando dijeron quiénes eran y de dónde venían, nunca había oído hablar de ese país".

El peregrinaje lleva celebrándose hace décadas, desde el incidente ocurrido en 1947, cuando el objeto desconocido se estrelló en un rancho cercano. Lo que se describió en un principio como un platillo volador, después fue desmentido por el Ejército, que desde entonces ha dado diferentes versiones de lo ocurrido.

Quienes siguen la narrativa oficial creen que fue un proyecto secreto posteriormente desclasificado producto de la Guerra Fría. Para los ufólogos y sus fieles, no son más que tapaderas gubernamentales al descubrimiento de una nave alienígena e incluso cuerpos extraterrestres.

Jhon Kasanovich, uno de los asistentes a la peregrinación, asegura haber visto cosas. "Cuando estaba en tercer grado, estaba afuera jugando fútbol, vi una gran luz que estaba sobre el parque donde vivía y corrí, y volví al día siguiente, y había un gran anillo en el césped. Nadie pude explicarme qué era", comentó.

La fiebre por los ovnis en Roswell está en todas partes, incluso, puede encontrarse iconografía extraterrestre en la bandera y el emblema de la ciudad. La verdad está ahí fuera, dicen los creyentes, sin embargo, para los escépticos la verdad es que ser la meca mundial de los extraterrestres supone uno de los principales sustentos económicos de la zona.

No en vano, el último festival internacional de los ovnis ha dejado, en apenas cuatro días, la visita de 20.000 personas y un impacto económico de medio millón de dólares, según los organizadores, aunque otras fuentes creen que ha sido menor debido a la pandemia. Sin embargo, son cifras significativas que en la ciudad atribuyen, en buena parte, al interés renovado fruto del último informe del Pentágono sobre este tema, publicado el pasado 25 de junio.

En el reporte, EE.UU. vuelve a asegurar que no ha encontrado evidencia de tecnología alienígena en más de un centenar de incidentes analizados, pero tampoco ha podido descartarla.

Las posibles explicaciones van desde basura aérea, fenómenos atmosféricos, hasta sistemas de potencias adversarias como China o Rusia. No obstante, han mantenido un anexo sin desclasificar.

El informe de nueve páginas "esencialmente no dijo nada que no hubiésemos sabido y [que] el público en general también lo supiera. Entonces, no es nada", sostuvo Frank Kimbler, profesor asociado de ciencias del aire. "Ahora, me encantaría ver lo que han devuelto al Congreso. Había una parte secreta y me encantaría ver esa parte. Ahora bien, ¿por qué hay una parte secreta? Esa es mi mayor pregunta", cuestionó el experto.

Por su parte, Donald Schmitt, investigador y autor de 'best sellers', menciona que ya habían "predicho que no sería nada. Que no iban a admitir ningún detalle sobre la realidad del fenómeno, pero una cosa que sí fue muy crucial que mencionaron es que es real. Que el fenómeno ovni es real". Además, "quitaron el estigma, ya no podemos reírnos de esto. Tal y como puedo decir abiertamente que lo estamos investigando tanto como ellos", agregó.

Según una encuesta realizada durante los días previos a la publicación del informe, aproximadamente el 65 % estadounidenses creen en los extraterrestres. Sin embargo, la mayoría no consideran que los ovnis supongan una gran amenaza a la seguridad nacional. Mientras, un notable 51 % está convencido de que los incidentes reportados por el Ejército son una probable evidencia de que existe vida inteligente fuera de nuestro planeta.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue