Libros Recomendados

Una empresa secreta de vigilancia israelí, financiada desde EE.UU., es capaz de piratear aplicaciones cifradas como WhatsApp o Signal, advierte un artículo de Forbes publicado la semana pasada.

Paragon Solutions no tiene un sitio web, y tampoco hay mucha información sobre la empresa en Internet, pero, según LinkedIn, la compañía cuenta con más de 50 empleados. Fuentes del sector consultadas por Forbes sostienen que el producto de la 'startup' de vigilancia, fundada en 2019 y con sede en Tel Aviv, supuestamente le dará a la Policía el poder de acceder de forma remota a las comunicaciones cifradas de mensajería instantánea, como WhatsApp, Signal, Facebook Messenger o Gmail. Un ejecutivo de la industria precisó que el 'software' también promete obtener un acceso más duradero a un dispositivo, incluso cuando se reinicia. El producto espía supuestamente piratea aplicaciones de mensajería utilizando vulnerabilidades en las formas principales en que opera el 'software'.

El cofundador, director y accionista principal de la empresa es Ehud Schneorson, excomandante de la Unidad 8200, una división del Cuerpo de Inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel. Los otros cofundadores —el director ejecutivo Idan Nurick, el director de tecnología Igor Bogudlov y el vicepresidente de investigación Liad Avraham— son exespías israelíes, mientras que el director cofundador y ex primer ministro del país hebreo Ehud Barak también forma parte de la junta. Por otro lado, la empresa cuenta con al menos un importante patrocinador financiero estadounidense: Battery Ventures, con sede en Boston (Massachusetts).

Expertos de la industria estiman que Paragon está tratando de diferenciarse de otros proveedores con su nuevo programa. Así, un alto ejecutivo de la firma aseguró que la compañía solo vendería sus productos de vigilancia a países que cumplan con las normas internacionales y respeten los derechos y libertades fundamentales, mientras que —afirma—la entidad por ahora no tiene clientes. Asimismo, la empresa supuestamente promete acceso a aplicaciones de mensajería instantánea en un dispositivo, en lugar de un control completo de todo el teléfono.

La polémica por el 'malware' Pegasus

La noticia llega en medio del escándalo en torno al 'malware' Pegasus, desarrollado por la empresa de vigilancia israelí NSO Group. Una investigación conjunta de 17 medios de comunicación reveló en julio que el 'software' espía —cuya licencia es vendida por NSO Group a Gobiernos para que rastreen a terroristas y grandes criminales—, había sido utilizado para 'hackear' los teléfonos inteligentes de periodistas, activistas, ejecutivos de negocios y políticos de diferentes países.

El documento precisa que al menos 50.000 dispositivos han sido infectados en todo el mundo y que se cree que el 'malware' es capaz de robar toda la información de un 'smartphone', incluidos nombres y números de teléfono de cada contacto, mensajes de texto y de redes sociales, correos electrónicos, etc.

La participación del Mossad en el escándalo del software Pegasus

Norman Lester

El caso de software espía de Israel NSO Group, Pegasus, ha estado en los titulares de todo el mundo durante la semana pasada. Los teléfonos inteligentes de cientos de estadistas, periodistas, activistas de derechos humanos y opositores políticos han sido infiltrados por estados autoritarios.

¿Es posible que NSO Group opere independientemente del gobierno israelí? Hasta ahora, solo  The Washington Post y  The Guardian realmente se interesó en el asunto. Fuentes dentro de los servicios de inteligencia de EE. UU. y Europa le dijeron al Post que el Grupo NSO proporciona al gobierno israelí información sobre sus clientes e inteligencia sobre individuos específicos. Normal ... los fundadores de NSO son todos alumnos de la Unidad 8200, la formación de élite de los servicios de espionaje electrónico de Israel. ¿Quién creerá que ya no tiene relación con sus antiguos compañeros y ex superiores? La información que recopila el software Pegasus es la misma información que las agencias de inteligencia de todo el mundo recopilan sobre sus objetivos.

Además, el gobierno israelí conoce a los clientes de NSO, ya que otorga las autorizaciones de exportación requeridas para sus productos. Israel permitió así que el Grupo NSO vendiera Pegasus a los saudíes. Un acuerdo por valor de al menos $ 55 millones. Aunque, hasta hace poco, Israel y Arabia Saudita eran enemigos.

Según  The Guardian , NSO Group prohibió a Arabia Saudita usar Pegasus luego del asesinato del columnista Jamal Khashoggi en 2018. Pero los saudíes pudieron reanudar la vigilancia electrónica de sus oponentes después de que el gobierno israelí ordenó a NSO que continuara proporcionándoles el software. Así, los servicios secretos sauditas pudieron piratear a decenas de periodistas de Al Jazeera, la red mundial de noticias de televisión de Qatar, que no es muy popular en Riad.

Además de Arabia Saudita, Israel ha autorizado a Azerbaiyán, Bahrein, Hungría, Kazajstán, Ruanda y los Emiratos Árabes Unidos para utilizar Pegasus. Todos países cuyos gobiernos respetan escrupulosamente la libertad de prensa y los derechos humanos ...

Los expertos en inteligencia creen que la relación entre las empresas privadas israelíes de tecnología digital, como el Grupo NSO y los servicios de seguridad del país, es tan cercana como la de Rusia y China con sus contrapartes.

¿Qué pasa con los estadounidenses en todo esto? El exdiplomático francés  Gérard Araud cree que Pegasus está actuando como una “ puerta trasera ”, tanto para el Mossad como para la CIA, para obtener la información robada. El ex embajador francés en Washington trabajó brevemente como consultor para NSO Group en 2019. Afirma que tres estadounidenses con vínculos con la CIA estaban entonces en la junta asesora del grupo y se negaron a que se usara Pegasus para apuntar a números de teléfono.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue