Libros Recomendados

Andrew Korybko

La Nueva Guerra Fría ha llegado oficialmente a Europa Central después de que el cardenal gris polaco Jaroslaw Kaczynski condenara enérgicamente a su supuesto aliado, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, por la postura escéptica de este último hacia el incidente de Bucha y su negativa a apoyar a Kiev contra Moscú. El hombre más poderoso de Polonia dijo que “mi evaluación es inequívocamente negativa; debo admitir que todo es muy triste. Cuando Orbán dice que no puede ver lo que pasó en Bucha, hay que aconsejarle que vaya al oftalmólogo. No podemos cooperar como lo hicimos en el pasado si esto continúa”.

Esta fuerte condena se produce después de que el partido gobernante "Ley y Justicia" (PiS por su abreviatura en polaco) de Kaczynski sacrificó sus credenciales conservadoras-nacionalistas al revertir su postura anti-refugiados y aceptar literalmente a millones de esas personas de la vecina Ucrania. El primer ministro Mateusz Morawiecki también se jactó de cómo Polonia estableció el estándar mundial para la rusofobia. Polonia ha hecho todo lo posible para posicionarse como el aliado más leal y antirruso de Estados Unidos en el continente, lo que contrasta con la posición equilibrada de Hungría.

El ejemplo conservador-multipolar de Orban expone a Kaczynski como un fraude liberal-globalista, de ahí que el ideólogo polaco arremeta contra su supuesto aliado. Se siente incómodo por todo lo que hace el líder húngaro, ya que solo sirve para llamar la atención de sus seguidores sobre cómo el PiS acaba de sacrificar todo lo que representaba. Los polacos que votaron por el partido gobernante no esperaban que se transformara en uno liberal-globalista; de lo contrario, habrían emitido su voto en el verano de 2020 para el representante de la oposición estadounidense-alemana "Plataforma Cívica" (PO por su abreviatura polaca). .

Aunque las próximas elecciones polacas no son hasta el otoño de 2023, Kaczynski probablemente ya se dio cuenta de que el PiS probablemente perdería si su base "desertara" votando por partidos nacionalistas verdaderamente conservadores como una señal de protesta contra el hecho de que el partido gobernante se vuelve prácticamente indistinguible hoy en día del partido. oposición liberal-globalista en la mayoría de los temas, excepto en temas socioculturales muy sensibles como el aborto. Los observadores tienen razón al considerar la condena del cardenal gris a su supuesto aliado como una traición, ya que, de hecho, apuñaló a Orban por la espalda en nombre de sus patrocinadores estadounidenses.

Kaczynski ya no necesita cooperar con Orban ya que él ya abandonó de facto los objetivos conservadores-nacionalistas que, según él, estaban trabajando juntos para lograr en Europa. Ambos países querían consolidar el espacio de Europa Central y del Este (CEE) bajo su influencia ideológica para restablecer el equilibrio en la UE después de que sus miembros liberales-globalistas de Europa Occidental comenzaran a ejercer una influencia desproporcionada sobre el bloque y explotaran esto para entrometerse en los asuntos internos de los países la CEE.

Ahora que el hombre más poderoso de Polonia se ha vendido a esos mismos liberales globalistas como parte de su intento de "comprometerse" con ellos con la expectativa de que aliviarán parte de la presión que han ejercido sobre su país en los últimos años, no hay motivo para que siga trabajando junto a Orban. Es dudoso que el líder húngaro acepte seguir cooperando con Polonia a este respecto, ya que probablemente ya se dio cuenta de que la única esperanza para todos los sinceros creyentes regionales en la visión conservadora-nacionalista acaba de pasar a los liberales-globalistas.

En pocas palabras, Kaczynski acaba de convertirse en el enemigo ideológico de Orban . No puede tolerar el ejemplo verdaderamente conservador-multipolar del líder húngaro que, en virtud de su ser, expone a la persona más poderosa de Polonia como un fraude liberal-globalista. Por eso acaba de apuñalar por la espalda a su supuesto aliado al condenarlo públicamente, sabiendo que esto quemará los puentes que se construyeron entre sus dos países. Sin embargo, a Kaczynski podría importarle menos, ya que ya no tiene ningún deseo sincero de continuar con su visión conjunta conservadora-nacionalista para Europa después de venderse a la élite liberal-globalista del bloque.

"Racismo e hipocresía": Amnistía Internacional acusa a Polonia de detener arbitrariamente a refugiados y abusar de ellos

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha acusado a Polonia de detener arbitrariamente a refugiados y de abusar de muchos de ellos, según un comunicado publicado este lunes en su página web.

Concretamente, el organismo indica que las autoridades polacas han arrestado de forma arbitraria a casi 2.000 personas solicitantes de asilo que en 2021 entraron desde Bielorrusia, sometiendo a muchas de ellas a abusos, incluidos registros corporales sin ropa en centros insalubres y masificados.

Según AI, en la frontera polaca los migrantes se encuentran con vallas de alambre de púas y muchos son devueltos de forma sumaria, algunos de ellos bajo la amenaza de armas de fuego y el uso excesivo de la fuerza. En ocasiones, los guardias les obligan a firmar documentos en polaco que, sospechan, incluyen datos autoinculpatorios para justificar su devolución.

Tratos abusivos

Los que evitan la devolución forzosa, son detenidos de manera automática sin evaluar la situación individual de cada persona y el impacto que la detención podría tener en su salud física y mental. Tras esto, se les recluye durante largos períodos de tiempo en centros de detención donde conviven hasta 24 personas en salas de apenas ocho metros cuadrados.

Allí los guardias les someten a tratos abusivos, como sedación forzada y disparos de armas Taser, según la ONG. También se les niega el contacto con el mundo exterior, apenas tienen intimidad y disponen de un acceso limitado a instalaciones de aseo, profesionales médicos, psicólogos o asistencia jurídica.

"Este trato violento y degradante contrasta enormemente con la cálida bienvenida que Polonia brinda a las personas desplazadas que llegan desde Ucrania", aseveró Jelena Sesar, Investigadora regional de Amnistía Internacional.

En este sentido, indicó que la conducta de las autoridades polacas "denota racismo e hipocresía". "Polonia debe extender la admirable compasión que muestra hacia quienes entran en el país desde Ucrania a todas las personas que cruzan sus fronteras en busca de seguridad", añadió.

"Bienvenidos a Guantánamo"

De acuerdo con los testimonios de refugiados que han hablado con el personal de la organización, al llegar al centro de detención de Wedrzyn, que forma parte de una base militar activa, los guardias les decían "bienvenidos a Guantánamo". Además, la mayoría de días les despertaban con sonidos de tanques y helicópteros seguidos de disparos y explosiones.

Por su parte, los solicitantes de asilo del centro de detención de Lesznowola denunciaron que se les daba un trato inhumano, ya que el personal los llamaba por su número de expediente en lugar de por su nombre y les aplicaban castigos excesivos, como el aislamiento, por pedir una toalla o más comida. Casi todos ellos aseguran que fueron víctimas de insultos, comentarios racistas y otras prácticas que demuestran malos tratos psicológicos.

Además, los voluntarios y activistas no tienen acceso a la frontera entre Polonia y Bielorrusia, y algunos de los que trataron de facilitar asistencia vital a los refugiados el mes pasado fueron detenidos y ahora se enfrentan a "cargos potencialmente graves", aseguran desde AI.

"El Gobierno polaco debe detener inmediatamente las devoluciones sumarias, que son ilegales, no importa cómo trate de justificarlas", continuó Sesar. "La comunidad internacional, y especialmente la UE, debe exigir que las personas atrapadas en la frontera de Polonia con Bielorrusia reciban el mismo acceso a territorio de la Unión que cualquier otro grupo que busque refugio en Europa", concluyó.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero

El Tiempo por Meteoblue