El diputado opositor venezolano Juan Guaidó se encuentra en el Reino Unido, donde este martes sostiene una reunión con el secretario de Estado para Relaciones Exteriores de ese país, Dominic Raab, según ha informado su departamento de prensa.

En el encuentro, donde también participa el ministro para Europa y América, Christopher Pincher, y parte de los enviados de Guaidó a varios países, el diputado agradeció al Reino Unido haber "llevado la batuta en las sanciones contra el régimen usurpador" y su "aporte de 44,5 millones de libras esterlinas (unos 58 millones de dólares) destinadas a suministro de agua y medicinas en Venezuela".

El 'autoproclamado' presidente informó que se "pactó una cooperación más estrecha para combatir la corrupción y detener el enriquecimiento de la dictadura de Maduro", consistente en "más apoyo a inteligencia financiera para encontrar bienes robados" y la aplicación de la ley 'Global Magnitsky sobre Responsabilidad de Derechos Humanos',que persigue a extranjeros acusados por EE.UU. de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

En la reunión nuevamente planteó el tema de una "elección presidencial libre" en "corto plazo" como "solución real" a la "crisis en Venezuela", a pesar de que el periodo constitucional del presidente Nicolás Maduro concluye en 2025.

Londres ha apoyado a Guaidó desde su autoproclamación como "presidente encargado" hace casi un año.

"Transición rápida"

"Contamos con su apoyo en la transición rápida y pacífica", agregó el diputado opositor.

En el Reino Unido, país aliado del Gobierno de Donald Trump y próximo a abandonar la Unión Europea (UE), Guaidó también participará en un encuentro con venezolanos en Londres, a las 5:30 de la tarde (hora local).

En las redes han sido publicadas imágenes de manifestantes apostados en los alrededores de Downing Street, una calle londinense donde se encuentran la residencia oficial del primer ministro del Reino Unido, que gritan: "Manos fuera de Venezuela", en rechazo a la visita del parlamentario.

El Banco de Inglaterra, por petición del diputado opositor, mantiene bajo su poder 31 toneladas de lingotes de oro, con un valor de 1.200 millones de dólares, que le pertenecen al Estado venezolano y que la institución se niega a entregar.

Otros encuentros confirmados

Pese a que el diputado tiene prohibición de salida del territorio venezolano y unas siete investigaciones abiertas por el Ministerio Público venezolano, viajó sorpresivamente el pasado fin de semana a Colombia, donde se reunió con el presidente de ese país, Iván Duque, y con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Se tiene previsto que esta semana sostenga encuentros con otros líderes europeos, aunque su agenda no ha sido detallada. De momento, en España se reunirá con la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González, y en Bruselas (Bélgica) con el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell. Además, se espera que Guaidó asista el jueves al Foro Económico de Davos (Suiza).

Madrid confirma que Guaidó solo será recibido por una ministra

MADRID (Sputnik) — La portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, confirmó que el autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se desplazará en los próximos días a España para mantener un encuentro con la nueva ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

"La ministra de Exteriores será la encargada de recibir la visita del presidente interino Guaidó", dijo en rueda de prensa Montero, que por el momento no precisó la fecha exacta de la visita. 

La portavoz gubernamental explicó que pese a la entrada en el Gobierno de la formación izquierdista Unidas Podemos —que calificó al líder opositor como un golpista—, Madrid sigue reconociendo a Guaidó como presidente interino.

"Guaidó es el presidente interino y este Gobierno lo que sigue pidiendo es la celebración de las elecciones en Venezuela, que se activen los procedimientos democráticos para que el pueblo venezolano tome la palabra", añadió Montero.

En las últimas horas la prensa española especuló con la posibilidad de que Guaidó pudiera hacer una parada en España en el marco de su visita a Europa para reunirse el 22 de enero con el alto representante para la política exterior europea, Josep Borrell, que hasta hace unas semanas era el canciller español.

"Estoy perfectamente dispuesta a recibirle y a discutir sobre cómo puede España, como parte de la Unión Europea, contribuir a una solución", dijo este 21 de enero la actual canciller española, Arancha González de Laya, tras ser preguntada por la posibilidad de un encuentro.

Finalmente, la portavoz del Gobierno confirmó este 21 de enero que habrá un encuentro, aunque todavía se desconocen los detalles concretos de la cita.

Según publican medios españoles, el primer hueco libre en la agenda de Arancha González se encuentra en la jornada del 25 de enero, cuando está prevista su vuelta de un viaje a Argelia.

Análisis: ¿Por qué EEUU construyó una gira internacional a Juan Guaidó?

Marco Teruggi

Estados Unidos organizó una gira internacional al opositor venezolano Juan Guaidó con primer punto en Colombia. En Europa, Guaidó participa de varios encuentros. ¿Cuál es el objetivo de la gira y por qué sucede en este momento?

Guaidó hizo su aparición en Colombia al lado del presidente del país, Iván Duque. El viaje a Bogotá de quien fuera presidente de la Asamblea Nacional (AN) no estaba anunciado y fue presentado por los medios que lo respaldan como un triunfo debido a que se encontraba prohibido de salir de Venezuela.

La primera foto fue junto a Duque y la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, donde se vio a Guaidó caminando por una alfombra roja para darle la mano al presidente de Colombia desde un escalón más abajo, y luego sentarse en una sala sin protocolos presidenciales. Las fotos no son un detalle en política, en particular en el caso de Guaidó y su crisis.

"Es importante entender que toda la legitimidad de Guiadó se sostiene sobre el reconocimiento internacional, sobre tener 'fotos de presidente'. Y en el contexto de perder la presencia en la AN, estas fotos son muletas para mantenerlo en las noticias como presidente (autoproclamado de Venezuela)", dijo a Sputnik la abogada venezolana Ana Cristina Bracho, magíster en Derecho Público y Derechos Fundamentales.

El objetivo de la foto fue logrado al llegar a Colombia, y reforzado con el momento más importante para la narrativa construida alrededor de Guaidó: el encuentro con el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y el encargado especial para Venezuela por parte de EEUU, Elliot Abrams.

Guaidó apareció así en la palestra internacional con quienes conducen y financian la estrategia contra Venezuela, es decir, le dicen qué y cuándo hacer las cosas. Una imagen fotografiada, sin embargo, con sonrisas en tiempos de crisis.

El retroceso de Juan Guaidó

La llegada de Guaidó a Colombia sucede en un momento de profunda crisis de la oposición venezolana. El punto principal de quiebre fue el 5 de enero, cuando Guaidó perdió la Presidencia del Poder Legislativo, pese a haberse autoproclamado al cargo desde afuera del Parlamento.

"Perdió la AN, fracasó en sus convocatorias a la oposición y quedó reducido a realizar asambleas no oficiales fuera de la zona parlamentaria, mientras sus partidos aliados se derrumban por las fracturas que se les acumulan", destacó la abogada.

La imagen de Guaidó se encuentra en su momento más negativo dentro del país. Esa crisis se gestó durante los últimos meses debido a varios escándalos de corrupción, y sobre todo por la incapacidad de traducir los anuncios en actos: Guaidó vendió una promesa de victoria que nunca sucedió y gran parte de quienes le creyeron se desilusionaron.

Ya no es el dirigente emergente autoproclamado presidente encargado de Venezuela el 23 de enero del año pasado, proyectado a través de una poderosa maquinaria política, mediática y económica. No logra movilizar a las bases opositoras dentro del país, ya no preside el Poder Legislativo, ha perdido credibilidad, su ficción de gobierno quedó desnuda.

Lo que preserva aún a Guaidó es el apoyo internacional de quienes conducen la operación golpista contra el Gobierno venezolano, es decir EEUU, que tiene en Colombia una de sus bases principales de operaciones para desplegar las acciones contra el país vecino.

El factor Colombia

Guaidó estuvo acompañado en Bogotá de otros dirigentes como Julio Borges, prófugo de la Justicia por su participación en el intento de asesinato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en agosto del 2018.

Borges, así como varios dirigentes buscados por la Justicia venezolana, reside en Colombia, país que Bracho caracteriza como "fundamental para la oposición", y como "enclave estadounidense que tiene relevancia hasta en los futuros conflictos de la OTAN con Irak, donde se espera que Colombia apoye activamente".

El territorio colombiano ha sido plataforma de operaciones contra Venezuela en los casos más importantes de ataques recientes: allí se entrenaron quienes intentaron asesinar a Maduro, y desde allí fue puesta en marcha la operación para intentar ingresar a Venezuela por la fuerza el pasado 23 de febrero, contando con la presencia del vicepresidente de EEUU, Mike Pence, en el mismo territorio fronterizo.

Aquella oportunidad fue la única vez en que Guaidó salió de Venezuela. Su cruce de frontera, presentado en sus redes como obra de su valentía, fue en realidad producto de su alianza con paramilitares colombianos de la zona de frontera, el grupo Los Rastrojos, aliados a su vez al Gobierno de Colombia.

¿Qué puede hacer EEUU contra Venezuela?

La ida de Guaidó a Colombia le brinda un momento breve de noticias y fotografías, pero no resuelve el problema principal: ¿qué hacer para que la estrategia golpista funcione en Venezuela luego de sucesivas derrotas? La respuesta a esa pregunta no depende de Guaidó, ni de Borges, ni de los factores venezolanos de la derecha, sino de EEUU.

"Estados Unidos puede intentar varias cosas, de hecho, esa es una de las afirmaciones que ha mantenido Washington", analiza Bracho.

La narrativa del Gobierno estadounidense ha sido la de afirmar que todas las opciones están sobre la mesa, aunque la posibilidad militar ha quedado relegada por varios voceros de la administración, incluido el mismo Pompeo.

¿Qué puede entonces intentar EEUU? "Hay que considerar cuál es la debilidad en la que se encuentra Estados Unidos entre el impeachment y los debates que enfrentan al Congreso y al Ejecutivo por las últimas acciones sobre Irán", explica la abogada venezolana.

Las elecciones en EEUU

Washington enfrenta un problema de tiempo: mientras sus operaciones vía Guaidó y grupos armados no dan los resultados esperados, la política en Venezuela se encamina hacia el escenario de las elecciones legislativas previstas constitucionalmente para el 2020.

Ese horizonte cercano electoral es impulsado tanto por el chavismo como por un sector cada vez más numeroso de la oposición que se despegó de la estrategia conducida desde EEUU. El objetivo es lograr un acuerdo político para la contienda, lo que tiene como primer punto lograr un Consejo Nacional Electoral renovado. Una vez dado ese paso serían convocadas las elecciones, un llamado que dividirá aún más a los partidos que aún se mantienen alrededor de estrategia dirigida desde EEUU.

Estados Unidos enfrenta así una crisis sostenida en Venezuela. La gira internacional que le han construido a Guaidó busca darle oxígeno político, mostrándolo no solamente junto a Duque y Pompeo sino también junto a, por ejemplo, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josef Borrell.

La pregunta principal sigue sobre la mesa: ¿cómo piensa EEUU resolver su operación en Venezuela para derrocar al Gobierno? El presidente Nicolás Maduro, por su parte, ha expresado su voluntad y predisposición a dialogar, descartando la idea de que deje el poder político para formar un "gobierno de transición", como lo nombra Washington.

"Yo creo que Mike Pompeo ha fracasado en Venezuela y es responsable del fracaso de Donald Trump en su política hacia nuestro país", afirmó Maduro en una reciente entrevista. ¿Seguirá EEUU con la misma estrategia y mayor desesperación? Se sabrá parte de esa respuesta en los próximos días y semanas.