Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Malí acusa a Francia de ocultar las atrocidades cometidas por sus tropas en este país africano, incluido un presunto entierro grupal.

Las fuerzas armadas malienses descubrieron el pasado 22 de abril una fosa común durante una patrulla de combate en los alrededores de la aldea de Gossi, región de Tombuctú, en el noreste de la capital de Malí, Bamako. El Gobierno maliense apunta el dedo acusador a Francia porque cerca del lugar del osario se encontraba hasta hace poco una de las bases de la operación gala llamada Barkhane.

“El Ejército francés miente, fabrica hechos (falsos) para ocultar pozos de minas. Si allí hay fosas comunes, entonces es responsable de eso”, afirmó el jueves, Aboubacar Sidiki Fomba, miembro del Consejo Nacional de Transición (CNT) en una entrevista con la agencia de noticias rusa Sputnik.

Conforme al funcionario del país africano, las autoridades malienses también han dado inicio a una investigación para localizar supuestos residuos radioactivos en la zona que albergaba a tropas francesas.

Con fosas comunes en Mali, Francia busca "ganar en Twitter lo que perdió en el campo de batalla"

A fines de abril comenzaron a circular en las redes sociales impactantes imágenes de fosas comunes en Gossi (Mali), y los medios occidentales, con Francia a la cabeza, buscan instalar la idea de que instructores militares rusos estuvieron involucrados en la masacre. Sin embargo, expertos internacionales coinciden en señalar a la OTAN.

Fotos y videos de cadáveres no identificados difundidos en Twitter desencadenaron una ola de indignación entre los internautas. La prensa local no descarta que entre los restos se encuentren unos pastores desaparecidos el 17 de abril, apenas dos días antes de la retirada del Ejército francés. Según los medios locales, fueron precisamente los militares franceses quienes los secuestraron.

El lugar donde fueron encontrados los cuerpos cubiertos de arena está en la región de Tombuctú, a unos tres kilómetros de distancia de donde se encontraba hasta hace poco una de las bases de la operación francesa Barkhane.

Pese a que los principales sospechosos de la matanza son los franceses, desde los medios de ese país intentan negar la implicación del Ejército galo en el espantoso descubrimiento y lo califican como un "montaje de Rusia".

Guadi Calvo, periodista argentino especializado en Asia, Oriente Medio y África, analiza en diálogo con Sputnik lo ocurrido bajo la premisa de que "Francia es una nación subordinada a Washington" y no duda de que lo ocurrido está relacionado con la "contraofensiva que Rusia está llevando en este momento a cabo en Ucrania contra la OTAN" .

"Francia obedece al patrón. EEUU ha dado la orden de atacar por todos los medios a Rusia, militares y mediáticos. Francia lo puede hacer solamente en lo mediático. Por eso [ocurren] estas denuncias de las masacres protagonizadas por el grupo Wagner que es una empresa de seguridad de origen ruso que ha sido llamada por el Gobierno de Mali para combatir el terrorismo del norte del país", sostiene Calvo.

Por su parte, la politóloga rusa Liu Sivaya coincide: "Lo que vemos en Mali es otra confirmación del hecho de que la guerra contra Rusia ha sido librada por Occidente desde hace mucho tiempo e incluye no solo los métodos convencionales en el territorio de terceros países, sino también los más favorecidos y utilizados por Occidente, los llamados métodos alternativos: económicos y mediáticos".

El analista argentino recuerda que fue Francia la nación que desde el 2012 perseguía el objetivo de erradicar el terrorismo en el país africano y que "evidentemente no lo logró".

Agrega que la nación gala no pudo contener a esos grupos que operaban en el norte del país africano, sino que en estos 10 años de presencia militar de Francia en Mali, "el terrorismo islámico no solamente se fortaleció, sino que se ha expandido por todo el Sahel", incluso llegando a países como Mozambique, la República Democrática del Congo, Nigeria, Níger y Burkina Faso.

"Necesitaban disimular el fracaso, la derrota de Francia en esta nueva aventura colonialista, y qué mejor que buscar un nuevo responsable que en este caso sería Rusia y obedecer las órdenes de los Estados Unidos", concluye Calvo.

Fracaso de la presión económica, apogeo de la hostilidad mediática

Tras la operación especial militar que Rusia lanzó en Ucrania el 24 de febrero con el objetivo de desnazificzar al país y salvar a la población del Donbás, Occidente ha respondido con una catarata de sanciones sectoriales e individuales que tenían como objetivo desestabilizar la economía rusa y lapidar al rublo. Sin embargo, en pocos días la moneda rusa se estabilizó y recuperó su valor frente a la creciente desconfianza que crece en torno al dólar y al euro.

"Intentaron presionar a la economía, pero no lo consiguieron: la cotización del rublo se niveló e incluso subió mientras que el dólar y el euro oscilaron y se desplomaron. Pues bien, como no podían presionar a la economía, lo único que les quedaba era presionar la propaganda con fuerza triplicada", comenta Sivaya a Sputnik.

Tras el fracaso de los golpes económicos, Sivaya ve en la fosa común en Mali una nueva oportunidad de Occidente para demonizar a Rusia: "Así fue que los supuestos crímenes de los militares rusos empezaron a aparecer mágicamente no solo en Ucrania, sino también en otros países. En este sentido, Mali, por desgracia, es probablemente solo el principio. Pronto nuestras 'atrocidades' se encontrarán no solo en diferentes países del mundo, sino tal vez incluso en diferentes épocas del mundo. ¿Por qué no? Encontrarán un antiguo lugar de enterramiento, lo fotografiarán y escribirán 'atrocidades rusas en la antigua Roma'".

El periodista argentino apoya esta mirada: "Francia no entiende mejor cuestión que lavarse las manos, anunciar la retirada de los frentes que operaban en Mali y hacer esta campaña de difamación contra los efectivos de origen ruso que están combatiendo en Mali tratando de solucionar los problemas que generó Francia".

Rusia respalda la decisión de investigar lo ocurrido… ¿y Francia?

La Cancillería rusa difundió un documento en el que acompaña la decisión de las autoridades de Mali de investigar la masacre.

"Apoyamos la decisión de las autoridades malienses de investigar las circunstancias de este crimen de la manera más exhaustiva posible. Esperamos que los autores sean identificados y reciban el castigo que merecen. También confiamos en que París coopere de forma real en la investigación sobre las desapariciones y los asesinatos de ciudadanos malienses", comunicó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El texto agrega que "teniendo en cuenta la tradicional tendencia de los medios franceses, y a menudo de algunos funcionarios europeos, a trasladar la culpa a quien no la tiene, es de suponer que alguien tendrá la tentación de hacer que en el espacio mediático hayan versiones dirigidas contra el Ejército maliense, cuyos éxitos en la limpieza de la república de las amenazas terroristas irritan tanto a París, que no lo ha hecho durante sus años de presencia en Mali".

En tanto, "desde el Gobierno de Francia no se ha emitido ningún comunicado oficial sobre este asunto", publica RTVE.

Por otro lado, la agencia de noticias AP y France24 publicaron el testimonio anónimo de un oficial francés que afirma que se trata de una "campaña de desinformación lanzada contra Francia". En una de las tomas aéreas de la fosa común difundida por el Ejército francés, describen que se ven lo que "parecen ser 10 soldados caucásicos que cubren una docena de cuerpos malienses con arena a cuatro kilómetros de la base militar de Gossi. (...) Se cree que los militares que aparecen en el video son miembros del grupo Wagner".

Sin embargo, las fotos tomadas al mismo tiempo en tierra muestran que se trata de soldados africanos que vuelven a enterrar los cuerpos hallados, mientras que en las imágenes aéreas es prácticamente imposible discernir a las personas que se ven allí.

La salida más fácil, parece ser, es condenar siempre a Rusia, explica Liu Sivaya: "En el sagrado Occidente nadie es culpable de nada, y sus ejércitos pueden actuar con tranquilidad. Después de todo, no importa cómo cometan los crímenes, los medios de comunicación occidentales seguirán diciendo que fue Rusia. ¿Qué más pueden hacer? La operación especial está en marcha, el Donbás está siendo liberado... Esto deja a Occidente con una última baza: ganar en Twitter lo que perdió en el campo de batalla hace tiempo".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS