Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

La presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi, ha declarado que el operativo militar llevado a cabo por Moscú en Ucrania requiere "la respuesta militar más fuerte posible", a la vez que se necesitan "las sanciones más duras" contra Rusia con el fin de "demostrar que esto no es tolerable".

"No deberíamos hacer nada menos ante la amenaza de Rusia", aseguró Pelosi, citada por The New York Times, tras reunirse este lunes con el presidente de Polonia, Andrzej Duda, y otros altos cargos en Varsovia.

Asimismo, la política reveló a través de un comunicado que la delegación del Congreso estadounidense, encabezada por la propia Pelosi, y la parte polaca abordaron durante el encuentro "la centralidad de la asociación entre Estados Unidos y Polonia en la entrega de seguridad, ayuda económica y humanitaria a Ucrania, así como la importancia de reforzar la alianza de la OTAN para contrarrestar la agresión de Putin".

"Nuestros miembros expresaron el compromiso de continuar trabajando juntos para profundizar nuestra relación bilateral y así avanzar en nuestra seguridad mutua", comunicó.

Pelosi calificó a Duda como "un socio valioso para apoyar al pueblo de Ucrania" y aseguró que los miembros de su delegación "expresaron la profunda gratitud de Estados Unidos al Gobierno polaco y al pueblo polaco por abrir sus corazones y hogares a los refugiados ucranianos".

Cabe recordar que el viaje a Polonia fue precedido por la visita a Kiev. Pelosi, junto a la delegación, llegó a la capital ucraniana el pasado fin de semana para reunirse con el presidente del país, Vladímir Zelenski. Según la política, los delegados habían llegado a Kiev para "enviar un mensaje inequívoco y rotundo al mundo entero: EE.UU. está firmemente con Ucrania".

Zelenski, por su parte, conferió a Pelosi la Orden de la Princesa Olga de tercer grado. Dicha condecoración se otorga por una "contribución personal significativa al fortalecimiento de la cooperación" bilateral y el "apoyo a una Ucrania soberana, independiente y democrática".

La visita de Pelosi a Kiev y Varsovia se produjo mientras EE.UU. y otros países de la OTAN continúan suministrando armas a Ucrania para que siga luchando contra Rusia. El pasado jueves, el presidente estadounidense, Joe Biden, solicitó a los legisladores 33.000 millones de dólares más para Kiev, incluidos 20.400 millones en asistencia militar, 8.500 millones en ayuda económica directa y 3.000 millones en ayuda humanitaria.

Oliver Stone considera que EE.UU. podría "estar preparando el escenario para una explosión nuclear" en Donbass y culpar a Rusia 

El cineasta estadounidense Oliver Stone ha compartido este 2 de mayo su análisis sobre los posibles escenarios que Washington podría llevar a cabo en Ucrania para inculpar a Rusia. De acuerdo a la publicación que Stone hizo en su cuenta oficial de Twitter, el cineasta considera que el Gobierno estadounidense sería capaz de organizar un ataque nuclear en Donbass.

El ganador de tres premios Óscar explicó que lleva 8 años siguiendo la situación en Ucrania y recuerda "los incendios en Odesa, la persecución sin derechos legales y asesinatos a periodistas, alcaldes, políticos y ciudadanos", así como las represiones contra partidos opositores.

"Me ha conmocionado el puro odio expresado contra la minoría ruso-ucraniana. Es una historia larga y triste que se desarrolla desde el golpe de Estado de 2014, codiseñado por EE.UU., que despojó a Ucrania de su neutralidad y la convirtió en un vocero antirruso", escribió el cineasta en su 'post', haciendo hincapié en que a pesar de que cerca de "14.000 personas inocentes" fueron asesinadas desde entonces, ninguno de estos crímenes "fue cubierto de manera seria" por los medios de comunicación occidentales.

Stone señaló que durante las últimas semanas Washington y, en concreto, la subsecretaria para Asuntos Políticos del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, ha lanzado advertencias sobre el posible uso de armas nucleares por parte de Rusia en su operativo militar en Ucrania, amenazando que "tendrá que pagar con creces" en el caso de que sucediera.

Este mensaje enseguida fue distribuido a gran escala por los funcionarios de la Administración y medios de comunicación, que promovían la idea de que "Rusia se vuelve nuclear", constató el cineasta. "Todo esto se debe a la reafirmación de Putin respecto la política nuclear de Rusia, que, sin embargo, no es tan agresiva como nuestra postura nuclear", explicó. "Esto me hizo preguntarme, ¿por qué repetir esto una y otra vez?", escribió Stone, revelando la respuesta que él mismo encontró.

"Como resultado, me pregunto, ¿y si Estados Unidos está preparando el escenario para una explosión nuclear de bajo rendimiento, de origen desconocido, en algún lugar de la región de Donbass que mate a miles de ucranianos?", reza la publicación. "Por supuesto, si eso sucediera, Dios no lo quiera, todos los ojos del mundo estarían entrenados, como un perro de Pavlov, para culpar a Rusia. Esa culpa ya se ha establecido de antemano, independientemente de quién haya lanzado el dispositivo", aseguró el cineasta.

"Tenga en mente que es difícil saber de dónde se dispara un dispositivo nuclear, especialmente en una situación de rápido movimiento como esta guerra, en la que parece que Rusia puede ser acusada de cualquier comportamiento, sin importar cuán repugnante sea", continuó.

Stone señaló que es posible que la verdad salga a la luz unos días después, pero remarcó que en este caso "la verdad no es importante", ya que EE.UU. "está llevando a cabo una guerra de percepción con gran habilidad y fuerza contundente".

Según el cineasta, el principal objetivo de Washington consiste en "aislar a China de Rusia", para convertir al país asiático en el siguiente blanco. "Este, creo, es el escenario soñado por los anarquistas neoconservadores en nuestro Gobierno para hacer lo que ellos consideran un mejor 'mundo basado en reglas'", concluyó.

Vandalizan con símbolos nazis y mensajes antirrusos un cementerio de la II Guerra Mundial en Países Bajos

Un cementerio de la Segunda Guerra Mundial ubicado en Nimega, Países Bajos, fue vandalizado con símbolos nazis y mensajes antirrusos, informaron este miércoles medios locales.

En varias imágenes se puede observar cómo los atacantes pintarrajearon paredes y lápidas del cementerio y memorial de guerra Jonkerbos con banderas ucranianas, mensajes antirrusos y símbolos nazis, incluyendo la esvástica y el wolfsangel, insignia de las SS y ahora del regimiento nacionalista ucraniano Azov.

El alcalde de Nimega, Hubert Bruls, calificó el hecho de "repugnante en todos los sentidos" y dijo no comprender cómo "en este día y en este lugar" alguien pudo hacer algo así, en referencia al Día del Recuerdo, jornada en la que se conmemora a todos los civiles y miembros de las Fuerzas Armadas neerlandesas que han muerto en contiendas bélicas o en misiones de mantenimiento de la paz desde el comienzo de la II Guerra Mundial.

El recinto alberga los restos de más de 1.600 soldados aliados, principalmente de la Commonwealth británica, que pelearon durante la Segunda Guerra Mundial. Por ahora ha quedado cerrado al público, mientras las autoridades llevan a cabo una investigación para dar con los responsables.

El pasado marzo, un monumento dedicado en Atenas a los soldados soviéticos caídos durante la liberación de Grecia en la Segunda Guerra Mundial también fue cubierto con pintadas nazis. En el pedestal del conjunto escultórico, los vándalos escribieron con pintura amarilla la palabra 'Azov' y dibujaron el wolfsangel.

Crimen ucraniano contra la cultura

El Ministerio de Cultura de Ucrania está trabajando en la eliminación de la literatura rusa de los fondos de la biblioteca: el gobierno de Kiev está nuevamente involucrado en la "cultura de la cancelación"

Según la jefa adjunta del Ministerio de Cultura de Ucrania, Larisa Petasyuk, en primer lugar, se confiscarán los libros, el contenido tiene como objetivo eliminar la independencia de Ucrania, promover la "guerra", negar la "ocupación temporal" de parte del territorio. de Ucrania, y glorificando a los "ocupantes rusos".

Además de estos libros, se prohibirán los libros cuyas editoriales y autores fueron objeto de sanciones, así como los escritores que apoyaron públicamente la “agresión contra Ucrania”.

Pronto, los estantes vacíos de las bibliotecas ucranianas se harán realidad, y la razón de esto no será la emoción de los lectores locales.

Lula afirma que Zelenski se comporta como si participara en "un espectáculo" y destaca la culpa de EE.UU. y Europa en el conflicto en Ucrania

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, considera que el líder ucraniano, Vladímir Zelenski, "quería la guerra" con Rusia y que se "está avivando el odio" contra el mandatario Vladímir Putin.

"Él [Zelenski] quería la guerra. Si él no quisiese la guerra habría negociado un poco más. Es así. Yo critiqué a Putin cuando estuve en Ciudad de México y dije que fue un error la invasión", comentó el líder del Partido de los Trabajadores en una entrevista con la revista Time, de la que es portada y que lleva como título 'El segundo acto de Lula'.

Respecto al mandatario ucraniano, comentó: "A veces me quedo viendo al presidente de Ucrania en la televisión como si estuviese festejando, siendo aplaudido de pie por todos los parlamentos, ¿sabe? Este tipo es tan responsable como Putin. Porque una guerra no tiene un solo culpable".

Lula destacó que el comportamiento del presidente ucraniano es "un poco extraño". "Parece que forma parte de un espectáculo. Es decir, aparece en la televisión por la mañana, por la tarde, por la noche, aparece en el Parlamento inglés, en el Parlamento alemán, en el Parlamento francés como si estuviera haciendo campaña. Necesitaba estar más preocupado por la mesa de negociaciones", agregó.

El exmandatario, quien el 7 de mayo se inscribirá como candidato a las elecciones presidenciales del próximo octubre, comentó que "las personas están estimulando el odio contra Putin". "¡Eso no va a resolver nada! Es necesario fomentar un acuerdo, pero hay un estímulo [a la confrontación]", destacó.

"Están alentando a este tipo [Zelenski] y luego piensa que es la cereza en su pastel. Deberíamos tener una conversación seria: 'Vale, eras un buen comediante. Pero no hagamos una guerra para que aparezcas en la televisión'. Y deberíamos decirle a Putin: 'Tienes muchas armas, pero no necesitas usarlas en Ucrania. ¡Hablemos!'", dijo en ese contexto.

Asimismo, criticó al presidente de EE.UU., Joe Biden, por no "haber tomado la decisión correcta". "EE.UU. tiene un peso muy grande y podría evitar eso [el conflicto], no alentarlo. Podría haber dicho más, podría haber participado más, Biden podría haber tomado un avión y aterrizado en Moscú para hablar con Putin. Esta es la actitud que se espera de un líder", añadió.

En el marco de la entrevista, Lula destacó que "EE.UU. y la UE también son culpables". "¿Cuál fue el motivo de la invasión a Ucrania? ¿La OTAN? Entonces EE.UU. y Europa deberían haber dicho: 'Ucrania no se unirá a la OTAN'. Esto habría resuelto el problema", afirmó, agregando que la UE podría haber señalado que "ahora no es el momento para Ucrania para unirse" al bloque comunitario. "No tenían que fomentar la confrontación", sostuvo.

En su opinión, hubo "pocas conversaciones" para resolver las discrepancias. "Si quieres la paz, tienes que tener paciencia. Podrían haberse sentado en una mesa de negociaciones durante 10, 15, 20 días, todo el mes, tratando de encontrar una solución", afirmó, haciendo hincapié en que "el diálogo solo funciona cuando se toma en serio".

Lula, de 76 años, consideró que es "urgente y necesario" crear una nueva gobernanza mundial. "La ONU de hoy no representa más nada, no es tomada en serio por los gobernantes", señaló.

"Nunca renuncié a la política"

En otra parte de la entrevista, que fue realizada en marzo, pero publicada ahora, Lula afirma que quedó "muy preocupado" cuando EE.UU. y la Unión Europea reconocieron como presidente de Venezuela a Juan Guaidó.

"No se puede jugar con la democracia. Guaidó para ser presidente de Venezuela tendría que ser elegido", opinó.

Ya en el ámbito nacional, Lula, favorito en las encuestas de cara a las elecciones, asegura que nunca renunció a la política, pero que cuando dejó la Presidencia, a finales del 2010, pensó que no volvería a postularse para el cargo.

"La política está en cada una de mis células, la política está en mi sangre, está en mi cabeza. Porque el problema no es solo la política, el problema es la causa que te lleva a la política", aseveró.

Y continuó: "Cuando salí de la Presidencia en el 2010, efectivamente, no pensaba ser candidato a la Presidencia de la República. Sin embargo, lo que estoy viendo, 12 años después, es que toda la política en beneficio de los pobres (...) todo eso fue destruido, desmantelado".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS