Portada - Últimas noticias

El tenista francés Ugo Humbert dio positivo este martes al covid-19 mientras participaba en el Abierto de Australia, según informó el propio deportista en su cuenta de Twitter. "Ayer di positivo en mi prueba de salida y me quedaré una semana más aislado en Australia", escribió Humbert, quien agradeció a sus seguidores por su apoyo.

Se trata del primer caso de coronavirus en el cuadro principal del torneo. Anteriormente, también contrajo la enfermedad el tenista australiano Bernard Tomic, quien participó en la fase de clasificación para el primer Grand Slam del año.

Hace una semana, Bernard Tomic acudió a la pista para jugar su encuentro de las rondas previas del Abierto de Australia con síntomas de coronavirus. Tuvo que parar el encuentro cuando ya no podía más. «Estoy seguro de que dentro de dos días voy a dar positivo. Te invito a cenar si la prueba sale negativa. Si sale positivo, me invitas tú», le conminó al juez de silla. «No me puedo creer que nadie esté pasando test. Permiten a los jugadores acceder a la pista con test rápidos. No hay pruebas PCR oficiales», se quejaba el canadiense quien, efectivamente, dio positivo un par de días después.

Fue una primera alarma. Este miércoles 19, Alexander Zverev elevaba la voz de nuevo: «Creo que hay algunos jugadores que se contagiaron cuando llegaron. Otros tienen el coronavirus ahora. No estamos pasando ningún test. Nos permiten salir a comer, nos permiten hacer lo que queremos, así que lo normal es que haya más gente contagiada de coronavirus. Si nos hicieran las pruebas, saldrían más positivos de los que hay ahora».

El alemán, según comentó, está tomando sus propias precauciones y manteniéndose en su burbuja para evitar contagios. «Estoy aquí para jugar un torneo y entiendo que hay muchos casos en Melbourne, como hay en toda Australia. No salgo mucho, no he ido a ningún restaurante todavía, tampoco he salido. Solo he estado en el hotel y he salido a las pistas. Estoy haciendo una doble burbuja, por mí mismo, porque no quiero arriesgarme. Quiero hacerlo lo mejor posible aquí», prosiguió el 3 del mundo.

Entre los nombres que ya se sabe que estaban contagiados, está el de Ugo Humbert, quien dijo que había dado positivo el miércoles, un día después de perder en primera ronda contra su compatriota Richard Gasquet, que tuvo que aislarse por protección.

Según ABC Australia, los jugadores tienen que realizarse ellos mismos test rápidos de antígenos. Las pruebas oficiales se reducen al día de la llegada de los jugadores y cada cinco días. Lo que parece insuficiente para los jugadores toda vez que el Gobierno australiano ha impuesto tantas restricciones para protegerse del virus. Y también después del caso Novak Djokovic, expulsado del país por considerar las autoridades un peligro de salud al no estar vacunado.

Djokovic compró en 2020 el 80 % de una biotecnológica danesa que desarrolla un tratamiento contra el covid-19

El tenista serbio Novak Djokovic ha adquirido una participación del 80 % en la biotecnológica danesa QuantBioRes, que está desarrollando un tratamiento contra el covid-19, según afirmó a Reuters el director general de la compañía, Ivan Loncarevic.

El directivo precisó que la inversión se realizó en junio de 2020, pero se negó a revelar la suma de la operación.

QuantBioRes cuenta con once investigadores que trabajan en Dinamarca, Australia y Eslovenia, detalló Loncarevic, quien subrayó que la compañía está trabajando en un tratamiento contra la enfermedad y no en una vacuna, agregando que prevén iniciar los ensayos clínicos en Reino Unido en el próximo verano.

La empresa está desarrollando un péptido que inhibe la infección de las células humanas por el coronavirus, explicó.

Hace varios días, el número uno del 'ranking' de la ATP fue deportado de Australia tras perder la apelación contra la cancelación de su visado, un día antes del inicio del Abierto de Australia.

El torneo solo se permite la participación de jugadores totalmente vacunados, a menos que se les conceda el tipo de exención que recibió Djokovic tras la verificación de dos comisiones médicas distintas en el país oceánico.

Sin embargo, las autoridades australianas concluyeron que el tenista "no había presentado las pruebas apropiadas para cumplir los requisitos de entrada".