Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El Ministerio de Información sudanés ha confirmado este lunes que el Gobierno se enfrenta a un golpe de Estado, con la detención del primer ministro y su traslado a un lugar desconocido.

El Ministerio declaró que el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, fue trasladado a un lugar desconocido tras negarse a hacer una declaración en apoyo al golpe de Estado. "Después de que se negara a participar en el golpe, una fuerza del Ejército detuvo al primer Ministro Abdalla Hamdok y lo llevó a un lugar no identificado", señala el comunicado.

Asimismo, la entidad comunicó que las tropas asaltan los estudios de radio y televisión de Jartum, la capital del país, y detienen a sus empleados.

Al menos 12 personas han resultado heridas durante los enfrentamientos frente al cuartel general del ejército en la capital sudanesa, según informó el Comité de Médicos de Sudán.

¿Qué está pasando?

  • La mayoría de los ministros del país, incluido el primer ministro, un gran número de integrantes de partidos políticos a favor del Gobierno y un miembro del Consejo Soberano de Sudán fueron detenidos este lunes.
  • Hay reportes de que los servicios de telefonía móvil e Internet han dejado de funcionar en Jartum. Mientras, el aeropuerto de la ciudad ha sido cerrado y el Ejército ha bloqueado las entradas a la capital, los puentes y las calles principales.
  • Por su parte, la Asociación de Profesionales Sudanesa alentó a los ciudadanos a salir a las calles para apoyar a las autoridades civiles y resistir a cualquier intento de golpe militar.
  • Poco después de los reportes sobre una aparente toma de posesión por parte de los militares, en redes sociales se difundieron fotos vídeos de los manifestantes que salieron a las calles de Jartum.
  • Se ha declarado estado de emergencia y disolución del Gobierno.

Antecedentes

  • La crisis de las relaciones entre los militares y las autoridades civiles ha estado en curso durante varias semanas.
  • Varias concentraciones de partidarios del Ejército en el país se han producido por segunda semana consecutiva para exigir la dimisión del Gobierno.

La Cancillería rusa achaca los sucesos en Sudán a la grave crisis y mala gestión del Gobierno

MOSCÚ (Sputnik) — Los últimos sucesos en Sudán es el resultado de la grave crisis y de la fallida gestión política realizada por el Gobierno en los últimos dos años, comunicó el Ministerio de Exteriores de Rusia.

"El desarrollo de los eventos en Sudán es una evidencia de la grave crisis sistémica que afectó a todas las áreas de la vida política y económica del país. Este es el resultado natural de la fallida política que se realizó en los últimos dos años", dice el comunicado.

El Ministerio resalta que el Gobierno de transición, así como sus patrocinadores y consultores extranjeros, ignoraron la desesperación y la difícil situación de la gran mayoría de la población sudanesa.

"La gran injerencia extranjera en los asuntos internos de la república llevó en la práctica a la pérdida de confianza de los ciudadanos de Sudán en las autoridades de transición, lo que en repetidas ocasiones dio lugar a numerosas protestas y provocó inestabilidad general en el país, incluido el aislamiento de algunas de sus regiones", subraya el documento.

La Cancillería rusa considera que los residentes de Sudán pueden y deben resolver sus problemas internos para así determinar el desarrollo soberano de su país a partir de sus propios intereses nacionales.

"La Federación de Rusia seguirá respetando la elección del amistoso pueblo sudanés y proporcionándole toda la asistencia necesaria", agrega el texto.

El Ministerio de Cultura e Información del país africano comunicó el 25 de octubre que el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, tras su negativa a apoyar el golpe de estado, fue detenido junto con varios funcionarios y trasladado por militares a un lugar desconocido.

El general y jefe del Consejo Soberano del país, Abdel Fattah Al Burhan, anunció la imposición de un estado de emergencia en Sudán y la disolución del Gobierno del país.

Además, algunos barrios de la capital, Jartum, se han quedado sin internet, el aeropuerto está inoperativo y varios puentes importantes están bloqueados.

El 21 de septiembre el país vivió un fallido intento golpista que terminó con la detención de unos 40 oficiales, supuestamente seguidores del ex presidente Omar al Bashir, derrocado en 2019.

La semana pasada, decenas de miles de sudaneses se manifestaron en Jartum y varias ciudades más en apoyo a la transferencia de poderes de los militares a un mando civil, mientras el mandato del Consejo Soberano de Sudán, Gobierno de transición cívico-militar establecido en agosto de 2019, expira en noviembre.

A mediados de abril de 2019, Sudán vivió un golpe militar que puso fin a los 30 años del Gobierno del presidente Al Bashir, tras varios meses de protestas que se saldaron con decenas de muertos y centenares de heridos.

La UE y EEUU expresan preocupación por los sucesos en Sudán

MOSCÚ (Sputnik) — La Unión Europea está alarmada por los últimos sucesos en Sudán, donde un grupo de militares detuvo al primer ministro Abdalá Hamdok y varios miembros de su Gabinete, e insta a las partes a regresar al proceso de transición, declaró el jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell.

"Siguiendo con extrema preocupación los acontecimientos en curso en Sudan. La UE pide a todas las partes interesadas y socios regionales que vuelvan a encarrilar el proceso de transición", escribió en su cuenta de Twitter.

Más tarde el Servicio Europeo de Acción Exterior publicó una declaración de Borrell. en la cual el jefe de la diplomacia europea llamó a liberar a Hamdok y otros políticos detenidos por los militares.

"La UE condena la detención del primer ministro Abdalá Hamdok y otros miembros del Gobierno civil por las fuerzas militares de Sudán, instamos a las fuerzas de seguridad que liberen de inmediato a los detenidos de forma ilegal", dice el texto.

La declaración subraya que, con estas acciones, los militares "traicionan la revolución, la transición y las legítimas peticiones del pueblo sudanés de paz, justicia y desarrollo económico".

Además, Borrell llamó a respetar el derecho de la población a manifestaciones pacíficas, evitar violencia y el derramamiento de sangre durante las protestas y estar abiertos al diálogo.

En este contexto, el diplomático aseguró que la UE seguirá apoyando a los que trabajan para alcanzar un Sudán democrático con un legítimo gobierno civil a fin de garantizar la paz, la libertad y la justicia para su pueblo.

Por su parte, la Oficina de Asuntos Africanos del Departamento de Estado de EEUU comunicó que Washington está preocupado por los informes sobre la toma del Gobierno de Sudán por parte de militares.

"EEUU está profundamente alarmado por los informes sobre la toma del Gobierno de transición por los militares. Eso contravendría la Declaración Constitucional y las aspiraciones democráticas del pueblo de Sudán y es absolutamente inaceptable", expresó el organismo en Twitter citando al enviado especial de EEUU para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman.

Feltman advirtió que cualquier cambio forzado en el Gobierno de transición de Sudán pone en peligro la ayuda estadounidense al país.

La embajada estadounidense en Jartum, por su parte, llamó a todos los que obstaculizan el proceso de transición en Sudán, a permitir que el gobierno de transición civil "continúe su labor importante para alcanzar los objetivos de la revolución".

La misión diplomática también condenó las acciones que socavan el proceso de transición democrática en Sudán.

La ONU también expresó su preocupación por los recientes sucesos en Sudán, donde un grupo de militares detuvo al primer ministro Abdalá Hamdok y a varios miembros de su gabinete, declaró el representante especial de la organización para ese país, Volker Perthes.

"Estoy preocupado profundamente por los informes sobre el golpe de Estado en curso y por los intentos de socavar la transición política de Sudán", dijo Perthes citado por la Misión Integrada de Asistencia para la Transición en Sudán (Unitams, por sus siglas en inglés) en su cuenta de Twitter.

Destacó que las detenciones del primer ministro y de otros funcionarios gubernamentales son "inadmisibles", y llamó a las fuerzas de seguridad a liberar de inmediato a los detenidos, añadiendo que son responsables de "garantizar la seguridad y el bienestar de las personas bajo su custodia".

"Insto a todas las partes a mostrar la máxima moderación, todas las partes deben volver inmediatamente al diálogo y actuar de buena fe para restaurar el orden constitucional", afirmó el representante especial de la ONU para Sudán.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, condenóel golpe de Estado en Sudán y pidió por la liberación inmediata del primer ministro.

“Condeno el golpe militar en curso en Sudán. El primer ministro Hamdok y todos los otros funcionarios [detenidos] deben ser liberados inmediatamente. Debe haber total respeto por la carta constitucional para proteger la a duras penas lograda transición política”, dijo Guterres en Twitter.

La Asociación de Profesionales Sudaneses publicó en las redes sociales un llamado a la unidad y a la resistencia ante lo que calificó de "brutal golpe militar". La organización gremial instó a iniciar una huelga general y una campaña de desobediencia civil.

La Liga de Estados Árabes (LEA) informó en un comunicado obtenido por Sputnik que insta a todas las partes en Sudán a que respeten y se adhieran a los acuerdos existentes y que rigen el periodo de transición en el país.

"El secretario general de LEA, Ahmed Aboul Gheit, (…) exige a todas las partes sudanesas a que se adhieran plenamente a la declaración constitucional firmada en agosto de 2019 con la participación de la comunidad internacional y la Liga de los Estados Árabes, así como al tratado de paz firmado en Yuba en 2020", dijo la organización panárabe en un comunicado.

La oficina de prensa destacó la importancia de resolver el problema mediante el dialogo y el respeto a los pactos sobre la transición hasta que se realicen las elecciones en el plazo estipulado, evitando cualquier prolongación de este periodo que pueda afectar al país.

Varios medios informaron que el primer ministro Hamdok fue puesto bajo arresto domiciliario luego de que militares no identificados irrumpieran en su residencia.

También fueron detenidos al menos cuatro miembros del gobierno de Hamdok y un representante civil del Consejo Soberano de Sudán.

El Ministerio sudanés de Cultura e Información confirmó la información de las detenciones de los funcionarios, agregando que fueron llevados por los militares a destinos desconocidos.

Además, algunos barrios de Jartum se han quedado sin internet, el aeropuerto está inoperativo y varios puentes importantes se han visto bloqueados.

La semana pasada, decenas de miles de sudaneses se manifestaron en Jartum y varias ciudades más en apoyo a la transferencia de poderes de los militares a un mando civil, mientras el mandato del Consejo Soberano de Sudán, gobierno de transición cívico-militar establecido en agosto de 2019, expira en noviembre.

A mediados de abril de 2019, Sudán vivió un golpe militar que puso fin a los 30 años del gobierno del presidente Omar al Bashir, tras varios meses de protestas que se saldaron con decenas de muertos y centenares de heridos.

El 19 de agosto de 2019, el Consejo Militar de Transición (CMT) de Sudán y la principal alianza opositora, Fuerzas de la Libertad y el Cambio, firmaron una declaración constitucional que allanaba el camino al proceso de reformas políticas e institucionales en el país.

Dos días después, el economista opositor Abdalá Hamdok juramentó como nuevo primer ministro de Sudán y el presidente del CMT, Abdul Fatah al Burhan, asumió como jefe del Consejo Soberano para los primeros 21 meses de transición, de un total de 39 que han de terminar con la celebración de elecciones generales en 2022.

Premier sudanés llama salir a las calles para defender la revolución

Tras su arresto domiciliario por militares, el premier sudanés insta a la población a salir a las calles para impedir un golpe militar y “defender la revolución”.

El primer ministro del Gobierno de transición de Sudán, Abdulá Hamdok, y cuatro miembros de su Gabinete han sido detenidos este lunes por un grupo de militares no identificados en sus respectivos domicilios.

“El primer ministro sudanés, Abdulá Hamdok, en un mensaje desde su arresto domiciliario, pide a los sudaneses que sean pacíficos y ocupen las calles para defender la revolución”, se lee en un comunicado de Facebook del Ministerio de Información de Sudán.

Más temprano, a través de un mensaje publicado en Twitter, la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA, por sus siglas en inglés) hizo una convocatoria similar, instando a iniciar una huelga general y una campaña de desobediencia civil. Además, la organización gremial ha llamado a la unidad y a la resistencia ante lo que llamó de un “brutal golpe militar”.

Hamdok se encuentra en paradero desconocido, tras rechazar el golpe

El Ministerio de Información ha notificado que, tras su rechazo al golpe de Estado, una unidad del Ejército arrestó al premier y “lo llevó a un lugar desconocido”.

Sudán, que ha registrado varios golpes militares desde que se independizó del Reino Unido y Egipto en 1956, está siendo dirigido por un gobierno conjunto militar-civil después de que el dictador Omar al-Bashir fuera derrocado en 2019. El golpe de hoy es la segunda intentona en poco más de un mes. De hecho, el Consejo Soberano, Gobierno de Transición cívico-militar establecido en agosto de 2019, denunció en septiembre una fallida asonada y la detención de decenas de oficiales golpistas.

Tras la intentona el mes pasado, Hamdok aseveró que era necesario reformar los órganos militares y de seguridad. Esto provocó el malestar de los líderes militares, y la tensión ha ido creciendo desde el mes pasado con varias manifestaciones a favor y en contra del Ejecutivo.

Todo esto coincide con la visita al país del enviado especial de EE.UU. para el Cuerno de África, Jeffrey Feltman, quien se reunió durante el pasado fin de semana con las principales autoridades civiles y militares de Sudán.

Según confirman medios locales, como resultado de la intentona golpista, algunos barrios de Jartum (capital de Sudán) se han quedado sin Internet esta mañana.

También, permanece cerrado en estos momentos el aeropuerto de Jartum, mientras que fuerzas militares y paramilitares sudanesas se hallan desplegadas por toda la capital para restringir los movimientos de los civiles.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS