Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El portavoz del Ejército de Sanaa ofreció una rueda de prensa el martes 12 de octubre sobre los detalles de las últimas operaciones en la batalla Amanecer de la Victoria en la gobernación de Maarib.

Durante una conferencia de prensa, el general Yahya Sarii anunció la liberación de un área total de 600 kilómetros cuadrados, indicando que el plan para liberar nuevas áreas en la gobernación de Maarib requiere atacar al enemigo desde múltiples frentes.

“Las fuerzas armadas yemeníes se encuentran hoy en las afueras de la ciudad de Maarib, en varios lados, después de haber liberado las regiones geográficas situadas entre el área conquistada como parte de la Operación Fuerza Extrema y las afueras de la ciudad de Maarib. La Operación Fuerza Extrema anterior liberó 1.600 km2.

Apoyando sus comentarios con la muestra de un mapa geográfico en el que aparecen las áreas conquistadas, dijo que las fuerzas armadas yemeníes están ahora presentes en el lado norte de la presa de Maarib.

“Durante la batalla, los combatientes de la defensa aérea derribaron con éxito 6 drones de combate, algunos de los cuales eran de fabricación estadounidense, así como 11 drones espías, y realizaron más de 518 operaciones de ataque”, dijo.

Mientras que “la fuerza balística realizó 68 operaciones contra concentraciones de tropas, centros y bases enemigas en el marco de nuestra geografía nacional.”

Sarii agregó que “la fuerza aérea llevó a cabo 245 operaciones contra el enemigo en su geografía y en las áreas ocupadas, y pudo destruir, dañar y quemar aproximadamente 300 vehículos blindados y vehículos de transporte de personal”.

De los 5.650 mercenarios enemigos muertos, heridos o capturados que se registraron, el número de muertos se elevó a 1.300, el de heridos a 4.320 y el de prisioneros a 30, contó.

El general Sarii también indicó que, de acuerdo con directivas anteriores, se ordenó a los combatientes de las fuerzas de Sanaa que permitieran a los mercenarios escapar de la batalla, y no disparar a quienes decidan dejar los combates y huir de sus posiciones.

También, según el portavoz del Ejército yemení en Sanaa, la coalición de agresión lanzó 948 ataques aéreos, incluidos muchos contra hogares de ciudadanos y vías públicas.

Dirigiéndose a los habitantes de la ciudad de Maarib, los exhortó a estar “con su verdadera república, la república popular, la república de la independencia”, y les pidió que contribuyan “al mantenimiento de la seguridad y la estabilidad y no a quedar atrapados como promueven los medios de agresión.”

Yemen enfrenta “una nueva etapa en la que esperamos que todos los habitantes de su país se involucren en la batalla para liberar las tierras yemeníes”, dijo, advirtiendo “a los gobernantes mercenarios de la ciudad de Maarib contra cualquier otro intento inútil de provocación y sabotaje”.

Y concluyó: “Maarib no es una provincia saudí, ni una provincia británica o un estado estadounidense, sino que es el Maarib yemení con sus tribus y sus hijos”, destacando que “nuestra batalla continuará y se intensificará mientras exista la agresión y el bloqueo”.

Tribus de Maarib facilitaron el avance de Ansarulá en Maarib

Las fuerzas del movimiento Ansarulá de Yemen, que controla el gobierno del país desde la capital, Sanaa, han continuado avanzando hacia la ciudad estratégica de Maarib, con informes locales que dicen que algunos líderes de la poderosa tribu Murad han acordado abstenerse de luchar contra las fuerzas de resistencia, que parecen destinadas a tomar las áreas restantes de la provincia del mismo nombre.

El Ejército yemení ha avanzado en el distrito de Al Yubah, en Maarib, y ahora controla la mayor parte, dijeron los residentes a la publicación británica Middle East Eye, mientras que las batallas en las áreas restantes de Al Yubah, así como en el distrito de Al Abdiya, continúan.

Ambos distritos albergan a la tribu Murad, cuyo acuerdo con el gobierno de Sanaa ha allanado el camino para la captura sin problemas de Al Yubah.

El periodista yemení Mohammed Ali dijo que los recientes avances de las fuerzas del gobierno de Sanaa en Maarib reflejan cómo los líderes tribales se sienten defraudados por la coalición liderada por Arabia Saudí.

“Sería imposible para los huzíes (movimiento Ansarulá) capturar cualquier área de la ciudad sin el apoyo de los lugareños”, dijo a MEE.

Las batallas ahora están muy cerca de la ciudad, y los huzíes se apoderaron de algunas áreas por primera vez”, dijo Jaldun, un residente de Maarib, al MEE.

Confirmó que muchos líderes de la tribu Murab ayudaron al gobierno de Sanaa a tomar algunas áreas al negarse a luchar.

“Muchas personas, incluidos los líderes tribales, han perdido la confianza en el gobierno (derrocado) de Abed Rabbo Mansur Hadi y en el presidente”.

Mohammed, un residente pro-Ansarulá de Sanaa, que es originario de Maarib, dijo que las fuerzas del movimiento de resistencia respetan a los civiles y “quieren apoderarse de Maarib con las menores pérdida entre ellos”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS