Portada - Últimas noticias

La farmacéutica AstraZeneca ha difundido detalles de la tercera fase de los ensayos clínicos de su vacuna contra el coronavirus, que desarrolla en colaboración con la Universidad de Oxford, tras recibir críticas por falta de transparencia en relación a dos casos de voluntarios que desarrollaron "síntomas neurológicos sin explicación".

La aparición de estos síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unidos, obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones, la segunda a primeros de este mes.

En su informe, la empresa, con sede en Cambridge (Reino Unido), señaló que "una revisión independiente" determinó que en ambos casos "se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna, o bien que no había pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas o no con la vacuna".

En Reino Unido, Brasil, la India y Sudáfrica los ensayos se han reanudados, mientras en Estados Unidos siguen en pausa, según The New York Times. El medio asegura que esta vacuna experimental ya ha sido administrada a 18.000 personas en todo el mundo, aproximadamente.

Resultados adversos

En cuanto a las enfermedades sobrevenidas, la compañía no ha aportado muchos detalles. Se sabe que la primera participante desarrolló una inflamación de la médula espinal conocida como mielitis transversa tras recibir una dosis de la vacuna. La compañía informó del caso en julio.

Más tarde se determinó que la mujer padecía una esclerosis múltiple que no le había sido diagnosticada y que no estaba relacionado con la vacuna, pues a menudo viene acompañado con mielitis transversa. Por lo tanto, los ensayos fueron reanudados.

La segunda participante enfermó después de una segunda dosis de la vacuna, obligando a detener de nuevo los ensayos el pasado 6 de septiembre. AstraZeneca afirmó que su diagnóstico no había sido confirmado, pero una fuente anónima familiarizada con la situación aseguró al periódico neoyorquino que la enfermedad había sido identificada como mielitis transversa.

Expertos preocupados

Expertos señalan que la afección, aunque rara, es grave, por lo que la detección de dos casos entre miles de participantes parece mostrar "un patrón peligroso", opina Mark Slifka, experto en vacunas de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon (EE.UU.). La confirmación de un tercer caso sería motivo suficiente para detener la administración de las vacunas de AstraZeneca por completo, agregó.

El doctor Paul Offit, profesor de la Universidad de Pensilvania y miembro del comité asesor de vacunas de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU., considera que no está claro cómo la empresa o el Gobierno del Reino Unido determinó que el segundo caso no estaba relacionado con la vacuna.

Según Offit, en EE.UU. la mielitis transversa se diagnostica solo en uno de cada 236.000 pacientes al año, mientras que las pruebas realizadas en el Reino Unido involucraron a solo unos 8.000 participantes.

Asimismo, AtraZeneca ha recibido duras críticas por no informar públicamente de inmediato sobre el trastorno neurológico desarrollado por las voluntarias después de recibir la vacuna experimental. El virólogo Peter Jay Hotez del Baylor College of Medicine en Houston (EE.UU.) calificó la situación de "horrible e inaceptable". Además, considera que los reguladores del Reino Unido hayan proporcionado una justificación suficiente para reanudar las pruebas.

Muestran cómo se propaga el covid-19 cuando varias personas cantan juntas

Cantar en grupo y en ambientes cerrados puede representar un riesgo importante de infección por SARS-CoV-2, el virus causante del covid-19, según un reciente estudio publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.

Para cuantificar y determinar la emisión de partículas de saliva durante el canto, un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) realizó una visualización detallada de las gotas de saliva expulsadas utilizando un sistema de diagnóstico de flujo basado en imágenes. Con ese método, grabaron a una persona cantando a una escala mayor las siete notas musicales.

Los análisis mostraron que las notas do y fa generan más aerosoles, y que la mayoría de las partículas no se asentaban rápidamente como indican las pautas de control de infecciones. Sin una ventilación adecuada, esas gotas de saliva pueden saturar el ambiente interior y persistir en nubes de aerosol, lo que probablemente explicaría las altas tasas de infección de covid-19 durante el canto grupal, señalaron los investigadores.

¿La respiración representa un riesgo de infección?

El distanciamiento social es eficaz para reducir el riesgo de propagación del coronavirus, pero cantar en grupo, en ambientes cerrados y con poca ventilación puede generar más aerosoles que hablar. Cuando cantamos, realizamos una vocalización más fuerte y, a menudo, prolongada. Esto, junto a la aglomeración de muchos cantantes en espacios reducidos durante una hora o más, crea condiciones que propician la propagación del SARS-CoV-2, explicaron.

Asimismo, determinaron que la respiración también genera aerosoles de baja concentración que pueden contener el virus del covid-19, y que esa suspensión de partículas no solo se origina por la tos o el estornudo. "Respiramos y hablamos mucho más que toser o estornudar. Por lo tanto, la exposición acumulada al aerosol para un grupo de personas que cantan y hablan, sin toser ni estornudar, en un ambiente cerrado puede ser mayor que con una sola tos", agregaron.

Para minimizar el riesgo de infección, los investigadores recomiendan realizar los ensayos de canto grupal con la participación de una menor cantidad de personas, que los cantantes mantengan un mayor distanciamiento físico entre sí o que usen mascarillas y máscaras faciales. Además de eso, aconsejan llevar a cabo los conciertos en espacios grandes que cuenten con un buen sistema de ventilación o al aire libre.

VIDEO

"El riesgo en vuelos largos es real": Nuevos estudios demuestran que el coronavirus se transmite en aviones

Dos recientes estudios han proporcionado evidencias que apoyan la tesis de que el coronavirus puede propagarse en aviones, en particular durante los vuelos largos.

Un estudio del Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología (NIHE) de Vietnam —publicado en la edición de noviembre de 2020 de la revista Emerging Infectious Diseases— demostró que una pasajera con covid-19 infectó a 15 personas durante un vuelo de larga distancia entre Londres (Reino Unido) y Hanói, (Vietnam) a primeros de marzo.

Los investigadores identificaron a una pasajera de 27 años que viajaba en clase ejecutiva como fuente principal del brote. Un día antes de embarcar en el avión, la mujer tenía dolor de garganta y tos, síntomas que siguió experimentando durante las 10 horas de vuelo.

Los 217 pasajeros, miembros de la tripulación y cualquier persona que hubiera mantenido contacto con la mujer durante más de 15 minutos y a menos de 2 metros de distancia fue puesta en cuarentena durante dos semanas. Durante este período, se detectó que 16 personas se contagiaron con la nueva enfermedad.

"El riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 durante vuelos largos es real y tiene el potencial de causar grupos de covid-19 de tamaño considerable, incluso en entornos similares a la clase ejecutiva con asientos espaciosos más allá de la distancia establecida utilizada para definir un contacto cercano en los aviones", concluyó el estudio.

Un segundo estudio que aparece recogido en la misma edición de la revista Emerging Infectious Diseases identificó a cuatro pasajeros con síndrome respiratorio agudo severo causado por infección de covid-19, luego de viajar en un vuelo de 15 horas desde Boston (EE.UU.) a Hong Kong, el pasado 9 de marzo.

Científicos de un grupo multinacional de instituciones, incluida la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Reino Unido) y la Universidad de Hong Kong, identificaron a una pareja que mostró síntomas después de su llegada y que fueron diagnosticados con covid-19.

Entre 5 y 10 días después, el rastreo de contactos encontró que dos asistentes de vuelo también dieron positivo por la nueva enfermedad.

"Para generar evidencia genética de transmisión entre los 4 pacientes secuenciamos sus virus. Los genomas virales casi completos de los 4 pacientes eran 100 % idénticos", reza el estudio.

La OMS alerta del aumento de virus capaces de pasar de animales a humanos: "habrá otra enfermedad X"

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha alertado del incremento de nuevos virus capaces de dar el salto de animales a humanos, según lo declaró en una rueda de prensa celebrada este viernes en Ginebra (Suiza).

"Desde el cambio de milenio el SARS, el MERS, el H1N1, el Zika y el Ébola han demostrado la creciente aparición de virus que dan el salto zoonótico de animales a humanos", explicó Adhanom Ghebreyesus.

En este sentido, indicó que la probabilidad de que un nuevo patógeno se propague de animales a personas aumenta debido a la reducción de los espacios silvestres a causa de la actividad humana, a lo que se añade el problema del aumento de la temperatura por el cambio climático.

Invertir para prevenir

"Sabemos con certeza que en el futuro habrá nuevos virus y otra llamada enfermedad X", dijo el máximo representante de la OMS. "Pero también tenemos las herramientas y sabemos que la única manera de afrontar estas amenazas globales es siendo una comunidad global, unida en solidaridad y comprometida con la cooperación a largo plazo", añadió.

Adhanom Ghebreyesus admitió que el covid-19 nos ha enseñado que, a nivel colectivo, "el mundo estaba lamentablemente mal preparado". No obstante, hizo hincapié en que "con humildad y unión" se puede planificar a largo plazo e invertir en salud y preparación. "Esto no es caridad, es una inversión en nuestro futuro colectivo", subrayó.

Asimismo, recordó que la actual pandemia ha demostrado que "los sistemas de salud pueden verse completamente abrumados y los servicios esenciales pueden colapsar", más allá de que los países sean ricos o pobres.

"Momento crítico"

El jefe de la OMS considera que "desarrollar una memoria muscular" sobre la base de los brotes anteriores es clave para responder a una pandemia, al tiempo que precisa que es necesario que todos los países trabajen juntos e inviertan para garantizar que no vuelva a ocurrir una pandemia de tal magnitud y gravedad.

Por ello ha pedido a los líderes mundiales que pongan en marcha medidas específicas que ya se han demostrado efectivas para contener la propagación y asegurar que los sistema de salud y los trabajadores estén protegidos. Asimismo, ha instado a la población a seguir las recomendaciones sanitarias.

"Es un momento crítico", reconoció Adhanom Ghebreyesus. "Asegurémonos de que las recomendaciones se toman en serio y, en conjunto, nuestros sistemas de alerta temprana y vigilancia mejoran para que podamos frenar los brotes de manera rápida y eficaz", concluyó.

Bill Gates considera que la pandemia de coronavirus llegará a su fin solo en 2022

Bill Gates, fundador de Microsoft, afirmó que en el mejor de los casos, la pandemia de COVID-19 terminará en 2022.

En una entrevista con Fox News, el magnate estadounidense consideró que, de aprobarse las primeras vacunas contra el coronavirus en los primeros meses del 2021, Estados Unidos podrá volver a la normalidad en el verano boreal del año que viene.

Gates afirmó, además, estar "optimista" respecto a la pandemia porque "no durará indefinidamente".

"El final de la epidemia, en el mejor de los casos, probablemente será en 2022. Pero durante 2021, deberíamos poder reducir las cifras, si adoptamos un enfoque global", afirmó el fundador de Microsoft.

El "enfoque global" al que se refirió Gates es garantizar que los países más pobres tengan acceso a las vacunas. El magnate puso de relieve que luchar contra el COVID-19 en todo el mundo ayudará a garantizar "que la pandemia no regrese constantemente a Estados Unidos".

Según Fox News, la fundación de caridad de Gates ha donado 650 millones de dólares para la lucha contra el COVID-19. Gran parte de ese dinero se destinará a garantizar que, después de ser aprobadas, las vacunas se puedan fabricar no solo para los países más desarrollados, sino también para las naciones más pobres.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente