Portada - Últimas noticias

Las compañías de armas europeas quieren abandonar la tecnología estadounidense para dar paso al desarrollo del complejo militar europeo, escribe el medio alemán Welt am Sonntag.

Según fuentes en la industria militar de Europa, consultadas por el periodista del medio Gerhard Hegmann, las compañías europeas no están satisfechas con los intentos de Estados Unidos de controlar los productos creados con tecnologías estadounidenses y los intentos de restringir sus exportaciones utilizando las llamadas regulaciones del tráfico internacional de armas (ITAR).

"Libre de las ITAR y sin los requisitos de otros reguladores estadounidenses, Europa obtiene más libertad en las entregas de los productos de defensa. Una de las ventajas de tener productos 100% europeos es que los datos de las operaciones permanecen en Europa y no caen en manos de países no europeos", explica Florent Chauvancy, jefe de ventas de la división de motores de helicópteros del fabricante francés Safran.

Empresas de Alemania y Francia tienen la intención de llevar a cabo sus propios desarrollos independientemente de EEUU y crear helicópteros, rifles de asalto, aviones no tripulados y un nuevo caza europeo. Por ahora solo se sabe que debe emprender su primer vuelo antes de 2040 y estar equipado con FCAS, el sistema europeo de combate, desarrollado por Airbus y Dassault Aviation.

​Este año, Washington anunció que retiraría casi 12.000 militares de Alemania y los reubicaría. Según el plan del Pentágono, más de 6.000 soldados serán enviados a casa desde Alemania, mientras que otros serán trasladados a otros lugares de Europa, incluidos Italia y Bélgica. Washington también decidió reubicar su sede del Comando Europeo de Alemania a la ciudad belga de Mons.

Reportan que los fabricantes de armas de Alemania y Francia buscan reducir el uso de tecnologías de EE.UU.

Fabricantes de armas de Alemania y Francia quieren evitar el uso de las tecnologías estadounidenses en la construcción de su propio armamento, como helicópteros, el nuevo rifle de asalto de las Fuerzas Armadas alemanas (Bundeswehr) o el futuro avión de combate europeo FCAS, que puede entrar en servicio en 2040, reporta el periódico alemán Welt am Sonntag.

Con una mayor independencia de Washington, las compañías europeas buscan proteger la información sensible que de esta manera se quedaría en Europa, así como minimizar el control de EE.UU., que puede restringir las exportaciones de los equipos con su tecnología bajo su Reglamento Internacional de Tráfico de Armas (ITAR, por sus siglas en inglés), que le permite bloquear las ventas, según el medio.

"Libre del ITAR y sin limitaciones bajo otros sistemas reguladores estadounidenses, Europa gana más libertad en cuanto a quiénes han de recibir los productos de defensa", señaló Florent Chauvancy, director de ventas del departamento de motores de helicópteros del fabricante francés Safran, citado por el periódico.

Según la publicación, Safran quiere colaborar con el productor alemán ZF Friedrichshafen para desarrollar un nuevo motor que podría ser instalado en drones militares grandes.

Sin embargo, los expertos de la industria ponen en duda que prescindir de las tecnologías estadounidenses en Europa por completo sea una meta realista. Así, por ejemplo, si la Bundeswehr quisiera comprar nuevos helicópteros pesados, actualmente solo podría elegir entre dos modelos de EE.UU.

La semana pasada, EE.UU. anunció que próximamente comenzará a retirar unos 12.000 soldados de Alemania tras las reiteradas acusaciones de Donald Trump de que Berlín no invertía en defensa el 2 % del PIB nacional, cifra acordada por los miembros de la OTAN en 2014 durante el Gobierno de Barack Obama.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19