Portada - Últimas noticias

El 23 de junio en Zagreb (Croacia) tuvo lugar la ceremonia de presentación del proyecto del monumento conmemorativo a la hazaña de los especialistas de la misión militar soviética en el Comité Nacional de Liberación de Yugoslavia, que lucharon contra el nazismo codo con codo con los soldados del Ejército Popular de Liberación de Yugoslavia en los años 1944 - 1945. La apertura de la propia placa conmemorativa tendrá lugar en julio de este año.

A finales del siglo XX y principios del actual, se produjo una ola de “desovietización” prácticamente en toda Europa. Paralelamente a la retirada de las tropas soviéticas, las ciudades europeas se deshacían de los "símbolos de la ocupación soviética"... y por supuesto, en primer lugar, fueron a por los monumentos. El papel protagonista de la URSS en la victoria sobre los nazis se reconoce incluso en los países africanos. Después de todo, sólo las victorias del Ejército Rojo en el frente europeo ayudaron a los Aliados a hacer frente a los nazis en el norte de África, lo que impidió que en el continente se llevaran a cabo los planes coloniales de Hitler.

Hoy en día, los monumentos a los soldados-liberadores soviéticos en varios países europeos se perciben como el legado de la “amenaza oriental”. Los monumentos están siendo desmantelados y profanados en los países bálticos, Ucrania, República Checa y Georgia. En el año 2016, en Polonia se aprobó la ley de prohibición de la propaganda del comunismo, que prevé la demolición de unos 250 monumentos a los soldados del Ejército Rojo. Durante el último cuarto de siglo, cada año a principios de mayo en algunos países aparece una inexplicable histeria. Resulta que los rusos les molestan tremendamente. O mejor dicho, la presencia simbólica de Rusia en forma de monumentos de bronce, granito u hormigón armado dedicados a los soldados soviéticos que participaron en la liberación de esos países. Sin embargo, hay lugares donde los monumentos al soldado ruso se mantienen en el más exquisito estado. Es más, incluso están inaugurando otros nuevos.

Así, en Europa Central hay un país, Croacia, que no sólo protege la memoria de las hazañas de nuestros combatientes, sino que también erige nuevos monumentos, perpetuando la memoria común de los pueblos que lucharon codo con codo. Ni siquiera la pertenencia a la OTAN interfiere en ello.

El organizador de la ceremonia de inauguración de la placa conmemorativa en el número 16 de la calle Pavla Hatza de la capital croata, ha sido Franjo Habulin, presidente de la ONG "Unión de Antifascistas y Veteranos Antifascistas de Croacia". La inscripción en el idioma croata recuerda la hazaña de los especialistas de la misión militar soviética del Ejército Rojo de Obreros y Campesinos del Comité Nacional de Liberación de Yugoslavia, que lucharon contra los nazis junto con los soldados del Ejército Popular de Liberación de Yugoslavia en los años 1944 - 1945 bajo la dirección del Teniente General Nikolai Korneev, del Coronel Ilya Starinov y de muchos otros soldados soviéticos que prestaron ayuda fraternal al movimiento de liberación nacional de Yugoslavia durante la Segunda Guerra Mundial (en la imagen, Partisanos soviéticos y yugoslavos).

No fue fácil encontrar un lugar para la solemne ceremonia de instalación de la placa que, previsiblemente se celebrará en julio de este año. Los organizadores no aceptaron colocar el monumento en las afueras, y en el centro de Zagreb era importante encontrar un lugar que no causara objeciones a la administración de la ciudad, a las organizaciones públicas ni a ningún veterano. Los estudios sociológicos realizados en Croacia en vísperas de la inauguración confirman que más del 70% de los croatas encuestados aprueban y apoyan este evento.

En otras palabras, en Europa hay personas que recuerdan y conservan el recuerdo de la heroica lucha contra el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. Esperamos que otras naciones europeas también preserven para sus descendientes los nombres de aquellos que derrotaron el fascismo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19