Portada - Últimas noticias

Mientras España se llena de luto, sin poder enterrar a sus seres queridos, con decenas de miles de españoles enfermos en os hospitales y en sus casas, en medio de una crisis económica y todo el país encerrado en su casa, a la TV pública no se le ocurre otra cosa que despilfarrar el dinero de todos y en vez de dedicarlo a la sanidad, monta una serie frívola, infumable, mala de solemnidad, una chabacanería propia de unos rufianes que saben que no los van a poner de patitas en la calle.

TVE ha estrenado este martes la serie ‘Diarios de la cuarentena’. «Un reflejo realista, íntimo y divertido de lo que ocurre en nuestras casas en tiempos de coronavirus», la describió el ente dirigido por Rosa María Mateo en una nota de prensa. La serie, cuyo estreno ha venido precedido de una gran polémica, se ha revelado como una burla ante una pandemia que suma ya casi 14.000 fallecidos en nuestro país. «Los niños son putas bombas de neutrones que se cargan a un anciano con saludarlo», dice, por ejemplo, Carlos Bardem, uno de sus protagonistas, en un momento de la emisión, en pleno prime time.

Según la sinopsis, la producción «se asomará en cada capítulo a diez hogares formados por un matrimonio hastiado (Cecilia Gessa y Carlos Bardem); dos amigos inseparables separados (Gorka Otxoa y Carlos Areces); una casa, oficina, guardería y parque de bolas (Adriá Collado y Ana Alonso); un vecino atareado (Fernando Colomo); una pareja casual capturados por la cuarentena (Víctor Clavijo y Montse Plá); dos “influencers” viejunos (Fele Martínez y Mónica Regueiro), una adolescente y su familia (Carmen Arrufat), dos abuelos aislados (Petra Martínez y Juan Margallo) y  una pareja en crisis (José Luis García Pérez y Cristina Alarcón)».

La serie, guionizada por Álvaro Fernández Armero y David Marqués, ha provocado división de opiniones entre quienes critican que se banalice el drama de una pandemia que ha dejado ya miles de muertos y se expande sin control por todo el mundo y quienes la ven como una forma de evasión. El director de Contenidos, Canales y Producción de Programas de TVE, Fernando López Puig, intentó salir al paso de las críticas defendiendo la «obligación» del ente «como servicio público» de «informar y de entretener». Desde este medio, Sr, López Puig, se lo decimos con franqueza: Váyase a la mierda…

Más polémicas

Aunque su presupuesto no ha trascendido, Vox ha acusado ya a RTVE de «gastar millones de dinero público en una comedia sobre el confinamiento». «Les deben hacer mucha gracia los más de 13.000 muertos», expresaron desde el partido de Santiago Abascal.

No es la primera ocasión que el ente público se ha visto envuelto en la polémica durante la crisis del coronavirus.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dirigió varias quejas a Rosa María Mateo por la instrumentalización de la corporación.

La presidenta madrileña expresó su «más profunda indignación por los ataques que sufre la sanidad pública madrileña por parte de RTVE» y criticó que RTVE se esté «especializando en tratar de hacer pasar activistas de la izquierda radical como testimonios técnico-sanitarios».

Recientemente, el ente entrevistó a un psicólogo que no era otro que el concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital y responsable de la Seguridad y Emergencias durante el Gobierno de Manuela Carmena, Javier Barbero.

Además, también ofreció una entrevista con el enfermero Guillén del Barrio, vinculado a Podemos, que arremetió contra los «recortes» en la Sanidad madrileña.

«Su televisión hizo circular la noticia de que la Comunidad de Madrid había perdido 3.300 profesionales de la salud», se quejó también la dirigente ‘popular’. «Una noticia completamente falsa», destacó Ayuso, «por la cual se vieron obligados a rectificar».

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19