Portada - Últimas noticias

Hoy en día China es el único país capaz de satisfacer la creciente demanda mundial de mascarillas médicas. La propagación de la pandemia se acelerará, y sus consecuencias serán aún más graves si el país asiático deja de suministrar equipo protector, afirma Zhou Rong, experto de la Universidad Popular de China.

Desde el 1 de marzo, China ha exportado 3.860 millones de mascarillas 37,5 millones de conjuntos de ropa de protección, 16.000 ventiladores y 2,84 millones de equipos de prueba COVID-19, según reportó Jin Hai, representante de las Aduanas de China. Los pedidos se enviaron a más de 50 países.

Ahora China produce más de 110 millones de mascarillas diariamente, lo que es 12 veces más que antes del brote de la pandemia. En total más de 38.000 empresas están involucradas en la producción, que es un 1560% más que hace un año. Asimismo, China ha aumentado su producción de pruebas de COVID-19 a 4 millones por día.

"El coronavirus se está extendiendo rápidamente. Las mascarillas chinas y otros materiales antiepidémicos tienen una gran demanda, mientras que otros países parecen no haber alcanzado aún el nivel de producción requerido", indicó a Sputnik Zhou Rong.

Los países europeos esperaban satisfacer la creciente demanda de productos médicos mediante la producción nacional. Sin embargo, la remodelación de las líneas de producción no pudo hacerse muy rápidamente. Además, se necesitaban materias primas y equipo técnico, cuyo déficit no podría cubrirse sin la ayuda de China.

Como resultado, desde el comienzo de la pandemia, China ya ha prestado diversos tipos de asistencia en la lucha contra el coronavirus a más de 100 países.

Varias agencias del Gobierno chino prometieron seguir apoyando a las principales empresas chinas en la exportación de sus productos para apoyar la lucha mundial contra la pandemia.

"Algunas fábricas de mascarillas en China están aumentando su producción, mientras que otras fábricas de otras industrias están cambiando su producción a equipos de protección. Sin embargo, la epidemia en China está bajo control y la epidemia en el extranjero es una emergencia, por lo que los materiales de protección médica producidos en China se exportan", señaló Zhou Rong.

Hasta ahora el experto no ve ninguna alternativa a los suministros chinos.

"En general, si China deja de suministrar mascarillas y otros dispositivos médicos, es probable que la propagación del coronavirus se acelere y el impacto de la pandemia sea aún más grave", declaró el experto.

Diferentes países, diferentes normas

El experto indicó que no hay motivos de preocupación sobre la calidad de los materiales médicos proporcionados por China.

"Señalan la falta de precisión del equipo de pruebas para la enfermedad, la mayoría de las veces debido a su mal uso", detalló.

Explicó que en diferentes países existen diferentes estándares para el equipo médico.

"Las empresas chinas orientadas a la exportación tienen que atender en poco tiempo un gran número de pedidos por todo el mundo con diferentes estándares de consumo. Se enfrentan a diferentes retos cuando, por ejemplo, las normas para las mascarillas del personal médico se aplican a las mascarillas faciales convencionales", afirmó.

Por otro lado, el Gobierno chino prometió reforzar el mecanismo de inspección de la producción para garantizar la calidad de los productos médicos exportados.

China debería ayudar a otros países, incluso a pesar de las críticas de los países occidentales sobre la calidad de las mascarillas chinas y un riesgo de un cierto aumento de casos de coronavirus importados, opina a Sputnik Chen Fengying, experto del Instituto Chino de Relaciones Internacionales Modernas.

"El problema es que los distintos países siguen normas internacionales diferentes. La Unión Europea tiene sus propias normas, mientras que EEUU tiene las suyas. Tales diferencias siempre existen, en este caso también en combinación con las diferentes actitudes de Oriente y Occidente hacia las mascarillas", afirmó.

Sostuvo que en esta situación habría confusión respecto a las normas y la aplicación de las mascarillas.

"Las tensiones y los desacuerdos surgen de un repentino aumento de la demanda del mercado y de la producción acelerada", opinó .

Mientras tanto, Chen Fengying no cree en una segunda ola de la epidemia en China, "porque hemos aprendido las lecciones del período anterior", aunque no descarta la posibilidad de un ligero aumento de los casos, sobre todo importados "ya que hay estudiantes y hombres de negocios extranjeros que están regresando a China".

"De todos modos, cuando otros países se enfrentan a dificultades, creo que China debe seguir ayudándoles", concluyó.

Piratería estadounidense

A raíz de la crisis de salud pública en Occidente, EEUU ha iniciado una verdadera guerra por las mascarillas chinas, en la que no se salvan sus aliados más cercanos en Europa y América Latina.

En los últimos días, los medios de comunicación de Alemania, Francia y Brasil informaron sobre varios casos de interceptación de equipos de protección chinos contra el coronavirus destinados a estos países por parte de representantes de EEUU.

En particular, la edición alemana Der Tagesspiegel informó de que las mascarillas encargadas a la policía, los servicios de emergencia y el personal médico de Berlín fueron incautadas por los estadounidenses en el aeropuerto de Bangkok y redirigidas a EEUU.

Francia también acusó a EEUU de interceptar las mascarillas protectoras de China. "Los norteamericanos nos saltaron y nos arrebataron el lote delante de nuestras narices", afirmó Valerie Pecresse, la presidenta de la Región parisina.

Los medios canadienses también han hecho acusaciones contra EEUU. El primer ministro Justin Trudeau ha ordenado revisar estos "preocupantes" informes. Expresó su comprensión de la situación en EEUU, pero según él, la situación en Canadá también es grave. "Tenemos que asegurarnos de que ciertos equipos lleguen a Canadá", afirmó.

Por su parte, los medios brasileños, citando al ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta, informaron de que las empresas locales fueron expulsadas por las empresas estadounidenses de la subasta para comprar medicamentos antiepidémicos chinos.

Como resultado, durante unos días hubo una completa incertidumbre con la compra de 200.000 mascarillas por parte de Brasil. El país latinoamericano se vio obligado a solicitar directamente asistencia internacional. Cuatro países lo rechazaron. China fue la única que le echó una mano.

Los medios occidentales calificaron de piratería las acciones de EEUU en el mercado internacional del equipo protector. En un intento de resolver sus problemas internos, en realidad roban a los aliados. "Esto es inhumano e inaceptable", declaró Michael Muller, alcalde de Berlín.

China adelanta a EEUU y se convierte en líder mundial en solicitudes de patentes

MOSCÚ (Sputnik) — China en 2019 fue el país con el mayor número de solicitudes de patentes, título que había pertenecido a Estados Unidos durante más de 40 años, informó la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

"En 2019, China superó a los Estados Unidos de América [EEUU] como principal país de origen de las solicitudes internacionales de patente presentadas ante la OMPI", dice el comunicado.

La organización precisó que el año pasado China presentó 58.990 solicitudes a través del sistema del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT), mientras EEUU presentó 57.840 solicitudes, cediendo el liderazgo que ocupaba cada año desde que la OMPI empezó a funcionar en 1978.

"El rápido crecimiento experimentado por China, que se ha convertido en el país que más solicitudes internacionales de patente ha presentado a través de la OMPI, pone de manifiesto una tendencia a largo plazo consistente en un desplazamiento de la innovación hacia Oriente, ya que los solicitantes radicados en Asia representan actualmente más de la mitad de todas las solicitudes PCT", destacó el director general de la OMPI, Francis Gurry, citado en el comunicado.

Gurry recordó que en 1999 la OMPI recibió 276 solicitudes de China, y el año pasado este número aumentó 200 veces.

En total, según la organización, en 2019 las solicitudes internacionales de patente presentadas a través del PCT ascendieron a 265.800, lo que se traduce en un aumento anual del 5,2%. El número de las solicitudes internacionales de registro de marcas presentadas por el Sistema de Madrid creció un 5,7%, hasta 64.400.

"La protección de los dibujos y modelos industriales mediante el Sistema de La Haya para el registro internacional de dibujos y modelos industriales aumentó en un 10,4% [21.807 dibujos y modelos], con lo que culminó otro año récord para los servicios mundiales de propiedad intelectual de la OMPI", destaca la nota.

A la vez, agrega, los propietarios de marcas presentaron en 2019 un número récord de demandas (3.693) ante el Centro de Arbitraje y Mediación de la OMPI.

"Más de dos docenas de tratados de la OMPI fueron objeto de 55 nuevas adhesiones o ratificaciones y los resultados financieros preliminares muestran un superávit aproximado de 97,5 millones de francos suizos [unos 100,5 millones de dólares]", subraya.

La India envía fármaco para COVID-19 en medio de disputa con EEUU

La India anuncia que permite el envío de una medicina considerada como posible cura del coronavirus, y pide a EE.UU. que no politice el tema acerca del virus.

Se ha decidido que La India otorgará licencias de paracetamol y HCQ (hidroxicloroquina) en cantidades apropiadas a todos los países vecinos que dependen de nuestras capacidades”, dijo el martes el portavoz del Ministerio indio de Relaciones Exteriores, Anurag Srivastava.

Las declaraciones de Srivastava se produjeron mientras el lunes, el presidente estadounidense, Donald Trump, destacó que Nueva Delhi debe publicar órdenes de Hidroxicloroquina, un medicamento antipalúdico en ensayo clínico como tratamiento para el nuevo coronavirus, denominado COVID-19.

El mandatario norteamericano, asimismo, advirtió que si La India no ofrece tal medicina, se enfrentará a represalias por parte de EE.UU.

En este sentido, el portavoz indio subrayó que el país asiático evita cualquier especulación al respecto o cualquier intento de politizar el asunto.

“No debería haber una controversia innecesaria sobre esto. La India ha mantenido que suministrará el medicamento esencial a los países que lo necesiten una vez que se cumplan los requisitos nacionales”, expresó.

También enfatizó que dada la enormidad de la pandemia de COVID-19, La India siempre ha mantenido que la comunidad internacional debe mostrar una fuerte solidaridad y cooperación en vista de los aspectos humanitarios de la pandemia.

En otra parte de sus declaraciones, el funcionario indio explicó que al principio se prohibió la exportación de la medicina mencionada, para entonces declarar que La India, al igual que cualquier otro gobierno, tiene la responsabilidad de garantizar que haya cantidades adecuadas de medicamentos para los requerimientos de su propia gente.

El nuevo virus, que se detectó por primera vez en China, ya ha afectado a todos los países del mundo. Estados Unidos con más de 400 mil personas ocupa el primer lugar en la lista de más contagiados y ha demostrado que no está capacitado para controlar esta pandemia letal.

Tras semanas de minimizar la gravedad del nuevo coronavirus y burlarse de las preocupaciones surgidas al respecto, Trump, por fin levantó las manos ante la crisis desatada y a mediados de marzo declaró el estado de emergencia mientras la pandemia se propagaba por el país y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) daban la señal de alarma.

Cuba sigue enviando a personal médico a varios países por COVID-19

101 enfermeros, todos con batas blancas, es la brigada de enfermería que Cuba envía hacia Barbados. Se trata de parte de su contribución para ayudar a este país y al mundo en la lucha contra el SARS-CoV-2.

Los trabajadores de la salud se suman a los 600 médicos y enfermeros que La Habana ha enviado a Europa, América Latina y el Caribe.

Italia, Venezuela, Nicaragua, Surinam y Haití son algunos de los países que han recibido asistencia médica de la isla, una ayuda y solidaridad de las que los cubanos están orgullosos.

Cuba cuenta con las mejores estadísticas de salud en la región, incluido el número de médicos y enfermeras per cápita.

Durante el año, unos 29 000 trabajadores sanitarios cubanos, con una buena reputación internacional, están en 60 países del mundo para ayudar a los que lo necesitan. Se trata de una solidaridad, que La Habana dice, está basada en la creencia en un sistema de asistencia sanitaria universal.

Esta gran asistencia médica llega de parte de un país que sufre desde décadas las más estrictas medidas coercitivas de EE.UU. Mientras tanto, la contribución a la crisis del coronavirus de algunas potencias, como Washington, no ha sido más que endurecer sanciones o robar cargamentos de mascarillas.

Vietnam dona más de 550.000 mascarillas a España y otros países de Europa

MOSCÚ (Sputnik) — Las autoridades vietnamitas proporcionaron más de 550.000 mascarillas a España y otros cuatro países europeos para apoyarlos en la lucha contra el coronavirus, informó la cadena VTV.

Según el medio, el Ministerio de Exteriores de Vietnam entregó las mascarillas este 7 de abril en Hanói a los embajadores de Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido.

Los embajadores de esos países agradecieron la ayuda al Gobierno de Vietnam.

Putin anuncia pagos adicionales para los médicos que luchan contra el coronavirus y afirma que Rusia lo tiene todo para superar cualquier escenario

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado este miércoles un aumento salarial para los médicos y el personal sanitario que trabajan con pacientes que dieron positivo al coronavirus.

"Considero que es necesario [...] establecer durante tres meses, a partir de abril, un pago federal especial para los especialistas que trabajan directamente con pacientes con coronavirus y que arriesgan su salud cada minuto", señaló el jefe de Estado.

Este martes, Vladímir Putin declaró que el país "aún no ha superado el pico" de la pandemia de coronavirus, y subrayó que es muy importante aprender de los errores de otros.

OMS: COVID-19 se propaga de forma exponencial en África

MOSCÚ (Sputnik) — El nuevo coronavirus se está propagando con mucha rapidez en África, el número de casos confirmados de contagio en el continente ya supera los 10.000, incluidos más de 500 decesos, comunicó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"El número de casos confirmados del COVID-19 en África superó los 10.000, más de 500 personas fallecieron, el virus tardó mucho tiempo en llegar al continente en comparación con otras partes del mundo, pero en las últimas semanas la infección se ha propagado de forma exponencial", dice el comunicado.

De acuerdo con los datos de la OMS, el 7 de marzo fueron detectados cinco nuevos casos de contagio en un día, mientras el 7 de abril, 274.

Desde que el COVID-19 llegó al continente el pasado 14 de febrero, se han registrado casos de contagio en 52 países africanos.

La OMS destaca que está trabajando con las autoridades de los países africanos para ampliar sus capacidades en ámbitos importantes como la realización de pruebas, el aislamiento, la detección de contactos de los infectados y la contención de la propagación del COVID-19.

El coronavirus puede provocar una crisis económica y política en África

MOSCÚ (Sputnik) — La propagación del coronavirus en África y la ausencia de contramedidas urgentes pueden provocar una crisis económica y política en la región, declaró Crystal Wells, portavoz de la delegación regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Estamos trabajando contra reloj intentando detener la propagación del COVID-19 en África (…) Si no se toman medidas urgentes para detenerlo las consecuencias para las personas y los sistemas de sanidad serán catastróficas, la pandemia puede causar conmociones en la economía, en la política y en el ámbito de la seguridad", dijo a Sputnik.

Wells señaló que el CICR necesita ayuda de la comunidad internacional.

"Necesitamos la ayuda para equipar a los trabajadores y establecimientos médicos con tal de aislar y ofrecer tratamiento a los enfermos (…) De igual manera necesitamos que la población esté informada de las vías de la propagación del virus", comentó.

La representante de la Cruz Roja relató que el coronavirus alteró el funcionamiento de los sistemas de salud en los países más avanzados del mundo.

"En muchas regiones de África donde estamos trabajando faltan incluso los institutos básicos de sanidad, y claro que ni siquiera existen posibilidades para la terapia intensiva", agregó la portavoz.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19