Portada - Últimas noticias

En solo 48 horas, el número de infectados y de muertos por coronavirus en el estado de Nueva York ha experimentado un aumento aproximado del 39 %, informó este lunes el canal NBC. Con más de 68.300 casos confirmados de covid-19 y 1.342 muertes, se trata del estado más afectado por el brote en todo Estados Unidos.

"Los científicos, los profesionales del Gobierno, tienen que ponerse de pie y mirar al presidente [Donald Trump] a los ojos y decir que esto no es un ejercicio político [...]. El tsunami está llegando", dijo el gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, en una entrevista para el canal MSNBC.

"Y perdóname si estoy un poco emocionado, pero estoy viviendo con esto las 24 horas del día y veo gente morir a mi alrededor", agregó.

El político norteamericano resaltó la importancia de "acumular suministros y de prepararse" para cuando llegue el pico de las infecciones. "Es demasiado tarde para hacerlo una vez que llegue la tormenta, y la tormenta se acerca", reiteró el gobernador.

La mayoría de los casos de contagio se han detectado en la ciudad de Nueva York, que ya cuenta con más de 38.000 infectados y 914 muertos. Le siguen Nassau, Suffolk y Westchester.

El ejército de los EE. UU. Enviará personal de los 'servicios MORTUARIOS' a Nueva York para hacer frente a las muertes de Covid-19 mientras FEMA despliega camiones móviles de la morgue

El Pentágono ubicará a un equipo de trabajadores de la morgue en Nueva York para hacer frente al número de muertes por coronavirus en rápido aumento del estado, mientras que FEMA planea enviar unos 85 camiones para liberar espacio en sus morgues atestadas.

Con casi 7,000 nuevos casos del virus y 155 muertes solo el lunes, Nueva York es, con mucho, el estado más afectado por los Estados Unidos en la pandemia de Covid-19, contando más de 66,000 infecciones y más de 1,200 muertes en total. Según los informes, la afluencia masiva de pacientes y muertes ha abrumado a los hospitales y morgues del estado, lo que llevó a las agencias federales, incluido el ejército, a enviar refuerzos.

"Recibimos una misión de FEMA [la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias] para un equipo de apoyo de asuntos mortuorios para Nueva York y estamos en el proceso de buscar personal", dijo el mayor general Jeff Taliaferro, subdirector de operaciones en la Junta. Personal, dijo a los periodistas el lunes.

Si bien Taliaferro dio algunos detalles adicionales sobre el nuevo despliegue, el director regional de FEMA, Thomas Von Essen, dijo que se enviaría a 42 militares para ayudar a la Oficina del Médico Forense de Manhattan con víctimas mortales en la ciudad de Nueva York, el corazón del brote del estado.

Von Essen también anunció planes para enviar 85 camiones refrigerados para duplicar la capacidad de la morgue de Nueva York de 3,500 a 7,000, pero señaló que los camiones solo ofrecerían alivio "temporal" a la ciudad, que por separado también ha comprado 45 camiones móviles de la morgue.

La Marina de los EE. UU. Ahora también tiene presencia en Nueva York, con un barco médico de 1,000 camas que llegó a un puerto de Manhattan el lunes para ayudar a aliviar la presión de sus hospitales, al borde del colapso debido a un número récord de llamadas de emergencia. más de 7,000 en algunos días, y una grave escasez de equipo y equipo de protección. El barco, el USNS Comfort, tratará a pacientes que no son de coronavirus, con la esperanza de liberar camas en las instalaciones de salud de la ciudad.

El Departamento de Policía de Nueva York fue llamado para dispersar a las multitudes después de que multitudes de personas se reunieran para observar la llegada del barco, sin tener en cuenta una orden estatal de permanencia en el hogar y pautas de distancia social impuestas para detener la propagación del virus. Aunque los infractores podrían enfrentar una multa de hasta $ 500, según los informes, la policía no entregó ningún boleto para dispersar a la multitud.

Central Park también se ha convertido en el hogar de un nuevo hospital de campaña, una unidad de atención respiratoria improvisada con 68 camas, mientras el Cuerpo de Ingenieros del Ejército trabaja para convertir el Centro de Convenciones Javits en Manhattan en otro centro de tratamiento capaz de albergar a más de 1,000 pacientes.

En un esfuerzo desafortunado para retratar el caos en los hospitales de Nueva York, CBS ha sido criticado después de emitir el "video equivocado" en una transmisión reciente, en lugar de mostrar escenas de un hospital en Bérgamo, Italia, otra ciudad prácticamente invadida por Covid. 19)

Aunque la agencia de noticias mostró el metraje con las palabras "Epicentro de Estados Unidos" que aparecen en la pantalla, un portavoz de la CBS lo atribuyó a un "error de edición".

Una médica graba lo que sucede en un hospital de Nueva York con infectados por coronavirus

Colleen Smith, médica de la sala de emergencias del Centro Hospitalario Elmhurst, que se encuentra en Queens (Nueva York, EE.UU.), grabó el pasado martes imágenes de su lugar de trabajo y explicó la difícil situación que se vive debido a la pandemia del covid-19, según lo explicó a The New York Times.

"Lo frustrante de todo esto es que realmente parece que es demasiado poco y demasiado tarde [porque] sabíamos que estaba llegando", explicó Smith, que aseguró que la situación cada vez va a peor. Asimismo, indicó que el centro médico donde trabaja tuvo que buscar un camión refrigerador para almacenar los cadáveres de la gente que está falleciendo.

Asimismo, detalló que están tratando de conseguir algunos respiradores adicionales, tras haber obtenido ya dos envíos de otros hospitales en apenas una semana. Según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins, la actual pandemia ya ha dejado 2.828 muertos y casi 150.000 infectados en EE.UU.

¿Sanidad al límite?

Las autoridades negaron que dicho hospital se esté quedando sin respiradores, pero Smith aseguró que están tratando de conseguir algunas unidades adicionales, después de que otros hospitales les hicieran dos envíos en apenas una semana. "A menos que la gente muera, sospecho que volveremos a tener que pedir respiradores en uno o dos días", sostuvo la profesional de la salud.

Smith ha revelado no estar de acuerdo con las declaraciones de sus superiores acerca de que la situación está controlada. "No tengo el apoyo que necesito, ni siquiera los materiales necesarios […] para cuidar a mis pacientes. Se supone que somos un país del primer mundo", aseveró.

Por otro lado, explicó que muchos de sus compañeros contrajeron la enfermedad porque carecen del equipo de protección necesario, asegurando que incluso reutilizan la mascarilla. Además, indicó que albergan temores de que el estado de los pacientes ingresados empeore, así como de que la situación se prolongue varios meses, como sucedió en China.

"Realmente no me importa si me meto en problemas por hablar con los medios. Quiero que la gente sepa que esto es malo", indicó Smith. "La gente esta muriendo [y] no tenemos las herramientas que necesitamos en el departamento de emergencias", concluyó.

Rusia envía a EEUU un avión militar con equipo médico

MOSCÚ (Sputnik) — Un avión militar ruso con máscaras protectoras y equipos médicos partió rumbo a EEUU, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

"Un avión de la Fuerza Aeroespacial de Rusia cargado de máscaras y equipos médicos salió para EEUU", dice un comunicado del ente.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó previamente que Rusia envía ayuda a EEUU a continuación de una conversación telefónica de los líderes de Rusia y EEUU, Vladímir Putin y Donald Trump, que discutieron la situación con el nuevo coronavirus en el mundo.

El Pentágono rechaza la petición del capitán de un portaaviones de evacuar a la tripulación tras un brote de coronavirus a bordo

El secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, ha declarado que es demasiado pronto para evacuar al portaviones donde 150 marineros se han infectado con coronavirus, a pesar de la petición del capitán del buque de poner en cuarentena a toda la tripulación en tierra.

"No creo que estemos en ese punto", señaló Esper en una entrevista con CBS News respecto al posible desembarco de más de los 4.000 marineros del USS Theordore Roosevelt, el primer buque de guerra estadounidense en servicio en reportar un brote de covid-19 a bordo.

El jefe del Pentágono informó que actualmente se está trasladando "una gran cantidad de suministros y asistencia médica al portaaviones", que se encuentra en la isla Guam, en el Pacífico Occidental. El funcionario agregó que ninguno de los miembros de la tripulación se encuentra enfermo de gravedad.

El USS Theordore Roosevelt fue retirado de servicio la semana pasada después de que varias decenas de tripulantes se contagiaran de coronavirus, obligando al barco a desviarse de su misión en el mar de la China Meridional y atracar en Guam, donde todo el personal a bordo fue sometido a pruebas de detección del SARS-Cov-2. Al menos 150 de ellos dieron positivo.

El brote llevó al capitán del buque, Brett Crozier, a escribir una carta al Departamento de Defensa pidiendo que todo el personal pudiera desembarcar y ponerse en cuarentena en tierra. "Se requiere una acción decisiva ahora para... prevenir resultados trágicos", escribió el oficial, sosteniendo que en lugar de pruebas adicionales para el virus, el "enfoque ahora debe estar en la cuarentena y el aislamiento".

Durante la entrevista, Esper indicó que aún no había leído la misiva de Crozier en profundidad y evitó hacer comentarios directos sobre la solicitud del capitán, más allá de cuestionar la necesidad de una evacuación.

"No he tenido la oportunidad de leer esa carta en detalle. Voy a confiar en la cadena de mando de la Marina para evaluar la situación y asegurarme de que brinden al capitán y a la tripulación todo el apoyo que necesitan para que los marineros estén sanos y que el barco vuelva a la mar", aseveró el secretario de Defensa.

Mientras tanto, se han reportado al menos otros tres brotes menores a bordo de buques de guerra de la Marina estadounidense: el USS Boxer, el USS Colorado y el USS Ralph Johnson, todos ellos atracados en la costa oeste del país norteamericano, aunque ninguno de ellos está actualmente desplegado.

Amenazan en EEUU con despedir a médicos que revelen falta de equipo

Varios hospitales en EE.UU. amenazan con despedir a su personal médico que revelen la falta de equipo suficiente para luchar contra COVID-19, según un informe.

En un artículo publicado el martes, el portal estadounidense Bloomberg señaló que algunos hospitales estadounidenses amenazan con despedir a empleados que hagan declaraciones públicas acerca de sus condiciones de trabajo en el marco de la pandemia de coronavirus.

Incluso, médicos y personal de enfermería de algunos hospitales ya han perdido su trabajo por evidenciar la falta de equipo de protección o respiradores, lamenta el reporte, citando a fuentes familiarizadas con el asunto, bajo condición de anonimato.

Uno de los casos, prosigue, fue el de Ming Lin, un médico de la sala de emergencias en Washington D.C. (capital de EE.UU.), quien fue despedido el pasado viernes, luego de dar una entrevista a un diario local sobre una publicación de Facebook, donde detalla la falta de equipo adecuado para atender la emergencia.

Otro caso ocurrió en Chicago (centro-este de EE.UU.), donde una enfermera fue despedida después de enviar un correo electrónico a sus colegas pidiendo utilizar una mascarilla que le ofreciera mayor protección mientras estaba de servicio, agrega.

Por su parte, Ruth Schubert, portavoz de la Asociación de Enfermeras del estado de Washington calificó de “indignante” la actitud de los administradores de hospitales, en medio de la crisis que atraviesa EE.UU. a causa de la alta propagación del coronavirus, denominado COVID-19.

Los hospitales están amordazando a enfermeros y otros trabajadores de salud en un intento por preservar su imagen (…) Esto es indignante”, reprobó, antes de insistir en que los trabajadores de la salud deben tener la capacidad de decirle al público lo que realmente está sucediendo dentro de las instalaciones donde atienden a pacientes con COVID-19.

La Casa Blanca reconoció el mismo martes la grave situación causada por el coronavirus en EE.UU., y estimó que hasta 240 000 personas podrían morir en el país por esta pandemia, algo que, según analistas, se debe a la mala gestión del brote por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien prefiere sus negocios por encima de la salud de su pueblo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19