Portada - Últimas noticias

Pues no, no era la "injerencia rusa", sino de nuevo otros "aliados", esta vez alemanes... La cúpula de los Mossos d'Esquadra se reunió en secreto en junio de 2016, con la hoja de ruta independentista ya a velocidad de crucero, para desarrollar el DNI de la futura república catalana y un software de inteligencia e investigación propio para velar por el cumplimiento de las leyes que regirían en el nuevo Estado. La Guardia Civil ha descubierto ahora la celebración de esta cumbre confidencial entre la documentación incautada en la sede de la multinacional alemana T-Systems, la compañía que se iba a encargar de desarrollar las aplicaciones informáticas que necesitaba el Ejecutivo de Carles Puigdemont para poner en marcha esos nuevos servicios.

La pista sobre la reunión ha sido localizada exactamente en la bandeja de correo de Ignacio Martí Fernández, uno de los directivos de T-Systems que se volcó en dar soporte digital al plan de ruptura del secesionismo. Según la documentación adjunta a uno de los correos, en el encuentro habrían participado una decena de altos cargos de la policía autonómica. Por motivos de seguridad, los Mossos pidieron que en todos los papeles sobre esta cumbre se identificara únicamente con su nombre completo al responsable que encabezaba su representación. Se trata de Joan Ignasi Rigata, director del Área TIC del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat y que en esa época estaba asignado a la Consejería de Interior. La documentación analizada por los investigadores del Instituto Armado le atribuye el papel de coordinador del proyecto.

 

Modelo de DNI catalán en el que trabajaban los Mossos.

A los otros nueve asistentes sólo se les identifica con sus iniciales y los departamentos de la policía autonómica en los que estaban encuadrados. Cuatro de ellos pertenecían a la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad (R.T., J.G., D.I. y A.F.) y los cinco restantes a la Comisaría General de Información (T.C., C.B., F.M., J.M. y A.A.), encargada de la lucha contra el terrorismo y los radicalismos violentos.

La Guardia Civil localizó otros correos que revelan que los trabajos para desarrollar el software policial de la Cataluña independiente estaban muy avanzados. Incluso habían decidido qué solución utilizarían los Mossos, una denominada “Rola rsFRAME, plataforma de inteligencia e investigación diseñada para la aplicación de la ley, la seguridad nacional y las agencias de inteligencia”, precisan los investigadores en nuevo informe que acaban de ser incorporado al sumario sobre las llamadas estructuras de Estado y los preparativos del 1-O que instruye el Juzgado número 13 de Barcelona.

También habría estado a punto de culminarse el plan del Govern de Puigdemont para poner en marcha un DNI catalán. En correos posteriores a esa reunión de junio de 2016, directivos de T-Systems compartieron incluso fotografías del formato que podría tener el nuevo documento. El organismo que se encargó del desarrollo de este otro proyecto fue el Cesicat, más conocido como el CNI catalán, aunque en estrecha cooperación con los Mossos. La imagen que intercambiaron los ejecutivos de T-Systems era un modelo de tarjeta de identidad para ciudadanos de la Unión Europea. Pero en otra segunda comunicación igualmente intervenida por la Guardia Civil, la fotografía adjunta ya es un boceto de DNI para los ciudadanos de la futura “República de Catalunya”.

 

La lista de altos cargos de los Mossos que asistieron a la cumbre clandestina.

Los correos descubiertos en la bandeja de Ignacio Martí y de otros responsables de T-Systems indicarían que esta empresa también habría participado en encuentros de alto nivel con responsables de otros departamentos de la Generalitat para colaborar en el desarrollo de otras aplicaciones imprescindibles para garantizar el correcto funcionamiento del Estado propio, como la agencia tributaria catalana, la administración de justicia, el censo o padrón de ciudadanos, el soporte para las embajadas y el comercio exterior y un sistema electoral definitivo, entre otros programas.

A juicio policial, la cumbre secreta de la cúpula de los Mossos y los correos de la tecnológica alemana apuntalarían la acusación contra los líderes políticos de la Generalitat y, específicamente, contra los mandos de la policía autonómica, por haber puesto en funcionamiento una estrategia clandestina destinada a desarrollar las estructuras de Estado de la Cataluña independiente. Los documentos también probarían, según la Guardia Civil, que los directivos de T-Systems eran plenamente “conocedores” de la existencia de este plan y que, pese a ello, en lugar de denunciarlo a las autoridades, decidieron posicionarse como colaboradores del plan secesionista.

La Guardia Civil descubre otros 17 millones malversados por Puigdemont en el 'procés'

La Guardia Civil ha encontrando nuevas pruebas de que el Govern de Carles Puigdemont desvió fondos públicos de los presupuestos autonómicos para financiar las creación de las estructuras de Estado de una Cataluña independiente. El Departamento de Economía y Hacienda, que dependía de Oriol Junqueras, habría gastado al menos 17 millones de euros en desarrollar las primeras fases de la futura agencia tributaria catalana, según recoge un informe del Instituto Armado del pasado 15 de febrero al que ha tenido acceso El Confidencial.

El hallazgo, que apuntala la imputación de un delito de malversación a los líderes del 'procés' (castigado con hasta 12 años de cárcel), casi cuadruplica los 4,7 millones de euros de fondos públicos localizados hasta ahora por los investigadores en la contabilidad secreta del 1-O y de las maniobras para la desconexión. La pista que ha permitido llegar hasta esos nuevos fondos ha aparecido en un 'pendrive' incautado a Josep Lluís Salvadó, un dirigente de la máxima confianza de Junqueras que ocupó el cargo de secretario de Hacienda hasta la aplicación del 155 y que está considerado uno de los principales arquitectos de la independencia.

En esa memoria USB, se descubrió un “documento de trabajo elaborado desde el Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda de coordinación, supervisión y seguimiento de las actividades y medidas dirigidas a la creación del Estado catalán y que afectan, básicamente, al ámbito tributario y a la Secretaría de Hacienda”, explican los investigadores. “Si bien es cierto que algunas de las medidas se integran en la vía autonómica, son un paso intermedio para ir implantando muchas otras con el objetivo último de crear el Estado catalán y garantizar su viabilidad económica”. La demostración es que estos papeles, que no habían visto la luz hasta ahora, también incluían “una estrategia para gestionar la recaudación de los recursos necesarios para financiar las prestaciones sociales [es decir, pensiones y subsidios como el de desempleo], competencia que, actualmente, desempeña la Tesorería General de la Seguridad Social”.

Según el informe policial, el documento de Salvadó estimaba que la puesta en marcha de la agencia tributaria catalana exigiría un desembolso de 499.869.737 euros y la incorporación de 7.000 funcionarios, “y ello sin que se hubiese cuantificado el importe necesario para el despliegue de las aduanas o de la agencia de propiedad inmobiliaria”, claves también en la financiación de una hipotética república de Cataluña. El Ejecutivo no tuvo tiempo de invertir todos los fondos, pero “en base (…) a las cifras que se manejan en este documento” de Salvadó, “se puede afirmar que parte de los recursos que tenían previsto gastar se han dispuesto efectivamente”.

En concreto, la Guardia Civil considera que hay indicios suficientes para concluir que el Govern gastó 200.000 euros en el desarrollo del Código Tributario; otros 7.800.000 euros en el despliegue de la “Junta de Tributos, el Consejo Fiscal y el Instituto de Investigación Fiscal”; 4.500.000 euros en la implantación territorial de la administración tributaria, y, por último, al menos 4.923.848 euros en la activación de las primeras fases del sistema e-SPRIU, la aplicación que debía permitir a la Generalitat gestionar impuestos de competencia exclusivamente estatal, como el IRPF, el IVA, el impuesto de sociedades y los impuestos especiales. “En resumen, se infiere que se han invertido alrededor de 17 millones de euros en el despliegue de la administración tributaria como paso intermedio para alcanzar la plena soberanía fiscal del futuro Estado catalán”.

El informe ya está incorporado al sumario sobre el 'procés' que instruye el Juzgado número 13 de Barcelona, pero refuerza los indicios de malversación contra el Govern de Puigdemont en los diferentes procesos penales abiertos. Ocho de los 12 líderes que se sientan estos días en el banquillo del Tribunal Supremo por el 1-O se enfrentan precisamente a una acusación por ese delito, entre ellos el propio Junqueras, jefe directo de Salvadó. Ya no es posible incorporar nuevas pruebas en el procedimiento que está dirimiendo el alto tribunal, pero las defensas de los acusados van a tener difícil impedir que este dato no gravite por la sala.

Hasta la aparición de este 'pendrive', la Guardia Civil atribuía a los organizadores del 1-O un desvío de fondos públicos por importe de 4,7 millones de euros, entre los que se incluyen casi un millón destinado al envío postal de las tarjetas de la mesas electorales de la consulta; más de 600.000 euros por el desarrollo de la plataforma para el registro de catalanes en el exterior; 1,3 millones para la construcción de un 'call center' para el referéndum; en torno a 500.000 euros en publicidad de promoción de la convocatoria, y unos 300.000 euros en la contratación de casi medio centenar de falsos observadores neutrales de la votación, entre otras partidas.

El informe sobre los 17 millones de euros de fondos públicos desembolsados en la administración tributaria de la Cataluña independiente no es el primer documento clave para la investigación que apareció en poder de Salvadó, que ocupa el puesto de secretario general adjunto de ERC desde 2011. Su correo electrónico y los soportes digitales que guardaba en su casa y en su despacho han sido una auténtica mina de información para los investigadores. Los agentes del Instituto Armado le incautaron, por ejemplo, un documento que establecía los decretos que debía tramitar el Ejecutivo autonómico al día siguiente del 1-O, con carácter de urgencia, para apropiarse de todas las competencias del Estado que eran clave para el funcionamiento de la república. Salvadó había contabilizado hasta 41 decretos fundamentales para la nueva Cataluña.

De sus comunicaciones también se desprende que la Generalitat planeó robar información de diferentes bases de datos estatales, como la del catastro o la DGT, para que la hacienda catalana pudiera conseguir los recursos necesarios para financiar la independencia. En su ordenador apareció incluso un informe elaborado por asesores de ERC que establecía las pautas para la creación de un ejército catalán compuesto por hasta 22.000 soldados para defenderse de posibles “conflictos armados”. El documento equiparaba la situación de Cataluña a la guerra que se vive en las regiones del este de Ucrania.

La Guardia Civil investiga la participación de Artur Mas en los contratos para crear el nuevo estado catalán

La Guardia Civil investiga la participación del ex presidente catalán Artur Mas en la contratación de la multinacional alemana T-Systems para crear soportes informáticos y plataformas tecnológicas con las que desarrollar el nuevo estado independiente.

La Unidad de Policía Judicial ha analizado los terminales telefónicos de los responsables de la compañía germana y ha descubierto varias conversaciones en las que se alude directamente a gestiones realizadas con Mas, algunas de ellas, cuando ya no ocupaba el cargo de presidente de la Generalitat y se encontraba Carles Puigdemont al frente de la comunidad autónoma.

"De resultar ciertas las referencias a Mas", subraya la Guardia Civil, "revelaría la influencia de éste con los programas y contratación de T-Systems, circunstancias que evidentemente no le corresponden por haber cesado en su cargo político", añade.

Se refieren los investigadores a comunicaciones en las que la empresa aborda la problemática a la hora de realizar "servicios para temas del 1-O" así como "cuál sería la posición" de la compañía ante estos encargos. En este sentido argumentan que la "posición será, como siempre, profesional y neutral y cumpliremos el contrato salvo que haya una orden judicial, ¡como de costumbre!".

No obstante, para fijar el posicionamiento de la compañía ante el referéndum ilegal y las posibles responsabilidades penales en las que pudieran incurrir, aluden a "una reunión con el president Mas" que iba a mantener "un tal Adolfo". A este último se le señala como una figura clave para analizar "el entorno político" catalán.

No utilizar el mail

Asimismo, ha sido descubierta una conversación entre los directivos de T-Systems fechada el 18 de marzo de 2016 en la que se hace referencia a que se van a ver "con Mas y el partido" así como con "secretarios de ERC en Economía". Precisan que es conveniente transmitir el resultado de la cita "al resto del equipo" pero en ningún caso debe ser "escrito por mail".

La Guardia Civil llama la atención sobre que Mas pueda ser el ex presidente catalán así como a "las reservas que mantienen estos contactos incluso a nivel de no dejarlos plasmados por email ni a los miembros de su equipo de trabajo". Una "circunstancia que no se debería corresponder con el desarrollo de un contrato adjudicado en un concurso público para la realización de trabajos no opuestos a la legalidad".

Un alto cargo de Junqueras se reunió con Unipost para "destruir pruebas" del 1-O

Un alto cargo de Oriol Junqueras, el director de Patrimonio de la Generalitat, Francesc Sutrias, mantuvo un encuentro con los dueños de Unipost para abordar la destrucción de pruebas y cómo debían responder ellos y los trabajadores a la Guardia Civil, que había intervenido en las naves de la empresa la correspondencia relacionada con el referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017.

Así consta en uno de los últimos informes, al que ha tenido acceso Europa Press, entregados por el Instituto Armado en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga la creación de estructuras de Estado y la participación de segundos y terceros escalones de la Generalitat en la convocatoria del referéndum ilegal.

Entre la documentación que encontró la Guardia Civil a Francesc Sutrias, durante los registros del 20 de septiembre de 2017 con el despliegue de la "operación Anubis", estaba un esquema que, según los investigadores respondía a una reunión mantenida por éste con los dueños de Unipost.

Cuando se encontró este documento en la casa de Sutrias, el 20 de septiembre, hacía un día que la Guardia Civil había entrado en las naves de Unipost, en la de Mare de Deu del Angels (Tarrasa), y en Manresa y había incautado cerca de 45.000 sobres preparados para ser enviados a las personas que debían formar parte de las mesas electorales del 1-O.

Según la Guardia Civil, el citado papel que se incautó al entonces director de Patrimonio de la Generalitat evidenciaba que éste había mantenido un encuentro, después de esa intervención policial, con el director general de la empresa de mensajería, Pablo Raventós, y con el ahora empresario y exdiputado de ERC Xavier Vendréll.

El objeto del encuentro, según los investigadores, sería valorar cómo actuar en caso de que se produjera un requerimiento de las autoridades. Todo ello quedó plasmado en un esquema manuscrito con dos columnas. En la segunda de ellas aparece escrito en mayúsculas "Urgente borrar cámara" últimos 10 días.

Según los investigadores, en esa reunión de Sutrias con Raventós y Vendrell valoraron la "destrucción de pruebas" como eran las grabaciones de seguridad de las cámaras.

Además, en el esquema se exponía cómo debía responder el responsable de la empresa y también los trabajadores ante un posible requerimiento o interrogatorio de la Guardia Civil.

Así, en la primera columna figuraba al inicio el apellido "Raventós" y planteaba las opciones de declarar o de no hacerlo. Incluyendo la declaración de que la empresa estaba en situación concursal y alegando: "trabajo es trabajo y tengo contacto con Generalitat de Cataluña y pedidos que me hacen (cuantos más mejor)".

Apuntaban los delitos imputables

Sobre los encargos, apuntaban dos puntos. En el A se decía: "Verán: 5 departamentos, 5 SG, 1 desobediencia, 1 prevaricación, 1 malversación en grado de tentativa". En el apartado B se especifica que "pueden pedir correos".

En base a esta anotación, la Guardia Civil concluye que Sutrias era "perfectamente consciente de que se descubriría que había 5 departamentos de la Generalitat involucrados con sus cinco secretarías generales y valoraba que podrían imputarse por estos hechos los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación en grado de tentativa".

De hecho, las facturas de Unipost, que entre todas ellas suman casi 1 millón de euros, es una de las pruebas que se están valorando en el juicio del procés en el Tribunal Supremo contra 12 exresponsables de la Generalitat, encabezados por Oriol Junqueras. En otro de los informes de la Guardia Civil se expone que una de esas cinco facturas se intentó cobrar en dos ocasiones y que los propietarios de Unipost no lo lograron.

En esa primera columna del documento incautado a Sutrias también se habla de la "ejecución" del encargo, y se especulaba con la posibilidad de que preguntaran a Raventós: Quién se lo llevó, dónde lo fue a buscar, si alguien vio lo que cargaba.

Preguntas a los trabajadores

En la segunda columna figura al inicio el epígrafe "trabajadores" y ahí se formulan supuestas preguntas como "quién lo habló" si "algún trabajador lo fue a buscar, "si recibieron instrucciones internas y cuáles" y "si era urgente, cómo sabía que lo era".

En esa misma columna aparece anotado también y en mayúsculas: "Urgente borrar cámara. Últimos 10 días". Seguido: Previas 118/2017, 15 personas. Atención Guardia Civil.

Precisamente, el mismo día que la Guardia Civil encontró este documento en casa de Francesc Sutrias, también intervino entre 9 y 10 millones de papeletas para votar 'Sí/No' en el referéndum del 1-O en una nave de Bigues i Riells (Barcelona), propiedad del empresario Pau Furriol, así como toda la documentación relativa a la votación, como actas de constitución de mesas, de recuentos y de incidencias, entre otros.

Puigdemont sostiene que Cataluña e Israel "tienen proyectos nacionales parecidos"

 

El expresidente de la Generalitat sostienen que ambos pueblos "han sido perseguidos".

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado en una entrevista que Cataluña e Israel tienen un "proyecto nacional y cultural muy parecido" y ha sostenido que ambas han sido naciones perseguidas.

VIDEO

"En Cataluña hemos visto a Isarel como un proyecto nacional y cultural muy parecido: una nación perseguida, que ha tenido que proteger su lengua, que ha tenido que luchar contra grandes, grandes, incluso imperios que han intentado neutralizarla", ha afirmado durante la entrevista. 
Además, ha asegurado que Israel "tiene que luchar muy duramente para hacerse un espacio en el mundo, para hacerse respetar".

Comentario: El comentario propagandista de Puigdemont es algo típico de la oligarquía separatista catalana, que es abiertamente sionista y apoya incondicionalmente al para-Estado psicopático de Israel. No extraña, entonces, que los separatistas reconozcan que replicarían lo hecho por los sionistas en Palestina si consiguieran tener un Estado propio en territorio español.

Pedro Sánchez pidió a Javier Solana, el verdugo de Yugoslavia, ser el relator con los golpistas catalanes

Pedro Sánchez ofreció a Javier Solana ser el relator, el mediador que exigían los independentistas para establecer el diálogo bilateral entre Cataluña y el Gobierno. El prestigio internacional de Solana -fue secretario general de la OTAN- así como su talante político fueron los rasgos en los que se fijó Sánchez para ofrecerle el papel de mediador. Figura que, finalmente, rechazó.

La figura del relator estaba destinada a ser una persona de preeminencia internacional. Así lo querían todas las partes, para dejar constancia de que se trataba de poco menos que una mediación internacional. La persona elegida fue Javier Solana, el que fuera Mister PEC, Secretario General de la OTAN y, también, la persona clave en las negociaciones con ETA establecidas por el PSOE de Felipe González. Solana no quiso asumir el papel pero derivó la invitación a una persona muy cercana a él. Tanto, que trabaja en una de las fundaciones en las que se encuentra el propio Solana en condición de asesor internacional: el Instituto para la Gobernanza Democrática.

Este instituto, apadrinado por el Gobierno de España, el Gobierno vasco del PNV y la Unión Europea abarca en su ámbito las negociaciones en el entorno internacional. Su consejo asesor cuenta con otra destacada socialista -Amelia Valcárcel- e incluye a claros defensores de la independencia catalana como Montserrat Guibernau.

Solana, además, hay que recordar que fue nombrado presidente honorífico de la entidad que llevó a cabo negociaciones y mediaciones con la banda terrorista ETA, la Henry Dunant. Y es que el relator elegido, en primer o en siguientes instancias, tenía que ser alguien aceptado por socialistas, podemitas y separatistas.

Solana desistió del papel asignado. Y el relator elegido por Pedro Sánchez para negociar con los separatistas catalanes acabó siendo Daniel Innerarity, el director del Instituto de Gobernanza Democrática, entidad en la que figuran Solana y Valcárcel, actualmente consejera de Estado electa por impulso socialista.

Un centro de reflexión

El ámbito de este instituto se justifica de una forma tan amplia en su propia documentación que realmente cabe todo: "El Instituto de Gobernanza Democrática, Globernance, es un centro de reflexión, investigación y difusión del conocimiento para mejorar la tarea de gobierno en todos sus niveles y dimensiones". Y allí puede caber perfectamente la negociación en el ámbito internacional -la entidad tiene un Consejo Asesor Internacional-, de la búsqueda de un punto de encuentro con los separatistas, justo lo que pedía Quim Torra.

El nombre elegido, el de Daniel Innerarity, ya había sonado como figura de consenso. Pero la certeza de que se trataba de una persona tan cercana a Solana, como que realmente el primer candidato a este papel de relator fue el propio Solana, no era conocida. Y es que el objetivo era dotar de dos características a la negociación de las cesiones ante el separatismo: la primera, que hubiera una connotación internacional, para escenificar una supuesta igualdad de trato entre España y una región española; y la segunda, que fuera una persona aparentemente imparcial y de prestigio la que encabezara la mesas de cesiones.

La negativa de Solana abrió de este modo la puerta al uso de una de sus entidades estrella, el Instituto de Gobernanza Democrática, Globernance.

Resulta difícil no ver la huella de PNV tras la elección. El catedrático de Filosofía Política Daniel Innerarity ha estado siempre muy cerca de la influencia de PNV -se ha barajado su entrada como candidato del PNV a las próximas elecciones europeas y su inclusión en las listas de GeroaBai al Parlamento foral-. Y el filósofo, de hecho, hace cuatro años figuró ya en el último puesto de estas listas.

Además, Solana -que ha sido secretario general de la OTAN durante cinco años, Mr PESC (alto representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad Común) durante otros 10, y encargado de Rodríguez Zapatero de diseñar la Estrategia Española de Seguridad- ha tenido otro cargo: el de presidente de honor del negociador con ETA, Centro Henry Dunant para el Diálogo Humanitario. Y este centro Henry Dunant es, además, el que guarda celosamente las actas oficiales de la negociación del Gobierno de Zapatero con ETA.

Carme Forcadell, a otra presa en Alcalá Meco: "Yo no sé que hago en la cárcel, a mí me han engañado"

 

El lamento de Carme Forcadell a su compañera presa. Ella señala directamente a Junqueras: "Me dijo que no me iba a pasar nada". Lo cuenta la interna M., que coincidió en Alcalá Meco con la presidenta del Parlament, hoy en el banquillo del Supremo, y con Dolors Bassa

El tiempo pasa lentamente en la cárcel para los líderes del procés. Sobre todo, para la que fuera presidenta del Parlament y, según la Fiscalía, una de los cerebros de la rebelión independentista, Carme Forcadell. La ex líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC)declaró el pasado miércoles ante el Tribunal Supremo acusada de un delito de rebelión por la Fiscalía. Crónica ha tenido acceso al testimonio de una de las compañeras de la cárcel de Meco con las que ha entablado más relación en la prisión madrileña.

Las palabras de esta reclusa pueden servir para conocer qué piensa realmente la ex dirigente de Ómnium Cultural sobre su papel a la hora de favorecer le aprobación de la Declaración Unilateral de Independencia en la Cámara catalana. Es decir, sus reflexiones entre rejas. Fuera del foco. De las poses. De esas estrategias judiciales que buscan minimizar su responsabilidad en el plan rupturista del que Forcadell ha tratado de desligarse.

"Me limité a cumplir con mis obligaciones", dijo esta semana Forcadell, que está hundida anímicamente, según una compañera de prisión que ha rogado anonimato para evitar cualquier expediente disciplinario y ha autorizado la reproducción de la grabación. Esta mujer, que ha enviado también una carta desde prisión acreditando su identidad, ha compartido los momentos más bajos de Forcadell entre rejas (estuvo en la cárcel de Alcalá Meco desde marzo de 2018 al pasado 4 de julio, cuando fue trasladada a un centro penitenciario en Cataluña) y su rabia respecto al líder de ERC, Oriol Junqueras. La oyó también maldecir al fugado Puigdemont.

"Carme me decía: 'Yo no sé qué hago aquí, a mí me han engañado'. Carme se ha sentido traicionada por Junqueras. Me dijo: 'Yo me metí en esto porque Oriol (Junqueras) me dijo que no me iba a pasar nada y mira al final lo que me ha pasado'. A mí Junqueras me dijo que le apoyara en esto, que a mí no me iba a pasar nada [...] Queríamos presionar, sabíamos que no salía, pero era una forma de presionar'. Ella lo ha pasado muy mal por su nieto, que tenía siete meses. Me decía: '¿Pero tú crees que yo me voy a jugar por esta tontería el no ver a mi familia, y a mi nieto, que está recién nacido, el estar con mis hijos? Yo no sabía que esto me iba a pasar, que iba a entrar en la cárcel. Nunca lo supe'", relata la presa, que también traslada la animadversión que tiene Forcadell hacia el ex president fugado Carles Puigdemont.

"Brecha" entre Forcadell y Bassa

"De Puigdemont no la puedes hablar porque se pone enferma y además es que te mira y te dice que no quiere hablar de ese tío. Me decía: 'Por este cabrón estamos aquí'", explica la reclusa, que asegura que las discusiones en torno a Puigdemont provocaron una brecha en la relación de cercanía ideológica entre Forcadell y su compañera de celda, la ex consejera de Trabajo de la Generalitat y también encausada en el juicio del procés, Dolors Bassa.

"Por eso se separaron de celda. No querían estar juntas. De repente, de la noche a la mañana, se separaron. Estaban en la número 10. Nos llegó Dolors y nos dijo: 'Es que me separo porque me he caído de la litera y yo le dije: 'Mira, si te caes de la litera te destrozas, te rompes en cuatro trozos'. La tía estaba que ni se movía. Se oían gritos entre ellas, ya sabíamos que se iban a separar. Dolors es mucho más radical. Carme es mucho más tranquila en ese sentido. Un día estábamos jugando un grupo al dominó y una compañera mía dijo una simple frase muy tonta y para qué veas cómo es Dolors: Dijo 'mira qué grupo de españolas más majo' y Dolors se levantó de la mesa, se largó y dijo: 'Yo no soy española'", cuenta la presa del centro penitenciario de Meco, que asegura que Forcadell se arrepiente de haber participado en toda la operación contra la unidad de España.

"Ella se arrepiente de lo que ha hecho. Dolors no, Carme sí. Ella tiene mucho miedo a que le pueda caer la condena que le puede caer [la Fiscalía le pide 17 de años años de prisión por un delito de rebelión y la Abogacía del Estado 10 años por un delito de sedición]", cuenta la presa, que aporta una anécdota durante la celebración del pasado Mundial de fútbol en Rusia que rebajaría el grado de supuesto antiespañolismo de Forcadell.

"Cuando era el Mundial y jugaba España, Carme se acercaba a mí que yo estaba con un par de españolas y me preguntaba: '¿Oye cómo vamos?' Y yo la miraba y le decía: '¿Cómo que cómo vamos? ¡Si tú no eres española!' Y me decía: 'Que no, que no, que me digas que cómo vamos'", recuerda la presidiaria, que explica que Forcadell quería que la trasladasen a un centro penitenciario en Cataluña "para estar cerca de su madre" de avanzada edad y de su familia. Lo único que le importaba era su familia que lo está pasando muy mal", explica esta presa, que intercambió correspondencia con Forcadell durante la estancia de esta última en la cárcel de Tarragona El Catllar donde fue trasladada en julio de 2018 desde Meco. En ese centro había ingresado de forma preventiva en marzo de ese mismo año.

Cartas de prisión a prisión

"Cuando se fue a Tarragona nos escribíamos de prisión a prisión, me dijo hace dos meses en su última carta que iba a dejar de escribirme porque había recibido el sumario de 50.000 folios y no iba a tener tiempo porque tenía que estudiárselo. 'Como voy pronto te veo allí', me dijo", relata la presa que se reencontró con ella cuando fue trasladada de Tarragona a Meco a principios de febrero.

La reclusa relata cómo es el día de la marmota de Forcadell en prisión. "A las 8 y media desayunamos y luego ya tenemos todo el día para nuestras actividades hasta la una y media que comemos. A las 2 y media nos encierran hasta las 5 y media y luego de 5 y media a 7 y media que es la cena tenemos nuestras actividades polideportivas o lo que queramos, y luego a las 8 y media ya nos encierran hasta las 8 de la mañana. En el módulo este casi todas estamos individuales porque somos muy poquitas. Seremos unas 89 en el módulo. En este módulo no hay conflictividad, ni peleas, en otros módulos sí. El nuestro es muy tranquilo", explica esta mujer, que afirma que Forcadell está empleando su tiempo en determinadas actividades.

"Carme ha hecho aerobic, manualidades. Carme hace más deporte e inglés, que lo habla muy bien. Dolors pasa más de todo", cuenta la reclusa, que explica que desde la reciente llegada de Carme al módulo "los jefes de servicio y el director" están muy pendientes de ella para que nadie les fotografíe. Esta presa asegura que el deseo de Carme es salir ya de prisión. "Estamos todas mal anímicamente y la frase que todas repetimos aquí es que queremos salir ya. Todas queremos irnos. Ella lo pasa muy mal", explica este reclusa que reconoce que ha cogido cariño a Forcadell.

Fuentes: El Confidencial, Vozpopuli, El Mundo, El Español, OKDiario

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS