Portada - Últimas noticias

La deuda nacional de EEUU ha alcanzado 20 billones de dólares por primera vez, después de que el presidente Trump firmara un proyecto de ley que elevaba temporalmente el límite de la deuda del país, informa CBS.

Trump aumentó la deuda estatutaria en aproximadamente 318.000 millones de dólares, según el Departamento del Tesoro de EEUU. Antes de esta decisión, la deuda de Estados Unidos se situaba en torno a 19,84 billones de dólares.

Así, el Departamento del Tesoro ha obtenido el permiso para pedir préstamos de nuevo, después de varios meses de usar "medidas extraordinarias" para evitar un impago.

Se prestarán alrededor de 15.000 millones de dólares para los esfuerzos de recuperación del huracán Harvey.

"El fracaso en aumentar el límite de deuda podría ser más catastrófico para la economía que el fracaso de Lehman Brothers en el 2008, y borraría muchos de los beneficios de la recuperación [después de lo que pasó con este banco]", comentó Beth Ann Bovino, economista jefe de S&P Global Ratings.

Mientras tanto, el Banco Central de Rusia sigue comprando oro por séptimo mes consecutivo. Desde comienzos de este año, la reserva de oro del país ha crecido en 114 toneladas. De momento, el volumen total de la reserva de oro de la Federación de Rusia asciende a casi 1.730 toneladas del metal precioso.

Según expertos financieros encuestados por Pravda.ru, hoy hay cuatro países en el mundo capaces de llevar a cabo una política financiera independiente de EEUU: Rusia, China, la India y Turquía. Por eso, se puede esperar que sean las autoridades de estos países las que en los próximos diez años "rechacen completamente los pagos internacionales en dólares y euros".

EEUU puede poner en marcha su fuerte aspiradora de dólares

Recientemente, el Congreso de EEUU aprobó una ley que prevé subir el techo de deuda de EEUU. Esta ley puede contribuir a que Washington empiece a retirar grandes sumas de dólares de los mercados financieros. ¿Qué riesgos puede conllevar este paso del país norteamericano?

Durante la siguiente reunión de la Reserva Federal, el Banco Central de EEUU puede anunciar el inicio de una operación destinada a retirar grandes sumas de dólares de los mercados financieros. El portal ruso Ridus informa de que esta retirada será la más grande de las que se han producido en los últimos ocho años.

Tras la crisis de 2008, el país norteamericano invirtió enormes recursos financieros en los mercados. Según varios expertos, esta abundancia de dólares contribuyó a la formación de burbujas financieras.

"Ahora, cuando los congresistas acordaron la subida del techo de deuda, es el mejor momento para que EEUU ponga su 'aspirador' en marcha, que aspiraría el dinero suficiente para que el país norteamericano pueda emitir nuevas obligaciones", escribe el portal ruso.

Tras tomar una decisión para elevar el límite de la deuda y de acuerdo con el plan de previsión, publicado en agosto, el Departamento del Tesoro de EEUU planea pedir prestado en los mercados financieros más de 501.000 millones de dólares, solo por un trimestre. Un volumen récord  que no se había registrado desde 2009.

¿Qué consecuencias conllevará una retirada tan enorme?

Una retirada tan enorme de recursos financieros afectará a muchos Estados del mundo que utilizan o dependen de dólares estadounidenses.

Los bancos, que son los principales intermediarios del Sistema de la Reserva Federal de EEUU, retirarán sus dólares de los mercados financieros para cambiarlos por obligaciones estatales. Como consecuencia, esta retirada provocará el crecimiento de la demanda del dólar y contribuirá al aumento del tipo de cambio de la moneda estadounidense.

El economista ruso AlexéiViázovski explicó a Ridus que el volumen récord de la  deuda causará un efecto aspirador.

"Este efecto amenaza con causar el desplome en todos los mercados financieros. Las bolsas de EEUU que durante mucho tiempo han experimentado un crecimiento, experimentarán una caída. También hay malas noticias para el mercado del petróleo.  (…) Los metales preciosos serán los únicos activos que podrán seguir creciendo", dijo.

Según Viázovski, las principales divisas del mundo serán las víctimas que se verán más afectadas en la futura tormenta. Por ejemplo, el precio del euro puede alcanzar la paridad con el tipo de cambio del dólar.

EEUU amenaza a China con cerrarle el grifo del dólar

En el contexto de sanciones contra Corea del Norte, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, amagó con expulsar a China del sistema Internacional del dólar.

Estados Unidos se está quedando sin amigos. Así, el gigante asiático y segunda economía mundial acaba de ser amenazado. Si no acata la resolución de la ONU del 11 de septiembre por la cual se imponen las sanciones más duras contra Corea del Norte, Estados Unidos podría tomar cartas en el asunto.

"Si no las acata, tomaremos medidas adicionales contra China y la expulsaremos del sistema internacional del dólar estadounidense, y no es poca cosa", ha anunciado Mnuchin en una entrevista para la CNBC, que asegura que "la guerra económica funciona".

Pekín sentiría las consecuencias, pero el país asiático se ha preparado para dejar de depender del dólar a través de los enormes fondos de oro mientras EEUU va liquidando sus últimos activos 'dorados'.

Los encontronazos entre Estados Unidos y China no son nada nuevo. Ya en agosto el presidente norteamericano, Donald Trump, se mostró airado en su cuenta de Twitter por la condescendencia con la que Pekín sigue reaccionando a las ambiciones nucleares de Pyongyang.

EEUU teme la reacción de Rusia

Tras las palabras de Putin, a EEUU le cayó la ficha. La Casa Blanca se ha dado cuenta que ha tensado demasiado la cuerda, y que las consecuencias de las sanciones contra Rusia pueden tener consecuencias insospechadas. Y es por eso que ahora, casi en una marcha atrás, buscan contener la situación.

Ojo por ojo y el mundo acabará ciego. Lo dijo Mahatma Gandhi, aquel abogado, político y pensador indio, pacifista asesinado, por más señas, y quien con esa frase apelaba a la no violencia.

Pacifista no es precisamente EEUU, cuya portavoz del Departamento de Estado de EEUU, HeatherNauert, tal vez en un intento involuntario, por desconocimiento, durante una rueda de prensa apeló al espíritu de esa frase para que cese el intercambio de medidas diplomáticas entre Washington y Moscú.

Y es que tras la marea de sanciones que EEUU ha impuesto y sigue imponiendo a Rusia, con el corolario del desalojo de sedes consulares del país euroasiático en territorio norteamericano en una flagrante violación al derecho internacional, ahora Nauert dice: "Queremos mejorar nuestras relaciones y no queremos ese intercambio de medidas diplomáticas bajo el principio de 'ojo por ojo'".

Ese nerviosismo de la Administración Trump puede ser el reflejo de las declaraciones que realizó el presidente de Rusia, Vladímir Putin, al declarar que, como de los 455 diplomáticos rusos en territorio norteamericano, 155 de ellos están acreditados ante la ONU, y no ante el Departamento de Estado, entonces Moscú aún puede expulsar a otros 155 diplomáticos estadounidenses de Rusia, que se sumarían a la reducción de los 755 que ya tuvieron que marcharse.

En ese contexto, el nerviosismo de HeatherNauert se hizo más patente. En la misma rueda de prensa, Nauert perdió la paciencia luego de que los periodistas no dejaran de lanzarle preguntas sobre los registros de las misiones diplomáticas rusas efectuados por EEUU.

Ante una consulta del periodista de AP Matt Lee, de si a ella le consta algún caso de registro de una misión diplomática estadounidense por servicios secretos, ya sea en Rusia o en algún otro país, la funcionaria contestó: "He estado aquí cuatro meses, desconozco los procedimientos normales para entrar en las misiones desocupadas, pero voy a averiguarlo".

Y ese mismo nerviosismo le jugó una mala pasada: "¿Saben?, no sé si todos ustedes trabajan hoy para RT o qué", y agregó a continuación: "también puedo ser chistosa". Era una clara alusión a que las preguntas que le estaban realizando, le resultaban incómodas.

Al respecto, el analista internacional Juan Aguilar manifiesta: "Yo no sé quién es el que está contratando el personal en la Casa Blanca, porque la situación es muy delicada y lo ven todo muy mal, o realmente han decidido contratar a locos e histéricos. Porque este personaje que se ha permitido el lujo que si los periodistas trabajan para RT, porque no hacen las preguntas que ella quiere que le hagan".

"Pues sean ustedes sinceros. Digan 'miren,  yo no quiero que haya libertad de prensa. Yo le voy a mandar las preguntas que ustedes  me tengan que hacer, porque así estamos todos contentos. Porque sino voy a sospechar que ustedes trabajan para RT, o para Sputnik, o para un canal iraní'. Esto es impresentable", sentencia Aguilar.

El también periodista añada que es tan impresentable como "que diga una portavoz del Departamento de Estado de EEUU que no saben cuáles son los procedimientos que garantizan la seguridad diplomática y jurídica de los Consulados extranjeros. ¿De dónde han sacado el personaje? Esto lo sabe cualquier estudiante de 1º de Política sobre Derecho en cualquier universidad del mundo".

Mientras, la portavoz de Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, al comentar la situación en torno a las propiedades diplomáticas rusas en EEUU, opinó que Washington con sus acciones desestabiliza "no solo las relaciones ruso-estadounidenses", sino también "el orden mundial internacional". Calificó el comportamiento de las autoridades norteamericanas como "indigno de un sujeto del derecho internacional, de un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU", y que amenaza con "convertirse en una nueva tradición estadounidense, no solo en un precedente".

Al referirse el contínuo goteo de sanciones por parte de EEUU contra Rusia, Juan Aguilar concluye que "no es más que una treta para ir dilatando un conflicto que tiene poco fondo".

VIDEO