Alexandr Perepechénov

La importancia estratégica del Canal de Panamá, que no ha dejado de crecer en los 100 años de su existencia, ahora se ve amenazada por la guerra comercial entre sus usuarios, EEUU y China, y las políticas proteccionistas de Washington, considera el director del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia, Dmitri Razumovski.

De acuerdo con las estadísticas de la Autoridad del Canal de Panamá, en 2019 el 66,4% del flujo de carga total por esa vía interoceánica correspondió a EEUU, con unos 169,5 millones de toneladas; seguido de China, con el 13,6%, o 34,2 millones de toneladas de carga.

En declaraciones a Sputnik, Razumovski afirmó que en los próximos años la importancia del Canal quedará determinada por la futura dinámica del comercio mundial, y recordó que después de la crisis de 2008 y 2009 la tasa de crecimiento de las exportaciones globales comenzó a reducirse, "a medida que se reforzaban las políticas proteccionistas, sobre todo en EEUU", lo cual lleva a muchos economistas a "hablar de una crisis de globalización o incluso de su 'muerte'".

"Los usuarios clave del Canal son EEUU y China, y si las guerras comerciales entre esos países se recrudecen, los volúmenes de comercio y, por consiguiente, el tráfico de barcos a través del Canal pueden desacelerarse o incluso disminuir", advirtió el economista en declaraciones a Sputnik.

En opinión del experto, Washington ve a América Central como un área de sus intereses geopolíticos exclusivos y no tolerará la actividad de China en la región. Recordó, por ejemplo, que en las últimas décadas Pekín ha considerado varios proyectos de infraestructuras de transporte interoceánicas en la zona limítrofe entre las dos Américas, como el Canal de Nicaragua y unas líneas de ferrocarril en Colombia y México.

Razumovski constató que la presión de EEUU ya ha provocado cambios en el tráfico marítimo a través del Canal de Panamá, pues China está a punto de ceder a Japón su posición en el flujo de carga por esa vía: según los datos oficiales, el año pasado la diferencia entre los dos países asiáticos fue de tan solo 0,1 puntos porcentuales (el 13,6% frente al 13,5), o unas 75.000 toneladas.

El analista señaló además que la crisis en Venezuela está reduciendo el tránsito del crudo de ese país sudamericano en buques petroleros a China, algo que a su juicio constituye otro desafío para el futuro del Canal.

Esencial para el comercio global

Razumovski destacó que en las condiciones del crecimiento y la aceleración del intercambio comercial internacional, que creció en más de tres veces en los últimos 20 años, el rol estratégico del Canal de Panamá "aumentó de manera considerable".

"El Canal permite recortar las rutas marítimas en 13.000 kilómetros como promedio, lo que acelera significativamente los suministros. Ante la transición del sistema de transporte internacional al funcionamiento en el formato 'just in time', la velocidad de las comunicaciones marítimas hoy es igual de importante que en el período de la construcción del Canal", explicó el jefe del instituto.

Al mismo tiempo, remarcó que la proporción de los gastos de transporte en la estructura del costo de las importaciones mundiales ha venido disminuyendo.

"Para la dinámica del comercio global ahora son mucho más importantes las medidas para reducir las barreras arancelarias y no arancelarias", enfatizó.

El experto también resaltó la importancia del Canal de Panamá para el comercio de Rusia con los países de América Latina situados en la costa del Pacífico.

"Los principales puertos comerciales rusos a través de los cuales se realiza el comercio con los países latinoamericanos están ubicados en el oeste de Rusia, en el océano Atlántico", explicó.

"Sin embargo, no es la capacidad del Canal ni el tiempo de espera para pasar los que limitan el comercio entre Rusia y América Latina; el giro comercial entre los países es bastante insignificante en la estructura geográfica de todo el comercio exterior tanto de América Latina como de Rusia", apuntó.

'Pro mundi beneficio' (en beneficio del mundo): el lema de Panamá transmite un mensaje globalista, encarnado por su Canal interoceánico, uno de los motores del comercio internacional. Cien años después de su apertura oficial, en una época de aumento de proteccionismo y guerras comerciales, este mensaje suena más fuerte que nunca.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19