Este sábado 4 de enero por la mañana, el CentCom está confuso, como si sus generales acabaran de darse cuenta del error estratégico monumental que acaban de cometer. El general Mark Milley ha señalado que “EEUU es muy consciente de la magnitud de la respuesta iraní”, pero que está haciendo todo lo posible “para reducir la tensión”.

Fuentes en Teherán dijeron que EEUU le ha pedido a Irán, a través del agregado comercial suizo, que representa los intereses estadounidenses en Teherán y a través del ministro de Exteriores de Qatar, de visita en Irán, que no lleven a cabo “una respuesta desproporcionada”, es decir, una respuesta que afecte los intereses militares estadounidenses en varios países de la región o de sus aliados saudíes o israelíes.

Los regímenes de Riad y Abu Dhabi están conteniendo la respiración y siguen lanzando llamamientos a la reducción de la escalada. Incluso un destacado investigador estadounidense, Daniel Byman, investigador del Centro de Política Estadounidense en Oriente Medio del Brookings Institute y profesor de la Universidad de Georgetown, conocido por sus delirios anti-iraníes, cree que Trump y compañía han cometido una estupidez geoestratégica irreparable. “El general Soleimani es un símbolo del poder, la influencia y la estrategia regional de Irán y los iraníes no dejarían, ni a cambio de todo el oro del mundo, de vengar su sangre”, señala Byman en un artículo publicado en el sitio analítico Vox bajo el título de “La muerte de Qassem Soleimani cambia la situación en Oriente Medio”.

“El asesinato de G. Soleimani, el antiguo comandante en jefe de la Fuerza Al Quds, marcará un punto de inflexión en las relaciones de Washington no solo con Irán, sino también con Iraq. Esta eliminación afectará significativamente la posición general de EEUU en Oriente Medio. El revés puede ser enorme, y depende en gran medida de la preparación de EEUU para la respuesta de Irán y la de sus muchos representantes en Oriente Medio. En Iraq y otros países donde Irán desempeña un papel militar y político, como Yemen, el Líbano, Siria, Afganistán, así como con los palestinos, el CGRI es a menudo el actor dominante de la política exterior de Irán, o al menos una voz importante”, dice Byman, que recordó también la decisión “inhabitual” de la Administración Trump, tomada en el mes de abril, de designar oficialmente al CGRI como “un grupo terrorista”, “incluso aunque es una institución del Estado iraní y no un actor no estatal contrariamente a las otras entidades que figuran en la lista estadounidenses de organizaciones terroristas”.

El profesor de la Universidad de Georgetown cree que lo que hizo Donald Trump hará que Irán muestre una reacción “impredecible” y “dura”. “Trump ha eliminado a un oponente considerable de la peor manera posible y ahora nadie sabe cuál será la misión de su sucesor”. “Esto ha reducido a cero cualquier posibilidad de normalización con Irán, lo que, dado el peso iraní en la región, es un desafío para la presencia de EEUU”, agrega Byman.

“EEUU pagará cara la muerte de Soleimani, pero nadie sabe todavía dónde, cuándo y cómo pagará el precio de lo que ha hecho, visiblemente de manera improvisada, puesto que Irán tiene la posibilidad de responder en varios frentes. Ataques contra las fuerzas e instalaciones estadounidenses en Iraq son posibles. Irán ha pasado más de quince años creando vastas redes no solo en Iraq sino también en los países donde EEUU dispone de bases. Trump cometió la estupidez de eliminar no solo al general iraní, sino también al vicecomandante iraquí el Hashid al Shaabi, Abu Mohandis, y el pueblo iraquí, por lo tanto, tiene pleno derecho a vengarlo”.

“En cualquier caso, espero que Irán no permita que estos ataques se salgan de control de tal forma que EEUU se vea obligado a movilizar sus fuerzas e ir directamente a una gran guerra que Trump siempre ha temido”, afirmó.

El profesor de la Universidad de Georgetown reafirma que en Iraq hay presiones continuas para la retirada de las fuerzas estadounidenses: “Ahora, muchos estadistas iraquíes apoyan el enfoque de Irán de que las fuerzas estadounidenses deben ser expulsadas de Iraq, mientras que Washington carece de partidarios. Por lo tanto, es Irán quien tiene la ventaja política. Es un claro cambio de tendencia que Irán debe a la muerte de Soleimani.”

Por otro lado, el autor lamenta la falta de aliados de EEUU en estos momentos, salvo quizás Arabia Saudí, aunque tanto esta última como los EAU están ya pidiendo una desescalada.

“Finalmente, la muerte de Soleimani podría ser una victoria hueca y de corta duración o, peor aún, una derrota disfrazada”, dijo el investigador de Brookings.

China: "Estamos siguiendo de cerca el empeoramiento de las relaciones entre Irán y EE.UU., las aventuras militares son inaceptables"

Pekín "sigue de cerca el agravamiento de las contradicciones entre EE.UU. e Irán y se opone al abuso de la fuerza militar en las relaciones internacionales", ha declarado el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en una conversación telefónica con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

Asimismo, Wang ha enfatizado que en esta situación, "las aventuras militares son inaceptables".

Los ministros han abordado la escalada de las tensiones de Oriente Medio después del reciente asesinato del mayor general Qassem Soleimani, el jefe de la Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, que perdió la vida junto con varios funcionarios de una milicia iraquí como resultado de un ataque aéreo perpetrado por EE.UU. en Bagdad.

Rusia y China acuerdan tomar medidas conjuntas para asegurar la paz en Oriente Medio tras el asesinato de Soleimani por EE.UU.

Rusia y China tomarán medidas conjuntas para resolver pacíficamente los conflictos en Oriente Medio después del reciente asesinato del mayor general Qassem Soleimani, el jefe de la Fuerza Quds de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, que perdió la vida junto con varios funcionarios de una milicia iraquí como resultado de un ataque aéreo perpetrado por EE.UU. en Bagdad.

Así lo han acordado este sábado el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia; Serguéi Lavrov, y su homólogo chino, Wang Yi, en una conversación telefónica que ha abordado la escalada de las tensiones de Oriente Medio después de dicho ataque de Washington, aprobado por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Tanto desde Moscú como desde Pekín han confirmado la inaceptabilidad del uso de la fuerza en violación de la Carta de las Naciones Unidas y la necesidad de que todos los países respeten la soberanía y la integridad territorial de otros Estados.

"Los ministros han señalado que esta acción ilegal de Estados Unidos agravó seriamente la situación en la región", reza el comunicado del ministerio ruso.

Desde Moscú han hecho hincapié en que en tales circunstancias Rusia y China "están interesadas en reducir las tensiones y tomarán medidas conjuntas para crear condiciones para una solución pacífica de las situaciones de conflicto".

Rohaní a Erdogan: "Si permanecemos en silencio ante los actos del agresor, esto los hará más fuertes"

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, ha señalado este sábado a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que si permanecen "en silencio ante los actos del agresor", esto "los hará más fuertes", durante una conversación telefónica que mantuvieron luego que EE.UU. asesinara al importante general iraní Qassem Soleimani.

"Si no adoptamos una postura unánime contra los errores de EE.UU., un gran peligro amenazará nuestra región", precisó el mandatario iraní, subrayando que Soleimani tuvo un "papel innegable" en la lucha contra los terroristas en la región.

Rohaní asimismo recordó a Erdogan que este "error grande y tonto" de EE.UU. "violó la soberanía nacional de Irak" y expreso la confianza de que otras naciones de Medio Oriente "condenen explícitamente este crimen".

El presidente de Turquía, por su parte, enfatizó que los países de Oriente Medio "no deben permitir" que "las intervenciones extranjeras y los conflictos regionales impidan que la región logre la paz y la estabilidad".

"Estoy seguro de que la estructura cultural y gubernamental iraní, que tiene sus raíces en la historia, manejará este período de tiempo confiando en su sabiduría", declaró Erdogan.

Iraníes frente a ONU: Todos somos Qasem Soleimani

 

Cientos de iraníes se reunieron frente a la sede de las Naciones Unidas en Teherán para condenar el asesinato del teniente general Soleimani, 3 de enero de 2020.

Lavrov y Zarif destacan que las acciones de EE.UU. en Oriente Medio son una violación del derecho internacional y llevan a una nueva ronda de escalada

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif, han mantenido este 4 de enero una conversación telefónica durante la cual discutieron la situación en Oriente Medio tras el ataque de EE.UU. en Bagdad.

"Los ministros han subrayado que las acciones de EE.UU. son una violación grave de las normas fundamentales del derecho internacional y no contribuyen a la solución de problemas difíciles, acumulados en Oriente Medio, y llevan a una nueva ronda de escalada de la tensión en la región", reza un comunicado de la Cancillería rusa.

Durante la conversación, el canciller ruso expresó sus condolencias por al asesinato del mayor general iraní, Qassem Soleimani.

Rohaní sobre el asesinato del general Soleimani: "EE.UU. no se da cuenta del gran error que ha cometido"

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, ha declarado este sábado que EE.UU. "no se da cuenta del gran error que ha cometido" en relación al asesinato del general Qassem Soleimani en el ataque de este jueves en Bagdad, mientras visitaba la casa del difunto  para presentar los respetos a su familia.

La nación norteamericana "verá las consecuencias de su error no solo hoy sino también en los años venideros", ha adveritdo el mandatario, según recoge la cadena NBC News.

China se pronuncia después del ataque de EE.UU. que mató al general iraní Soleimani

Los arriesgados movimientos militares de Estados Unidos están violando el derecho internacional y empeoran la situación en Oriente Medio, ha declarado el jefe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en una conversación telefónica con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif.

De este modo Pekín ha comentado el reciente ataque aéreo de las fuerzas de EE.UU. en Bagdad (Irak) que acabó con la vida del importante general iraní, Qassem Soleimani, entre otras personas.

En relación con este ataque, la parte china ha indicado que EE.UU. debería dejar de abusar del uso de la fuerza. También el canciller chino ha instado a Washington a resolver el problema a través del diálogo.

En este contexto, Wang, citado por Reuters, ha asegurado que China jugará un papel constructivo en el mantenimiento de la paz y la seguridad en el golfo Pérsico.

Canciller iraní: "Ha comenzado el fin de la maligna presencia de EE.UU. en la Asia Occidental"

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, ha arremetido contra el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en un tuit publicado este sábado. "Hace 24 horas un payaso arrogante, que se hace pasar por un diplomático, afirmó que la gente estaba bailando en las calles de Irak. Hoy, cientos de miles de nuestros orgullosos hermanos y hermanas iraquíes le han dado su respuesta en todo su territorio [nacional]", ha escrito Zarif.

Su tuit ha estado acompañado de varias fotos que muestran a numerosas personas sosteniendo banderas iraníes que han salido a las calles en rechazo a la muerte del general Qassem Soleimani en un ataque perpetrado por EE.UU. en Bagdad bajo la dirección del presidente Donald Trump.

"Ha comenzado el fin de la maligna presencia de EE.UU. en la Asia Occidental", ha concluido.

El jefe de la Diplomacia iraní se ha referido de esta manera al tuit de Pompeo publicado poco después del citado ataque realizado por Washington, que se ha cobrado la vida de Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds —una unidad de élite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica—, y de Abu Mahdi al-Muhandis, el jefe de la milicia iraquí Kataib Hezbolá.

Jefe de la Guardia Revolucionaria iraní: "Una venganza estratégica pondrá fin a la presencia de EE.UU. en la región"

Hossein Salami, jefe de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán, declaró este sábado que el asesinato del mayor general Qassem Soleimani es el prólogo de la expulsión de EE.UU. de Oriente Medio.

"El asesinato del mártir general Qassem Soleimani estará seguido por una venganza estratégica que definitivamente pondrá fin a la presencia de EE.UU. en la región", dijo el alto militar en un discurso televisado citado por Fars News.

"Ese acto de represalia llegará en una vasta geografía a lo largo del tiempo y con impactos determinantes", agregó, y aseguró que Irán no se detendrá hasta que termine la presencia estadounidense en la región.

"Esta declaración debe llegar por escrito, ya que todos verán su realización", declaró Salami.

El 2 de enero, un ataque aéreo sobre el aeropuerto de Bagdad acabó con la vida de Qassem Soleimani, líder de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní; la de Abu Mahdi al Muhandis, jefe de las Fuerzas de Movilización Popular y comandante de la milicia Kataib Hezbolá; y provocó la muerte de al menos otras 10 personas.

Análisis: Coronel Pedro Baños: "Irán tendrá que reaccionar al ataque de EEUU para mantener su prestigio y posición"

El complicado equilibrio de poderes en Oriente Medio -si es que tal ha existido en algún momento- amenaza con estallar por los aires tras los últimos acontecimientos que se han vivido en la región. Del asalto a la embajada de Estados Unidos en Bagdad al abatimiento del general iraní Qasem Soleimani. Un cóctel explosivo en un laboratorio de consecuencias geopolíticas absolutas.

Desde Teherán se habla de "venganza" tras el golpe sufrido en el corazón. Porque la muerte de Soleimani representa la caída de uno de sus pilares principales. Según informes de seguridad, el general representaba el músculo principal en los planes iraníes. Lo había demostrado en incursiones militares en Siria, fuertemente azotada por el terrorismo en los últimos años.

Porque el tablero no se ciñe en exclusiva a Estados Unidos e Irán. Unos y otros tienen intereses -y fuerzas o aliados- en Irak, Yemen, Arabia Saudí, Yemen... y, por supuesto, Israel. Un terremoto como el que se está viviendo en Oriente Medio apenas entiende de fronteras; sí de alianzas, acuerdos comerciales y afinidades religiosas o étnicas.

El coronel Pedro Baños, diplomado de Estado Mayor y con experiencia en Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo en Estrasburgo, desgrana para EL ESPAÑOL algunas de las claves del escenario que se está viviendo en la región. Buena parte de esos movimientos los ha detallado en sendos libros, Así se domina el mundoEl dominio mundial.

Tras el golpe militar de Estados Unidos y la consiguiente muerte del general Qasem Soleimani, en su cuenta de Twitter usted habló de las "picaduras" que Irán puede llevar a cabo contra intereses, por así decirlo, occidentales.

Sí, aunque no sé si el termino "occidental" es el más acertado. Me centraría en dos países: Estados Unidos e Israel, que han sido adversarios en los últimos años años y han combatido directa e indirectamente a Irán en Siria. Irán ha hecho un gran esfuerzo en el ámbito de la conlfictividad en Siria y allí han fallecido altos representantes del Ejército iraní, incluidos coroneles y generales. Incluso se comentaba que la Escuela de Fuerza Mayor de Irán se había trasladado a Siria para formarse.

¿Y cómo puede actuar Irán tras la muerte de Soleimani?

Hay veces en las que no se puede actuar contra estos países [en referencia a Estados Unidos e Israel], pero sí contra otros países aliados. En cualquier caso, entiendo que si ahora mismo Irán no toma ninguna determinación o reacción, caería en un profundo desprestigio. Soleimani no era cualquier general, tenía una gran reputación en todo el país. Si Irán no reacciona, entraría en un gran desprestigio mundial y en la región.

¿Podemos decir que estamos más cerca que nunca de un conflicto bélico entre Estados Unidos e Irán? ¿Más aún que en la reciente crisis nuclear?

Dentro de todo, el tema nuclear es un instrumento político. Vivimos muy centrados en una guerra económica, e Irán la padece muy de cerca por las sanciones internacionales que se le impusieron. Hay que tener en cuenta que, hoy en día, se realizan acciones de ciberguerra entre diferentes países, Irán incluido. O lo que es lo mismo, se actúa a través de guerras interpuestas y elementos proxies.

Con "elementos proxies" se refiere a otros elementos que, sin ser parte directa de los países enfrentados, sí representan movimientos afines geoestratégicos o militares para alcanzar unos fines.

Basta con ver lo que ocurre en Siria, donde multitud de potencias han participado en función de sus intereses. Irán tiene un alto aliado que es Hezbolá en el Líbano, que puede volver a poner los ojos en Israel. También podemos hablar de Hamas en Gaza, de los hazaras en Afganistán, los houtis en Yemen, los alauíes en Siria...

Conflictos declarados en una región crucial, también, en la estabilidad económica de todo el mundo.

Hay que tener en cuenta que, si por ejemplo se cerrara el estrecho de Ormuz, se dispararía el precio del petróleo; en agosto de 2018 ya se puso el barril a 150 dólares. Podríamos volver a todo eso y Estados Unidos, a sacar beneficio de ello como gran exportador. Los grandes perjudicados, los europeos, deficitarios de energía, y más aún en esta situación económica.

Faltan China y Rusia por definir su situación tras la escalada de tensión en Oriente.

China era el principal importador del petroleo iraní tras las prohibiciones de Estados Unidos. China es prudente y no se ha significado. Rusia sí se ha posicionado del lado de Irán.

Rusia, Estados Unidos, China... en escenarios ajenos a su propio territorio. Suena a los tiempos de Guerra Fría.

La tensión existe desde hace tiempo. Estados Unidos ha sido plenamente consciente de que Rusia quiere recuperar voz en el escenario internacional y China ya le supera en muchos ámbitos, como el de la tecnología. Todo esto son reminiscencias de otros tiempos y de tensiones en otras partes del mundo.

Es difícil medir las consecuencias de lo que ocurre estos días en Oriente Medio.

Una chispa puede desencadenar consecuencias mundiales. Como he dicho, Irán algo tiene que hacer. Si permite esta situación y no reacciona, se enfrenta a un desprestigio mundial y a una debilidad en una mesa de negociación.

Fuente: El Español

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente