La producción de la industria rusa de defensa aumentará en 2015 en un 80 por 100 en comparación con 2011 y se cuadruplicará en el horizonte de 2030, ha asegurado el viceprimer ministro Dmitri Rogozin, que supervisa este sector en nombre del Gabinete.

“El volumen de la producción, habida cuenta de las tendencias previstas en su desarrollo, subirá para 2015 en un 80 por 100 sobre 2011; para 2020, en un 50 por 100 sobre 2015; para 2025, en un 30 por 100 sobre 2020; y para 2030, en más del 20 por 100 sobre 2025”, precisó Rogozin. Agregó que, de 2011 a 2030, el incremento será cuádruple.

Más del 33 por 100 de lo que fabrica actualmente el sector de defensa, según el vicepresidente del Gobierno, son productos civiles cuyo peso debe elevarse a la mitad en los próximos años. Un 45 por 100 corresponde hoy en día al material bélico para necesidades internas, y el restante 22 por 100 a los equipos militares de exportación.

Rogozin señaló que el comercio de armas con otros países, y especialmente la creación de empresas conjuntas para la producción de material bélico, generan “un nuevo clima de confianza en las relaciones”. “Nadie vende armas a un enemigo”, señaló.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS