Irán anunció el miércoles que había desarrollado un sistema de protección antimisiles montado en la torreta de los tanques Karrar T-72 M para protegerlos en caso de un ataque, informó Farsnews en el tercer día de maniobras militares en el país.

“El sistema ha sido probado y se instalará en la torreta del tanque. Podrá desviar todo tipo de misiles bloqueando su sistema de guía”, dijo la agencia.

En esta etapa de las maniobras, las unidades de la Fuerza Terrestre de la Guardia Revolucionaria participantes implementaron con éxito varios escenarios ofensivos y defensivos, probando nuevas armas, equipos y tácticas modernas.

Reforzadas por la vigilancia de la inteligencia militar de las posiciones enemigas ficticias, las unidades de la Fuerza Terrestre apuntaron a objetivos específicosy lanzaron ataques masivos, utilizando armas pesadas y semi-pesadas.

Los tanques Karrar, que fueron entregados a las fuerzas terrestres de la Guardia Revolucionaria, son de hecho modelos desarrollados de los tanques T-72M, fabricados en las fábricas Bani Hashim del Ministerio de Defensa.

Los informes indicaron que este modelo de tanque está equipado con un sistema especial de detección antimisiles y también con un dispositivo de navegación GPS.

Este sistema tipo Soft Kile está a punto de completar sus etapas finales de prueba, y luego de las evaluaciones finales, se instalará en la torreta del tanque. Gracias a este sistema, los tanques Karrar son capaces de evitar todo tipo de misiles antiblindaje dirigidos a ellos, saboteando el sistema de guía de misiles, y, por tanto, los tanques tienen una mayor capacidad de sobrevivir a estos ataques.