Rusia está en la fase final de ensayar uno de sus misiles de crucero más temido por los Estados Unidos desde una base de prueba en Novaya Zemlya.

Según informa este jueves el portal ruso de aviación Avia.Pro, Moscú tiene planeado lanzar dentro de los próximos catorce días un proyectil único desde el archipiélago de Novaya Zemlya, que de acuerdo con las autoridades militares rusas es el misil de crucero de mayor alcance del mundo.

“Del 14 al 25 de agosto, en los campos militares del archipiélago de Novaya Zemlya, el Ministerio de Defensa ruso prevé realizar algunas pruebas de uno de sus misiles prometedores […] Durante este período, se debe esperar una mayor actividad de los espías aéreos de la [Organización del Tratado del Atlántico Norte] OTAN en el mar de Barents”, apostilla el medio, citando a fuentes militares rusas.

Anteriormente, los expertos de Avia.pro habían informado sobre las posibles pruebas del misil Burevestnik, que, muy probablemente, habría sido desplegado al lugar de lanzamiento para verificar su estado antes de probarlo.

Una característica clave del misil de crucero ruso Burevestnik es que está alimentado por un reactor nuclear, así que tiene la capacidad de realizar vuelos indefinidos.

Rusia se está dedicando a modernizar sus equipos militares y mejorar su capacidad ofensiva y defensiva dadas las tensiones que mantiene con el Occidente. Las tensiones entre Rusia y países occidentales se han intensificado tras la incorporación de Crimea a la Federación Rusa en 2014, como fruto de un referéndum en que más del 95 % de los habitantes de la península dijeron SÍ a la adhesión de su patria al territorio ruso.

Desde entonces, Washington y sus aliados la Alianza Atlántica han aumentado su presencia militar cerca de las fronteras rusas, principalmente en Ucrania, el vecino occidental con el que Rusia comparte cerca de 2100 kilómetros de frontera terrestre y más de 560 km de frontera en el mar.

Las tumultuosas relaciones entre Washington y Moscú se encuentran en su punto más bajo de la historia y, pese a que Biden había declarado que se alejaría de la política exterior promovida por su predecesor, el republicano Donald Trump, siguen escalando las tensiones entre ambas partes.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS