Libros Recomendados

La corporación estatal rusa Rostec ha presentado este martes su nuevo avión de combate Checkmate "nunca antes visto en Rusia". La presentación del caza tiene lugar en el marco del salón de aviación internacional MAKS 2021, que se celebra entre el 20 y el 25 de julio en la localidad de Zhukovski, cerca de Moscú.

En el marco de la presentación oficial, se anunció que el Checkmate podrá alcanzar una velocidad de más de 2 M con un alcance de vuelo de 3.000 kilómetros, mientras que su carga de combate será de 7.400 kilogramos.

Poco antes, el jefe de la corporación estatal Rostec, Serguéi Chémezov, reveló que el avión de combate ruso Checkmate tendrá un precio de entre 25-30 millones de dólares. El alto funcionario precisó que el único motor de la aeronave será el mismo que se instala en los cazas de quinta generación Su-57.

El jefe de Rostec destacó la ventaja de Checkmate frente a análogos extranjeros como el Dassault Rafale francés o el Saab Gripen sueco, cuyo precio de mercado asciende a 60-90 millones de dólares, o el F-35 de EEUU con un precio superior a los 110 millones de $.

Se anunció que dicho caza puede ser mono/biplaza y puede ser operado como vehículo aéreo no tripulado gracias a la así llamada "arquitectura abierta" en su nariz.

Asimismo, el avión está dotado con algoritmos de inteligencia artificial, lo que permite a los pilotos centrarse en sus tareas principales en vez de ocuparse de operaciones rutinarias. Entre otras prestaciones del Checkmate, destaca su capacidad para alcanzar más de 2 M, así como su baja detectabilidad de radar.

Nada tiene de extraño su parecido con el F-35. El caza estadounidense es “hijo” del ruso Yak-141

En el ámbito de los aviones militares de despegue y aterrizaje verticales (VTOL, por sus siglas en inglés) desarrollados por primera vez en los años 60, pocos cazas tienen tanto en común como el Yak-141 ruso y el F-35B estadounidense.

Gracias a su capacidad para despegar desde pistas de pequeño tamaño y quedarse colgando en el aire, los aviones VTOL prometían convertirse en todo un hito del desarrollo de la aviación militar.

Los modelos más conocidos y exitosos (no sin algunos defectos) fueron el British Aerospace Sea Harrier, el Yak-141 y el F-35B.

El Yak-141 se desarrolló en la URSS en los años 70.

El país socialista, que no tenía grandes portaaviones como EE UU, buscaba crear un caza que pudiera despegar desde pistas pequeñas, como helipuertos, o cruceros antisubmarino del proyecto 1123, como el Moskva, el Leningrad o el Kiev.

El caza Yak-141 superó a sus predecesores (el Yak-36 y el Yak-38), así como a sus homólogos extranjeros (Harrier, Dassault Mirage IIIV) y participó en la pugna por convertirse en el mejor caza VTOL naval.

Pero el destino no favoreció al avión soviético. Su tasa de accidentes, la caída de la URSS y el consiguiente corte de financiación cerraron el proyecto. El caza tenía cuatro prototipos, pero nunca comenzó a producirse en serie.

En 1995 el fabricante de armas estadounidense Lockheed Martin se ofreció a colaborar con la oficina de diseño Yakovlev (desarrolladora del Yak-141). Esta colaboración duró un año, y  la oficina de diseño Yakovlev facilitó a Lockheed Martin toda la documentación técnica del Yak-141.

Poco tiempo después, EE UU presentó un prototipo del caza VTOL que más tarde se conocería como el F-35B. El avión guardaba un parecido sorprendente con el Yak-141 soviético.

Similitudes y diferencias

El diseño y el plano del Yak-141 y del F-35B son casi idénticos. La ubicación del compartimento para el ventilador vertical y la ubicación de las barras de la cola respecto al motor de elevación son las mismas en ambos aviones.

Sin embargo, el despegue vertical del F-35 es considerablemente distinto del despegue del caza ruso.

El Yak-141 realizaba un despegue vertical porque tenía tres motores de turbina: un motor A R79V-300 con una tobera giratoria y dos motores RD-41 de sustentación instalados en un compartimento detrás de la cabina. Los diseñadores del F-35B siguieron un modelo relativamente sencillo y eficaz utilizando un ventilador impulsado por un motor de elevación con tobera giratoria.

Todo esto influyó sin duda en la creación del F-35B. Los estadounidenses aprendieron mucho de sus socios soviéticos. Sin embargo, decir que el F-35B es una copia del Yak-141 es una exageración, los norteamericanos desarrollaron innovaciones que no han sido muy eficaces.

El F-35B se utiliza actualmente en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. El precio de un F-35B, según el acuerdo firmado en 2017 entre Lockheed Martin y el Departamento de Defensa de EE UU, es de 122 millones de dólares, un precio más alto que el de las otras versiones del avión: El F-35A cuesta 94,6 millones de dólares y el F-35C- 121 millones de dólares.

Este breve video sirve para conocer la historia de estos proyectos:

Explican el fracaso de EEUU en el desarrollo del F-35 con un proverbio ruso

Durante los últimos 20 años, el F-35 no ha traído al Ejército de EEUU nada más que problemas, reconocen los propios expertos estadounidenses. El especialista militar Alexéi Leonkov recordó un famoso proverbio ruso que, en su opinión, refleja la situación con el desarrollo de armas en Estados Unidos y Rusia.

"Hay un proverbio ruso 'no le caves la fosa a otro, que puedes caer en ella', pero al parecer Estados Unidos no lo conoce, ya que practican mucho la competencia desleal", señala Leonkov.

El experto recuerda que los especialistas estadounidenses inicialmente criticaron el caza ruso Su-57 alegando que Rusia es supuestamente incapaz de crear un caza de quinta generación. Además, no estaban satisfechos con "la ausencia de un motor de producción rusa, la tecnología furtiva rusa y la tecnología electrónica atrasada".

"Sin embargo, calcularon mal porque Rusia desarrolló sus propios requisitos para los aviones de quinta generación que resultaron ser mucho más estrictos que los estadounidenses. Por eso nuestro Su-57 superó las capacidades de combate de tanto el F-22 como el F-35", subrayó.

El principal problema en la creación de armas y el equipo militar en Estados Unidos se debe a la fusión de los intereses financieros de las empresas del complejo militar-industrial y el Pentágono, cree Leonkov.

"Debido a estos proyectos fallidos, Estados Unidos ha perdido la base científica y tecnológica y ya no podrá alcanzar a Rusia ni siquiera aumentando la financiación de los proyectos de vanguardia", explica el experto.

De este modo, los cazas rusos tienen la oportunidad de promocionarse en el mercado mundial de armamento gracias a su relación precio-calidad favorable, concluye el experto.

De acuerdo a la revista Forbes, la Fuerza Aérea estadounidense ha asumido el fracaso del programa de los F-35. Los expertos señalaron que, debido a la creciente competencia, el diseño del nuevo avión se complicó considerablemente; como resultado, el desarrollo se ralentizó, los costes aumentaron y la fiabilidad del proyecto disminuyó.

"Tras 20 años de un penoso desarrollo, los problemas del caza furtivo llegaron a ser tan graves que algunos funcionarios han planteado la idea de lanzar un nuevo programa para crear un caza más barato y fiable que pueda sustituir por fin a unos 1.000 viejos F-16 de la Fuerza Aérea", escribe Forbes.

Pero los rusos se han adelantado…

El sistema ruso S-500 elimina un blanco durante unas pruebas

El sistema de defensa antiaérea ruso S-500 eliminó un blanco durante unas pruebas, comunicó el Ministerio de Defensa de Rusia.

Durante las maniobras en el polígono de pruebas de Kapustin Yar, ubicado en la región de Astracán, el sistema de defensa aérea realizó con éxito los tiros de prueba contra un blanco balístico de alta velocidad.

El Ministerio de Defensa agrega que los ejercicios de tiro con el uso del S-500 confirmaron las características tácticas y técnicas, y la alta confiabilidad de los sistemas de defensa antiaérea rusos.

"Después de completar un ciclo completo de pruebas, se prevé la entrega del primer sistema S-500 a la agrupación de defensa antiaérea y antimisiles cerca de Moscú", dice el comunicado del ministerio.

El sistema de misiles antiaéreos S-500 Prometéi (OKR Triumfator M) pertenece a los sistemas de la nueva generación y representa un complejo universal de largo alcance horizontal y vertical, con un alto potencial de defensa antimisil y capacidad de interceptar no solo misiles balísticos, sino también objetivos aerodinámicos (aviones y helicópteros) y misiles de crucero.

Según fuentes oficiales, el radio de impacto del S-500 es de unos 600 kilómetros. El Prometéi podrá detectar y derribar simultáneamente hasta 10 misiles balísticos supersónicos que vuelan a una velocidad de hasta 7 kilómetros por segundo, y también interceptar bloques de combate de misiles hipersónicos.

Por sus características, el S-500 superará considerablemente el actual sistema S-400 y a su competidor norteamericano Patriot Advanced Capability-3.

Exhiben el prototipo de la nave espacial rusa Zevs de propulsión nuclear en el salón aeronáutico MAKS 2021

 

El prototipo de la nave espacial rusa con planta de energía nuclear Zevs (Zeus) se expone en el salón internacional de la aviación MAKS 2021, que desde este martes y hasta el 25 de julio permanece abierto en la región de Moscú, informa la agencia RIA Novosti.

La maqueta fue presentada por primera vez en el marco del salón MAKS 2019, mientras que en el foro Army 2020 se mostró un gráfico tridimensional del trabajo de la nave en el espacio.

Según el calendario previsto, el diseño preliminar del aparato debe completarse en julio de 2024. Se prevé que la nave sea puesta en órbita en 2030 para llevar a cabo los vuelos de ensayo. Los diseñadores planean proceder después a su producción en serie y a su uso comercial.

Exploración y neutralización de satélites hostiles

La nave Zevs está siendo desarrollada para que cumpla una serie de tareas orbitales, entre las que se incluye el sondeo de la superficie terrestre y de su espacio aéreo, el abastecimiento de telecomunicaciones y el suministro de cargas a la Luna y la Estación Espacial Internacional.

Por otra parte, se prevé que el aparato sea capaz de neutralizar satélites hostiles con armas de lucha electrónica y láseres.

El Centro de Investigación Keldysh de la agencia espacial rusa Roscosmos informó el pasado mes de mayo que se planea utilizar los radares de Zevs para fines militares, en particular para rastrear el cielo y detectar objetivos aéreos desde la órbita y trasmitir la información a sistemas de defensa. En concreto, el orbitador podría inspeccionar un área con un radio de entre 2.200 y 4.300 kilómetros utilizando equipos de radar (cuya potencia oscila entre 50 y 200 kilovatios). A máxima potencia, los radares abarcarían toda Rusia y partes de los países vecinos.

El misil no guiado ruso S-13B se presenta en el salón aeronáutico internacional MAKS 2021

La corporación estatal rusa Rostej ha presentado por primera vez un misil aire-tierra multifuncional no guiado en el salón aéreo MAKS-2021.

"El misil aire-tierra no guiado S-13B de potencia aumentada combina las capacidades de varios misiles aéreos no guiados de la familia S-13 de calibre 122 mm: los misiles no guiados S-13T y S-13OF conocidos en Rusia y en el extranjero", señaló el martes el director ejecutivo del fabricante de estos misiles, Tejmash, Alexánder Kochkin, citado por TASS. "La prometedora munición ha sido pensada no solo para el mercado nacional, sino también para ventas al extranjero", precisó.

El funcionario especificó que el misil S-13B tiene una ojiva perforadora de hormigón de alta potencia.

La nueva arma ha sido concebida para su empleo como parte de la gama de proyectiles no guiados de aeronaves ya existentes y prometedores de alcance táctico. También podría emplearse para destruir refugios de hormigón y pistas de despegue de la aviación enemiga.

El salón internacional aeroespacial bianual MAKS 2021 se celebra este año entre los días 20 y 25 de julio en el enorme centro de pruebas aéreas Grómov, en Zhukovski, en la región de Moscú.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS