Libros Recomendados

El Ejército ruso ha incorporado a su arsenal el sistema de defensa antiaérea y antimisiles S-500 “Prometheus”, pese a estar en fase de pruebas, revela un informe.

A pesar de que el sistema ruso de defensa antiaérea y antimisiles S-500 “Prometheus” todavía está en pruebas, algunos elementos de esta arma única ya han sido adoptados por las tropas de la Armada rusa, tal y como informó el portal ruso de aviación Avia.Pro.

En este sentido, citando a varias fuentes militares rusas, el informe indica que las Fuerzas Armadas del país euroasiático utilizan activamente la estación de radar de Yenisei, que es la base del S-500 Prometheus, un sistema antimisiles que, entre otras capacidades, tiene un radio de detección de objetivos más amplio, una mayor precisión y puede destruir satélites de órbita baja.

Además, subraya el documento, el radar Yenisei del sistema de defensa aérea de próxima generación de S-500 tiene la capacidad de detectar objetivos hipersónicos y objetivos que se “esconden” de los radares mediante plasma de alta temperatura cuando vuelan a gran velocidad.

Los expertos destacan que la entrada en servicio de los S-500 aumentará significativamente la capacidad de defensa de Rusia. “Solo unos pocos sistemas de defensa aérea y antimisiles de este tipo podrán proporcionar protección contra ataques aéreos y de misiles”, indica el portal especializado en aviación.

De acuerdo con Avia.Pro, el sistema S-500 Prometheus, también conocido como Triumph, será adoptado por el Ejército ruso a finales del año en curso.

Todo sobre el escudo antimisiles S-500

El S-500 es el más novedoso de los sistemas de defensa aérea de largo alcance (hasta 600 kilómetros), fabricado por Almaz-Antey, el mayor contratista de defensa del país euroasiático. El aparato fue diseñado para interceptar y destruir misiles balísticos intercontinentales, así como misiles de crucero hipersónicos, aviones y helicópteros.

Además, tiene la capacidad de abatir de manera simultánea hasta 10 blancos balísticos que se muevan a una velocidad de hasta 7 kilómetros por segundo. El fabricante Almaz-Antey afirma que el S-500 puede incluso atacar satélites de órbita baja y ciertos tipos de naves espaciales en el espacio cercano.

Durante los últimos años, Moscú ha modernizado gran parte de su armamento, como misiles, cazas y tanques, para hacer frente a las amenazas y posibles ataques a su seguridad, en medio de creciente presencia de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la Europa Oriental, precisamente cerca de las fronteras rusas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS