Libros Recomendados

La NASA ha instalado una nueva antena de 34 metros en el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (MDSCC) situado en la localidad de Robledo de Chavela.

Para los proyectos de investigación espacial, la NASA tiene exploradores robóticos en todo el sistema solar, y para comunicarse con estas naves espaciales que se encuentran a varios miles de kilómetros, utilizan las grandes antenas de la Red de Espacio Profundo (DSN, por sus siglas en inglés).

En concreto son tres las estaciones ubicadas estratégicamente alrededor del mundo y se encuentran en los países de Estados Unidos, España y Australia. De este modo, a medida que el mundo gira, al menos un complejo de antenas siempre podrá entrar en contacto con naves espaciales sin importar dónde se encuentren.

El complejo de Madrid, que está gestionado en nombre de la NASA por la organización nacional de investigación de España, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), tiene una serie de antenas para ayudar a la agencia espacial a comunicarse con las naves espaciales. Hasta hace poco contaba con seis antenas de diferentes diámetros equipadas para el seguimiento de ondas especiales, pero de ellas solo estaban operativas cuatro. Estas estaban limitadas a bandas de frecuencia en las que pueden recibir y transmitir, restringiéndolas por ello a comunicarse con naves espaciales concretas.

DSS-56, una antena "todoterreno"

La nueva antena DSS-56, que cuenta con un plato de 34 metros de diámetro, comenzó a construirse en 2017. Se trata de la primera que podrá comunicarse en todo el rango de frecuencias de comunicación de la Red de Espacio Profundo. Por ello, DSS-56 es considerada como una antena "todoterreno",  ya que además de poder comunicarse con todas las misiones del DSN, también puede ser usada como apoyo para otras antenas del Complejo de Madrid.

"Después del largo proceso de puesta en servicio, la antena de 34 metros más capaz de DSN ahora está hablando con nuestra nave espacial", dijo Bradford Arnold, gerente de proyectos de DSN en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California. "A pesar de que las restricciones pandémicas y las condiciones climáticas recientes en España han sido desafíos importantes, el personal en Madrid perseveró y estoy orgulloso de dar la bienvenida al DSS-56 a la familia DSN global".

Con la incorporación de DSS-56 y sus gemelas de 34 metros situadas en los tres complejos, la Red está preparándose para garantizar la capacidad de comunicación y navegación de las misiones a Marte y a la Luna que están por llegar, así como para la tripulación de las Misiones Artemis.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS