Rusia fortalece las fuerzas terrestres en la región del Ártico. A finales de este año, todas las formaciones árticas tendrán tanques T-80BVM adaptados para operar en el lejano norte, revelaron las fuentes del departamento militar. Sputnik cuenta qué es un grupo terrestre ruso moderno en el Ártico, qué incluye y qué tareas realiza.

Infantería motorizada y Marina

Rusia da prioridad a la creación de tropas capaces de operar en las duras condiciones del Ártico. Inicialmente la Flota del Norte tenía dos fuerzas terrestres: la 61 Brigada del Cuerpo de Marines y la 200 Brigada de Infantería Motorizada.

Los fusileros motorizados están desplegados en la frontera ruso-noruega y sus tareas incluyen la defensa de la frontera y las instalaciones de la Flota del Norte. La 61 Brigada está diseñada para participar en operaciones de desembarco marítimo.

Ambas unidades están situadas en la península de Kola, es decir, en el flanco izquierdo del Ártico. En el flanco derecho está la 40 Brigada del Cuerpo de Marines, ubicada en Kamchatka.

Sin embargo, en la región de Ártico existe una producción de petróleo y gas a gran escala y hay necesidad de protegerla de formaciones armadas ilegales.

Por esta razón, el más alto liderazgo militar del país creó fuerzas especiales en el Ártico. Hasta ahora la primera brigada de este tipo, la número 80, se ha formado en el pueblo de Alakurtti. La composición y estructura de esta brigada es clasificada. No obstante, anteriormente se informó que los integrantes están especialmente entrenados para llevar a cabo operaciones de combate en condiciones geológicas y climáticas difíciles, incluyendo bajas temperaturas. El entrenamiento de combate de los combatientes de la brigada incluye habilidades de supervivencia en condiciones de bajas temperaturas, lucha, movimiento en cualquier tipo de transporte desde vehículos de campo a través hasta trineos de perros. De manera similar fue modificado el programa de entrenamiento de combate de las otras brigadas.

La brigada recibió un gran número de equipo militar especialmente diseñado para operar en la zona del Ártico. Se trata de sistemas antiaéreos Pantsir-SA, vehículos todoterreno, vehículos especiales para recreación, cocina y comida, así como otros equipos militares.

Las brigadas del Ártico han sido reforzadas y reformuladas, y se han introducido nuevos equipos, incluidos los tanques T-80.

Se cree que estos vehículos están más adaptados para las operaciones en el Ártico que otros tanques rusos. Fueron mostrados en el Desfile de la Victoria el 24 de junio, y probablemente serán adoptados por la 80 Brigada de Fusileros Motorizados. De esta manera, todas las unidades terrestres de la Flota del Norte serán reequipadas con estos tanques.

Naves y paracaidistas

Asimismo se han hecho cambios en las operaciones de la Flota del Norte. Los barcos constantemente llevan a cabo campañas en el Ártico. En los territorios septentrionales, en particular en la península de Yamal, se practican operaciones de desembarco y contrartillería, así como el traslado de tropas. Los buques de guerra no han realizado operaciones en estas áreas desde la Gran Guerra Patria.

Además se entrena el transporte aéreo. Con este fin se han devuelto helicópteros de transporte y de combate Ka-29 a las unidades de aviación de la Flota del Norte.

Las tropas aerotransportadas siguen siendo la principal reserva móvil del Ejército ruso. Son consideradas como unidades avanzadas en caso de cualquier enemigo en las latitudes del norte. Después de eso, a la zona llegarían los refuerzos de las tropas del Ártico.

En general, Rusia es actualmente el único país del mundo que tiene una formación tan grande de fuerzas terrestres especialmente entrenadas para operaciones en el Ártico.

Así es la 'flecha' de Rusia, el nuevo vehículo blindado de clase ligera

MOSCÚ (Sputnik) — El nuevo vehículo blindado Strela (flecha en ruso) creado en Rusia pesa la mitad que los blindados de la serie Tigr pero destaca por una mayor velocidad y mejor protección antiminas, comunicó Alexandr Krasovitski, director general de la Compañía Militar Industrial (VPK, por su siglas en ruso), diseñadora del equipo.

"Hemos diseñado y fabricado una versión experimental de un blindado de alta velocidad de la nueva serie VPK-Strela que pesa 4,7 toneladas o casi la mitad que sus análogos de la serie Tigr [unas 8 toneladas]", dijo Krasovitski a Sputnik. 

La velocidad máxima del Strela —detalló— alcanza los 155 kilómetros por hora y su protección balística permite resistir disparos de los fusiles AK-74 y AKM y del fusil de francotirador Dragunov (SVD).

"Actualmente el Ejército ruso no tienen automóviles blindados de ese tipo", afirmó el ejecutivo.

Krasovitski destacó que la protección antiminas del Strela permite conservar las vidas de sus tripulantes en caso de pisar el vehículo una mina de una potencia equivalente a hasta dos kilogramos de trilita (contra los 600 gramos en los Tigr).

El Strela, según su modificación, tiene espacio para ocho personas incluido el conductor.

Los automóviles blindados Tigr es una serie de vehículos multiuso de fabricación rusa, destinados para el transporte de personas y cargamentos por caminos intransitables.

Según sea la modificación del Tigr, puede transportar de 6 a 10 personas, incluido el conductor, o cargamentos de hasta 1,2 toneladas.

Desarrollan una tecnología que hace a los aviones y buques invisibles al radar

El equipo científico ruso-italiano del Proyecto Anastasia –llamado así en homenaje a la gran duquesa del Imperio Ruso, Anastasia Románova– desarrolló una tecnología que permite hacer inrastreables las antenas de celular, incluidas las de 5G, así como mástiles de barcos, torres de aeropuertos y otros objetos metálicos alargados.

Los científicos desarrollaron una 'capa de invisibilidad' con la que se puede envolver dichos objetos y hacerlos indetectables para  los sensores de cualquier radar. El elemento clave de la invención es un innovador metamaterial que suprime la respuesta eléctrica de todo objeto.

Según explicaron los científicos rusos en un comunicado, publicado este miércoles en el sitio web de la Universidad Nacional de Investigación Tecnológica de Moscú (MISiS, por sus siglas en ruso), "cualquier objeto metálico alargado tiene una respuesta —una señal que aparece en respuesta a un impacto— de tipo eléctrico". Para ocultar dicho objeto de los radares, es necesario que disperse la luz como un objeto con respuesta magnética, que en sí misma es muy débil.

"Hemos desarrollado un recubrimiento especial, basado en un difusor dipolo magnético ideal, que convierte un objeto metálico alargado con respuesta eléctrica en un objeto con respuesta magnética", dijo uno de los autores del trabajo, Alexéi Basharin, profesor asociado del Laboratorio de Metamateriales Superconductores del MISiS. Los detalles sobre la invención fueron compartidos en la revista científica Scientific Report.

El método puede ser aplicado en tecnologías de baja detectabilidad, o tecnologías furtivas, para hacer a los aviones y buques menos visibles al radar de un potencial enemigo. No obstante, no se reduce esto necesariamente al ámbito de la defensa. El nuevo metamaterial también puede ser útil para ocultar las antenas de los aeropuertos y las torres celulares a fin de que no interfieran con los radares de los aviones y las comunicaciones entre los operadores y los pilotos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19