Libros Recomendados


El avanzado caza multifuncional estadounidense F-35 Ligthning II ('relámpago II') no es capaz de soportar las tormentas. A tal conclusión ha llegado el Departamento de Prueba Operacional y Evaluación (OT&E) del Pentágono. Actualmente está prohibido pilotar el avión en áreas de tormentas frecuentes y acercarse a menos de 40 kilómetros a estas zonas.

Según el informe de gestión del OT&E, el caza también tiene un deficiente sistema de generación del gas inerte (OBIGGS), cuya misión es presurizar los tanques de combustible y mantenerlos con bajos niveles de oxígeno. En zonas tormentosas tal sistema puede fallar, provocando la explosión o el incendio de los tanques si reciben el impacto de un rayo.

Los defectos obligan a una reducción de ciertas características de la aeronave, por ejemplo, la velocidad de descenso. Ahora este parámetro no deberá superar 1.800 metros por minuto, caso contrario volverá a fallar el sistema de presurización.

Los ingenieros del OT&E también han revelado un problema con el empenaje horizontal del F-35, común en todas las versiones del F-35, ya sea convencional (F-35A), embarcado (F-35C) o de despegue corto y aterrizaje vertical (F-35B). A altas velocidades o a gran altura la cola del F-35 experimenta un desprendimiento de la cubertura y en algunos casos hasta la destrucción del timón de profundidad.

Los cazas también presentan fallos del diseño que causan excesivas desviaciones de timones de dirección y alerones durante el paso de velocidad subsónica a supersónica y viceversa. A esto se suman frecuentes casos de zarandeo de cola, etc.

Canadá rechaza la compra de los cazas F-35 de EE.UU.

Canadá anula sus planes de comprar los cazas estadounidenses de quinta generación F-35, según filtran los medios locales. El motivo de tal decisión es el precio demasiado elevado del avión.

La noticia llega poco después de que la compañía Lockheed Martin, que está a cargo de diseñar el avión, adelantara que podría volver a aumentar el coste de la obra. Se espera que el anuncio definitivo se haga público la semana que viene.

Canadá es uno de los miembros del consorcio internacional de F-35 junto con EE.UU. Desde 2010 tenía proclamada su intención de adquirir 65 cazas innovadores. Si el país anula formalmente sus planes de compra, esto podría poner en peligro el futuro internacional de los F-35 como tal, ya que elevaría el precio de la compra aun más para el resto de los miembros del consorcio.

El aumento del coste del proyecto F-35 es un problema permanente. Hoy en día ya supera en un 70% las cifras proclamadas inicialmente. Tal incremento se debe tanto a las demoras en las labores de diseño, como a los fallos estructurales descubiertos en una serie de incidentes con los cazas todavía no resueltos.

Sin embargo, el Departamento de Defensa de EE.UU. sigue firme en sus planes de adquirir los F-35 y hace tiempo ya transmitió formalmente su decisión a Lockheed Martin.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente