El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha mantenido un encuentro el lunes 12 de noviembre en la sede de su Departamento con Pedro Álvaro Cateriano, ministro de Defensa de Perú, en el que, según la nota de prensa oficial, han tratado sobre asuntos de interés común para la Defensa de ambos países.

Durante su visita, Cateriano ha estado acompañado por el embajador del Perú en España y por los comandantes generales de la Marina de Guerra y del Ejército.

En realidad, la reunión se centró sustancialmente en torno al “endoso” que España pretende hacer a Perú de los 54 carros de combate “Leopard” 2A-4 de segunda mano, actualmente “hibernados” por razones presupuestarias, según anticipó el diario limeño “La República” el pasado 5 de noviembre.

Los “Leopard” 2A-4 forman parte de la desproporcionada compra de más de 300 unidades realizada por el Ministerio de Defensa español en la segunda mitad de los años noventa, bajo la presidencia de José María Aznar, incluyendo el modelo más moderno 2E. Los 53 “Leopard” 2A-4 ofertados a Perú forman parte del lote de 108 unidades que fueron adquiridos (bajo la fórmula de “cesión temporal”) al Ejército alemán en 1995 con objeto de cubrir las necesidades operativas más inmediatas del Ejército de Tierra español mientras se fabricaban los más modernos del modelo 2E. En 2006, Defensa los adquirió de forma definitiva por 15 millones de euros.

Desde mayo de este año, estos 53 carros de combates se encuentran en estado de “hibernación” en las instalaciones de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41 en la localidad zaragozana de Casetas, debido a la crisis económica que ha impedido cubrir los altos costos de mantenimiento y operatividad.

El Ejército peruano evalúa en estos momentos la mejor alternativa para remplazar a sus carros de combate rusos T-55, construidos en los años setenta y que actualmente se consideran obsoletos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS