Libros Recomendados

Los próximos 29 y 30 de junio, Madrid será la sede de la Cumbre de la OTAN. Acogerá el encuentro por segunda vez, después de 25 años, y en un contexto internacional marcado por el conflicto en Ucrania.

Con la presencia de las delegaciones de una cuarentena de países, la cumbre reunirá a más de 5.000 personas, entre ellas los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros. Por ello, la capital española permanecerá blindada para garantizar la seguridad de este evento.

Aunque las reuniones en el seno de la organización se producirán entre el miércoles y el jueves, está previsto que los mandatarios lleguen a Madrid a comienzos de la semana. De hecho, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tiene previstos para el martes encuentros bilaterales con los presidentes de Australia y EE.UU, entre otros.

10.000 agentes de Policía velarán porque la semana transcurra sin incidentes, mientras que las autoridades han lanzado una serie de recomendaciones a la ciudadanía.

En este sentido, el alcalde de Madrid, el conservador José Luis Martínez-Almeida, ha pedido "paciencia" a los ciudadanos, porque "va a ser muy difícil moverse por la ciudad esos días", por lo que ha anunciado que los autobuses urbanos serán gratuitos mientras dure la cumbre.

Asimismo, ha solicitado a las empresas "que se facilite el teletrabajo", como se ha hecho en el Consistorio, y ha anunciado la implementación de un dispositivo de "más de 2.000 personas del personal municipal", entre los que se incluyen Policía, emergencias sanitarias y bomberos. "Van a ser días difíciles para todos los que vivimos aquí", ha dicho el regidor, asegurando que se trata de "un reto que va a mejorar nuestra imagen de ciudad", según sus palabras.

Ciudad blindada

El principal cambio que experimentará la ciudad tendrá que ver con el dispositivo de seguridad que se implementará para asegurar que no se produzca ningún incidente durante esta semana. En total, alrededor de 10.000 policías serán desplegados por las calles de Madrid y contarán con la ayuda del Ejército para controlar el espacio aéreo.

Así, se llevarán a cabo dos planes paralelos simultáneamente, uno diseñado por el Ministerio de Interior, responsable de la Policía y la Guardia Civil, y otro por el Ministerio de Defensa, a cargo del Ejército.

Desde el primer departamento gubernamental se ha elaborado el dispositivo denominado 'Eirene', que abarcará 6.550 policías nacionales y 2.400 guardias civiles. De ellos, 2.300 efectivos pertenecen a las Unidades de Intervención Policial (UIP), los conocidos como antidisturbios, llegados desde diferentes puntos del país.

Movilidad limitada

Como ha reconocido el alcalde de la capital, los hábitos de los madrileños se verán seriamente afectados, sobre todo en el centro de la capital.

Se crearán perímetros de seguridad alrededor de los hoteles y los edificios que sean visitados por las delegaciones. En estos espacios, los ciudadanos deberán retirar sus vehículos aparcados. Especialmente vigilados se encontrarán los hoteles Rosewood Villamagna, Palace, Ritz, Wellington, Único y Four Seasons, en el centro de la ciudad.

Además, se encontrarán afectados los accesos al recinto ferial de Madrid, Ifema, y numerosas calles y carreteras se verán asimismo perjudicadas por los desplazamientos de los representantes políticos, sufriendo constantes cortes durante el martes, miércoles y jueves.

También habrá cortes en el transporte público, en concreto la parada de metro de Feria de Madrid permanecerá cerrada al público durante esos tres días.

Una Cumbre crucial

Esta cumbre reunirá a las delegaciones de 40 países. El secretario general de la institución, Jens Stoltenberg, ha calificado el encuentro de "crucial" y "transformador", al coincidir con el desarrollo del conflicto en suelo ucraniano.

La agenda de Pedro Sánchez comenzará el martes, con reuniones bilaterales con el primer ministro de Australia, Anthony Albanese, y con la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. A mediodía compartirá almuerzo con Stoltenberg, más tarde se reunirá con el presidente de EE.UU., Joe Biden, y posteriormente con la primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir. Por la noche se celebrará una cena de gala en el Palacio Real a la que asistirán todas las delegaciones.

Ya el miércoles, la primera sesión de la Cumbre tratará sobre el conflicto en Ucrania y contará con la participación del presidente Vladímir Zelenski a través de videoconferencia. Por la tarde llegará el turno del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y de Suecia y Finlandia, los dos países que intentarán dar pasos para su adhesión a la OTAN.

La última jornada del encuentro, el jueves 30, se dedicará a analizar la frontera sur de la OTAN y las "amenazas a la seguridad" que se plantean por ese flanco.

Paralelamente, durante los dos días se producirán diversas reuniones entre los mandatarios de los diversos países, así como varias recepciones en torno a la Casa Real, donde los reyes de España recibirán a los invitados.

No quieren periodistas “no afectos” a la Alianza belicista

El servicio de prensa de la OTAN, sin dar explicaciones, denegó a los corresponsales de RIA Novosti la acreditación para cubrir la cumbre de Madrid, que se celebrará la próxima semana.

 

Una organización criminógena: La OTAN anunciará “nuevas amenazas” para justificar sus futuras guerras

Los socios de la OTAN que se reunirán los días 29 y 30 de este mes en Madrid ampliarán el catálogo de “amenazas” que se ciernen sobre Occidente y que, por tanto, servirán para justificar nuevas guerras e intervenciones militares.

Un detallado informe elaborado por el Centro Delàs de Estudios por la Paz a las puertas de la cumbre atlántica apunta hacia esos nuevos pasos que previsiblemente se darán en la capital española. Según destaca el estudio, en dicho encuentra se aprobará un nuevo "Concepto Estratégico" que, previsiblemente, "pondrá el acento en reforzar la disuasión y la defensa, lo que equivale a incrementar todas las capacidades militares sean nucleares, convencionales o cibernéticas".

El plan atlantista "incluirá una referencia expresa a la relación con China, a la que considera reto 'sistémico'. Además, planteará que no solo se responderá a ataques armados, sino que la OTAN podría intervenir militarmente frente a cualquier amenaza a su seguridad".

La investigadora Tica Font explica que el "Concepto Estratégico" de la Alianza Atlántica "marca unas directrices políticas generales, a partir de un análisis de la situación geopolítica del momento que debe servir para guiar las inversiones en desarrollar y adquirir capacidades militares y llevar a cabo transformaciones en los próximos diez años en la propia organización, así como en los países miembros".

De esta manera, la reflexión que lleven a cabo los miembros de la OTAN para definir el nuevo Concepto Estratégico "deberá partir de un análisis, en términos geopolíticos y militares, de lo acontecido en los últimos años", lo que según Font incluirá necesariamente "la guerra de Siria, la salida de Afganistán, la invasión/anexión de Crimea por parte de Rusia, la guerra de Ucrania, las divergencias políticas habidas entre Estados Unidos y Europa sobre el papel de la OTAN, el Brexit y la aparición de nuevas tecnologías disruptivas, en especial la Inteligencia Artificial".

El documento vigente se aprobó en la cumbre de la OTAN celebrada en Lisboa en 2010 y lleva como título "Compromiso activo, defensa moderna". Entre las amenazas identificadas entonces figuraban "la adquisición de modernas capacidades militares por otros países, incluyendo la proliferación de misiles balísticos", la proliferación de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva, el terrorismo, la inestabilidad o los conflictos más allá de las fronteras de la Alianza.

Según destaca el investigador Eduardo Melero Alonso en uno de los informes que forman parte del estudio del Centro Delàs, "a pesar de que las nuevas amenazas tienen un diferente grado de relevancia para la seguridad de los países que integran la OTAN, el Concepto Estratégico deja abierta así la posibilidad de hacer frente a cualquier nueva amenaza a través de intervenciones militares", de tal forma que queda claro que "cualquier amenaza puede dar lugar a una respuesta de carácter militar".

Por su parte, Font señala en su análisis que el nuevo Concepto Estratégico que asumirán los miembros de la Alianza en Madrid "pondrá el acento en reforzar la disuasión y la defensa, lo que equivale a incrementar todas las capacidades militares, sean nucleares, convencionales o cibernéticas".

De hecho, esta investigadora del Centro Delàs estima que la OTAN "contemplará la amenaza nuclear, una amenaza que deber ser creíble y, por tanto, que sea factible su empleo". Además, previsiblemente se incorporará "el dominio del espacio exterior y, por tanto, el desarrollo de armas" situadas en ese ámbito, lo que requerirá el "desarrollo de nuevas capacidades que no existían en 2010".

En otro apartado del informe, Melero subraya que el "Concepto Estratégico", a la vez que mantiene "un concepto amplio de seguridad", pretende también "legitimar operaciones militares que vulnerarían la Carta de las Naciones Unidas".

A ello se suma "La ausencia de un verdadero debate democrático sobre el Concepto Estratégico de la OTAN".

El asunto no termina ahí. Según aprecia este investigador, “en este caso, además, el debate parlamentario era obligatorio, ya que el Concepto Estratégico, aunque sea un documento político, modifica en la práctica el contenido del Tratado del Atlántico Norte".

Melero subraya que "según el artículo 94 de la Constitución española, la celebración o la modificación de un tratado o convenio internacional de carácter militar exige la autorización previa de las Cortes Generales. Por tanto, debería haberse abierto formalmente un procedimiento de revisión del Tratado del Atlántico Norte", agrega.

Así las cosas, la integración en la OTAN, una organización que "pretende intervenir militarmente en cualquier lugar del mundo, para defenderse frente a cualquier amenaza, no solo exige vulnerar el derecho internacional cuando sea necesario. También requiere saltarse las reglas básicas de nuestra democracia parlamentaria", añade el investigador del Centro Delàs.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue