Ajeno a la propuesta de sanción del Banco de España, que solicita inhabilitarle durante cinco años y el pago de una multa de 155.000 euros, el ex presidente de la primera caja española intervenida presentó el pasado jueves 28 a un reducido grupo de asistentes la sociedad Spanish American Strategic Alliance (SASA), de la que él mismo es la cabeza visible y que forma parte del holding Wolttan Consulting, junto con Lisis Capital, y una plataforma hispanoamericana en proceso de formación.

Fuentes próximas a los propietarios del aeropuerto de Ciudad Real confirman a LA GACETA que es más que probable que este holding sea el encargado de gestionar la venta del aeropuerto a una compañía americana. Algunos de los actuales propietarios creen que esta venta ya se ha consumado por un importe de 625 millones de euros, pese a que el precio inicial de esta operación era cercano a los mil millones. Al acuerdo únicamente le faltaría la firma de algunos documentos para quedar definitivamente formalizado.

El Aeropuerto Central Ciudad Real, de capital privado, cuenta entre sus accionistas mayoritarios con Caja Castilla-La Mancha y su corporación, principales promotores de su construcción. Durante el primer año de funcionamiento del aeropuerto, 2009, movió 53.000 pasajeros y más de un millón de mercancías. Las mismas fuentes confirman a LA GACETA que, por facilitar esta operación de venta, la empresa intermediaria podría haberse embolsado una cantidad próxima a los ochenta millones de euros.

El aeropuerto de Ciudad Real, presumiblemente ya en manos de EE UU, se convertiría en breve en base de operaciones del ejército estadounidense; algo así como una zona de paso en suelo español para poder abastecerse y transitar libremente. De confirmarse este extremo, la operación de compra-venta habría contado con el conocimiento y el visto bueno de José Luis Rodríguez Zapatero, al necesitarse la aprobación del Gobierno para instalar una nueva base del ejército americano que le sirva de apoyo a sus actividades bélicas en Irak, Afganistán y otros puntos calientes.     Estas nuevas funciones del aeropuerto llevarían aparejadas la construcción de una gran zona de actividades logísticas (ZAL), otro foco más de atención para el negocio que el ex presidente de la Caja Castilla-La Mancha pretende desarrollar a través del holding Wolttan.

Una copa

El encuentro del pasado jueves 28, celebrado en un céntrico hotel de Madrid, no era un acto abierto al público ni a los medios de comunicación, pero este periódico ha podido conocer lo que se habló en la reunión que organizó Juan Pedro Hernández-Moltó, además de haber tenido acceso a la documentación que se manejó.

En el acto participó José Luis Muñoz Ibáñez, administrador único de estas sociedades en la documentación del Registro Mercantil, detrás del que se parapeta Hernández-Moltó, sin embargo los dos ostentan el cargo de general partner. El ex presidente de CCM presentó a Muñoz como el “auténtico cerebro” de este entramado societario. Ambos estuvieron acompañados por Noé Hinojosa, representante de Estrada Hinojosa Investment Bankers, a su vez socia de SASA.

El evento, que culminó con una copa ofrecida por Hernández-Moltó, contó con la presencia del embajador de México, Jorge Zermeño, quien acudió con su esposa. Asistió a su vez el socialista Jordi Sevilla, ex ministro de Administraciones Públicas, que abrazó efusivamente a Hernández-Moltó. Y también hizo su aparición Juan Manuel Eguiagaray, ex ministro de Administraciones Públicas y de Industria durante los Gobiernos de Felipe González, y ex delegado del Gobierno en el País Vasco, más efusivo en sus abrazos si cabe a Hernández-Moltó que Jordi Sevilla. Tan privado fue este encuentro que no se permitió la entrada a periodistas, ni tampoco a dos redactores de Intereconomía. De hecho, la poca información que había trascendido previamente relacionaba a Moltó con Wolttan como si de negocios inmobiliarios se tratara. “Fijaos lo que dice la prensa de mi –comentó el ex presidente de CCM–, ¡una inmobiliaria!”.

La falsa inmobiliaria

Días antes, el 25 de enero, algunos medios de comunicación se hacían eco de una posible presentación de Wolttan por parte de Hernández-Moltó también en un hotel de Madrid, y recogían el secretismo de quien fuera ex portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, asegurando que no había querido facilitar dato alguno sobre sus inversores.

De acuerdo con la documentación a la que ha tenido acceso en exclusiva este periódico, el holding Wolttan, constituido en España en 2009, se dirige a “empresas públicas y privadas de EE UU, México y España que buscan su implantación en otros países, invirtiendo en negocios y/o desarrollando nuevos proyectos”. Y destaca el “asesoramiento en la negociación con Administraciones Públicas”. Lisis, por su parte, es la división europea del Grupo Wolttan y centra su actividad en España; en tanto que SASA, donde Hernández-Moltó es general partner, es la división internacional que intermedia en las relaciones entre los mercados de EE UU, México y España. Ofrece análisis de alternativas de inversión, estudio de mercados, negociación con instituciones, adquisición de activos…

Entre los socios de SASA se encuentra el Estado de Texas, Austin Bank, Frost Bank, Estrada Hinojosa, Energy and Resource Consulting Group, de Denver, y Oppenheimer Blend, una potente firma de abogados de Texas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue