MOSCÚ (Sputnik) — Rusia, Turquía e Irán repudian los ataques israelíes contra Siria que desestabilizan la situación en el país árabe, se desprende de la declaración de los líderes de los tres países.

Los presidentes, Vladímir Putin, de Rusia, Recep Tayyip Erdogan, de Turquía, y Hasán Rohaní, de Irán, sostuvieron este 1 de julio una videoconferencia sobre Siria.

Los líderes "consideran desestabilizadores los ataques israelíes en Siria que violan la soberanía y la integridad territorial del país y aumentan las tensiones en la región", dice la declaración publicada en página web del Kremlin.

Moscú, Ankara y Teherán también condenaron la decisión EEUU sobre los Altos del Golán sirios ocupados al subrayar que "supone una amenaza a la paz y la seguridad regionales".

El plan de paz para Oriente Medio que el presidente de EEUU, Donald Trump, presentó a finales de enero pasado da luz verde a Israel para anexionarse vastas áreas de Cisjordania y prevé la creación de un comité israelo-estadounidense para establecer las fronteras exactas del territorio que se incorporará al Estado hebreo.

El plan es totalmente contrario al derecho internacional, que aboga por el establecimiento del Estado palestino en las fronteras anteriores a la guerra de 1967, en la que Israel ocupó Gaza, Cisjordania, Jerusalén este, los Altos del Golán sirios y la península egipcia del Sinaí.

El pacto de gobierno firmado en abril por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, prevé que el proceso de anexión de la Cisjordania ocupada se inicie a partir del 1 de julio con el respaldo de EEUU.

Coordinación sobre Siria

Asimismo, los líderes de los tres países acordaron reforzar la coordinación sobre Siria.

Los mandatarios "reafirmaron su compromiso de fortalecer la coordinación trilateral sobre la base de los acuerdos mutuos", dice el comunicado.

También se confirmó el firme compromiso con la "soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Siria, así como con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas".

En este sentido, los presidentes rechazaron todos los intentos de "crear nuevas realidades 'en la tierra' con el pretexto de la lucha contra el terrorismo, incluidas las iniciativas ilegales de autogobierno".

Los presidentes "expresaron su determinación de resistir a los planes separatistas destinados a socavar la soberanía y la integridad territorial de Siria y amenazar a la seguridad nacional de los países vecinos", añade la nota.

El documento reitera que el conflicto sirio "no tiene solución militar y se puede resolver solo mediante el proceso político, dirigido por los sirios con la asistencia de la ONU, de acuerdo con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

Situación humanitaria en Siria

Además, Rusia, Turquía e Irán están preocupados por la situación humanitaria en Siria en medio de la pandemia de coronavirus.

"Expresaron una seria preocupación por la situación humanitaria en Siria y el impacto de la pandemia del coronavirus al admitir que obstaculiza el funcionamiento del sistema sanitario de Siria y la situación social, económica y humanitaria", dice el documento publicado en la página web del Kremlin.

En este contexto los líderes de Rusia, Turquía e Irán instaron a la comunidad internacional a aumentar la ayuda humanitaria a todos los sirios "sin discriminación, politización y condiciones previas".

Los presidentes "rechazaron las sanciones unilaterales que violan las normas del derecho internacional, del derecho humanitario internacional y la Carta de la ONU en el contexto de la pandemia".

​A finales de marzo, el presidente de la Asamblea General de la ONU, el nigeriano Tijjani Muhammad-Bande, instó a levantar las sanciones unilaterales impuestas contra los países en vías de desarrollo más vulnerables ante la pandemia.

Además, el secretario general de la ONU, António Guterres, llamó a los líderes del Grupo de los Veinte a abolir las sanciones que obstaculizan el suministro de alimentos, equipos médicos y artículos de primera necesidad para que los países puedan luchar contra el COVID-19.

El 3 de abril Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido, Ucrania y Georgia no permitieron que la Asamblea General de la ONU adoptase un proyecto de resolución ruso que llama a levantar las sanciones unilaterales que impiden a los países combatir el nuevo coronavirus.

En Siria, según los últimos datos, se confirmaron 279 casos de contagio por el virus, entre ellos nueve letales.

Presión económica de EEUU en Siria

A su vez, Putin llamó a Rohaní y Erdogan a aunar los esfuerzos para ayudar al Gobierno sirio en medio de las sanciones de EEUU.

"Las sanciones que eluden a la ONU se suman a los problemas, también son ilegales. Dada la presión que las sanciones están ejerciendo sobre este país necesitamos aunar nuestros esfuerzos y tomar medidas para ayudar al país", dijo Putin en la telecumbre con los presidentes de Turquía e Irán sobre la crisis siria.

El mandatario ruso también se mostró dispuesto a viajar a Teherán tan pronto como sea posible.

Asimismo Putin propuso pensar en cómo organizar la ayuda humanitaria a Siria ante las sanciones contra el país árabe.

Según el líder ruso, todavía no se han implementado todas las decisiones sobre Siria, pero los esfuerzos de los tres países surten resultados tangibles.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

La solución de la crisis se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de la ONU, y la de Astaná, copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

Seis civiles mueren por la explosión de minas colocadas por terroristas en Siria 

Al menos cinco civiles y un militar perdieron la vida en la explosión de minas remanentes de los terroristas en el sur y centro de Siria.

Cuatro civiles, entre ellos tres niños, murieron y otros seis resultaron heridos en el estallido de dos minas en las localidades de Athereya y Souran en el norte de la provincia de Hama, 235 kilómetros al norte de la capital Damasco, informaron medios locales.

Otro artefacto explosivo en la localidad de Aquerbat mató a un soldado e hirió a otros cuatro durante operaciones de peinado en esa zona que presenció recientemente ataques de bandas del grupo terrorista Estado Islámico, (Daesh, por sus siglas en árabe).

Asimismo, una mina cobró la vida de un joven en la zona este del municipio de Salamieh en la misma Hama.

En la provincia de Daraa, situada a 100 kilómetros al sur de Damasco, cuatro campesinos fueron lesionados al explotar una mina al paso de una cosechadora de trigo y que causó la destrucción de la maquinaria y la quema del sembrado.

Ante el avance del ejército sirio, los radicales procedieron a sembrar explosivos en las casas y tierras agrícolas con el fin de obstaculizar la liberación de las zonas e impedir el retorno de desplazados a sus localidades de origen.

Fuerzas sirias y rusas envían refuerzos militares a Al-Raqa

 

Las fuerzas sirias y rusas han reforzado sus posiciones militares en la localidad de Ain Isa, situada en el noroeste de la provincia de Al-Raqa.

El Ejército Árabe Sirio y el Ejército de Rusia han enviado convoyes de refuerzos al frente Ain Isa, situado al este del Éufrates, en la provincia de Al-Raqa (norte), según ha informado este miércoles el portal sirio Al-Masdar News.

Citando a una fuente militar siria, el medio ha reportado que estas tropas se han dirigido hacia Ain Isa para una potencial operación militar y para fortalecer las defensas militares en Al-Raqa.

Las fuerzas sirias y rusas han enviado dichos refuerzos en un momento en que el Ejército de Turquía y los terroristas proturcos han estado atacando a las tropas del Ejército sirio y a las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) en el área de Ain Isa durante varias semanas, a pesar del alto el fuego en curso en el norte de Siria.

Protestan contra las fuerzas de ocupación turcas y estadounidenses en Qamishli, Hasaka

Los habitantes de la localidad de Buair Boasi, situada en el municipio de Qamishli, en el extremo norte de la provincia nororiental siria de Hasaka, organizaron este lunes un mitin en protesta contra la presencia de las fuerzas de ocupación estadounidenses y turcas en el territorio sirio, y también contra la injusta “Ley César”.

Según reportes del corresponsal de SANA en Hasaka, los manifestantes rechazaron la “Ley César” y la tacharon de una violación flagrantes de todas las normas humanitarias e internacionales.

Expresaron su convicción en que “la firmeza del pueblo, el ejército y el liderazgo de Siria frustrará esa nueva agresión”.

“Protestamos hoy para que todo el mundo sepa que Siria, que resistió durante casi 10 años en su guerra contra el terrorismo, vencerá a este injusto bloqueo”, señalaron.

Asimismo, exigieron la salida de las fuerzas de ocupación estadounidenses y turcas del territorio sirio y poner fin de las violaciones de sus mercenarios contra los lugareños en los pueblos ocupadas en Ras al-Ain.

Hezbolá iraquí condena violación israelí de su espacio aéreo

El Movimiento de Resistencia Islámica de Irak (Kataib Hezbolá), denuncia violación del espacio aéreo iraquí por los aviones del régimen de Israel y EE.UU.

Yafar al-Huseini, el portavoz del Kataib Hezbolá, en una entrevista concedida a la cadena libanesa Al-Mayadeen el martes, reveló que cada día al menos siete aviones israelíes vuelan en los cielos de Irak sin permiso del Gobierno iraquí, y violan el espacio aéreo de este país.

Al-Huseini también condenó la violación del espacio aéreo de Irak por Estados Unidos y afirmó que los aviones estadounidenses vuelan diariamente el espacio aéreo iraquí sin informar a Bagdad.

Además, señaló que todas las informaciones sobre la violación del espacio aéreo iraquí por aviones extranjeros están en mano de los movimientos iraquíes.

En el pasado, continuó el portavoz, el Gobierno iraquí al menos era informado de los vuelos, pero ahora el espacio aéreo del país está siendo violado sin previo aviso.

Estados Unidos ha atacado en reiteradas ocasiones a las posiciones de movilizaciones populares iraquíes. Mientras tanto, varias figuras iraquíes han acusado al régimen de Israel de estar detrás de algunos bombardeos en Irak.

También, el propio primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benjamín Netanyahu, insinuó hace un tiempo que Israel está detrás de los ataques. “Estamos operando, no solo si es necesario, estamos operando en muchas áreas contra un Estado que quiere aniquilarnos. Por supuesto, le di una mano libre a las fuerzas de seguridad y les indiqué que hicieran todo lo necesario para frustrar los planes de Irán”, dijo Netanyahu, al ser preguntado si Tel Aviv estaba considerando operaciones en Irak.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue