Mehmet Perinçek

La rápida evolución de acontecimientos en Libia es actualmente el principal asunto en la agenda de las relaciones internacionales. Entre los aspectos importantes de la cuestión se encuentran los siguientes fenómenos: Los logros del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN) en el frente con el apoyo de Turquía, la búsqueda del alto el fuego por parte de Haftar como resultado de su retirada forzosa, la Declaración de El Cairo que se firmó en Egipto, el regreso de los EEUU a Libia de acuerdo con el impulso de un Estado títere en Siria una vez más, y la conservación de la línea directa entre Erdoğan y Trump. Mientras tanto, hay importantes desarrollos dentro del eje Rusia – Libia (GAN) –Turquía.

Dos ciudadanos rusos arrestados

Hay dos ciudadanos rusos detenidos en Trípoli que han estado en el centro de una gran controversia entre las partes involucradas. El 16 de mayo de 2019, dos empleados de la Fundación Rusa para la Protección de los Valores Nacionales, el sociólogo Maxim Shugaley y el traductor Samer Hasan Ali Sueyfan (ciudadano ruso y jordano), fueron acusados de intervenir en las elecciones presidenciales. Fueron arrestados y encarcelados en la prisión de Mitiga.

Rusia ha intentado asegurar su liberación al más alto nivel. También se pidió a Turquía que ayudara a resolver la situación, pero aún no se han obtenido resultados.

Cambiando los equilibrios

Turquía ha cambiado completamente el equilibrio mediante su participación en la guerra civil de Libia. El 27 de noviembre de 2019, el acuerdo entre Turquía y Libia comenzó a reducir la zona de maniobras del frente atlántico en el Mediterráneo oriental. El efecto negativo de que Haftar no firmara el acuerdo de alto el fuego con Rusia durante las negociaciones en Moscú en enero, la promoción de la cooperación entre los Estados Unidos y Haftar durante ese período y la clarificación del enfrentamiento en Libia hicieron que Moscú reconsiderara sus políticas con respecto a Libia.

La parte rusa sugirió que podría iniciar un proceso de cooperación con el GAN si sus ciudadanos fueran liberados. Los primeros pasos de este cambio en el plan estratégico se basaron en esta cuestión. Los acontecimientos de la última semana han sido significativos e indican un serio punto de inflexión para la región.

Una delegación del GAN en Moscú

El 3 de junio, el Viceprimer Ministro del Gobierno del Acuerdo Nacional de Libia, Ahmed Maiteeq, y el Ministro de Relaciones Exteriores del GAN, Mohammed Taher Siala, visitaron Moscú. Durante la visita, se celebraron una serie de conversaciones con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, el Ministerio de Defensa y funcionarios de las unidades de seguridad. La delegación del GNA fue aceptada por primera vez en Moscú a tan alto nivel.

Cooperación

En la declaración oficial declarada después de la reunión, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia señaló que el principal obstáculo para el desarrollo de la cooperación basada en el interés mutuo eran los dos ciudadanos rusos detenidos en Trípoli. Significaba que una nueva era comenzaría en las relaciones entre los dos gobiernos si dos ciudadanos rusos eran liberados.

Las señales de cooperación entre los dos gobiernos también llegaron de Libia. El Viceprimer Ministro Ahmed Maiteeq declaró que creían que Rusia sería un socio muy importante en el establecimiento de la estabilidad en Libia, según la agencia de noticias RIA. En opinión del funcionario libio, la diplomacia rusa desempeñó un papel importante en la reducción drástica de la tensión militar.

Maiteeq continuó expresando tales sentimientos después de haber regresado a su país. Maiteeq identificó a Turquía como un “aliado estratégico” y declaró que “Rusia puede ser un aliado efectivo” durante una entrevista en febrero.

Un avión partiendo desde Libia

Estas medidas diplomáticas mutuas fueron el precursor de nuevos desarrollos en el eje Moscú-Trípoli-Ankara. Al-Arabiya informó que el primer ministro libio Fayez al-Sarraj iría a Moscú el 7 de junio. Según las fuentes, se esperaba que las conversaciones se celebraran el 8 de junio. Incluso se señaló que Sarraj vendría primero a Estambul el 7 de junio y luego iría a Moscú. La cuestión principal era el hecho de que Sarraj podría liberar a los dos prisioneros rusos detenidos en Trípoli.

Según los registros de las agencias de aviación internacional, un avión que partió de Libia aterrizó en Estambul el 7 de junio. Sin embargo, el avión regresó a Libia en lugar de volar a Moscú.

Los funcionarios turcos no hicieron ninguna declaración sobre la delegación de Libia. Ni siquiera hubo un informe de la situación en la prensa turca. El portavoz del Kremlin, Dmitriy Peskov, por otra parte, declaró que la reunión prevista para ese día no tendría lugar.

Las noticias reportadas por la agencia de noticias TASS

La agencia de noticias rusa, TASS, informó de la noticia sobre el tema el 9 de junio, basándose en sus fuentes en Trípoli. En las noticias se decía que los detenidos rusos volaron a Estambul junto con Sarraj, pero regresaron a Libia el 8 de junio. La fuente de la TASS añadió que los ciudadanos rusos ya no estaban en prisión y fueron colocados en una villa en Trípoli. Según las noticias, los rusos estaban en buenas condiciones, se prestó especial atención a su alimentación y seguridad. En palabras de la fuente, “todo estaba bien”. El informe, naturalmente, atrajo mucha atención.

La diplomacia telefónica de Ankara-Moscú

La diplomacia entre los dos países también comenzó a aumentar. Las conversaciones telefónicas tuvieron lugar entre Çavuşoğlu y Lavrov el 8 de junio, y entre Erdoğan y Putin el 10 de junio. Libia fue naturalmente el punto focal.

El Ministro de Defensa turco Hulusi Akar explicó que Rusia había rechazado algunas informaciones y alegaciones sobre su presencia militar en la región, por lo tanto, en lugar de discutir esto, los problemas deben ser resueltos negociando con Rusia de manera similar a la forma en que se discutieron en Siria. Esta es una posible respuesta a las acusaciones de que se han enviado mercenarios y aviones de guerra rusos a Libia, sobre las que se le preguntó durante un programa de televisión el 10 de junio.

El 14 de junio, el Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergei Lavrov y el Ministro de Defensa Sergei Shoygu visitarán Turquía para celebrar consultas sobre cuestiones regionales, según informó el servicio de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

¿Es Turquía un mediador?

Estos acontecimientos plantearon muchas preguntas:

¿Quién estaba en el avión que salió de Libia y llegó a Estambul el 7 de junio? ¿El objetivo final era aterrizar en Moscú? ¿Por qué fue abandonado? Si no, ¿por qué aterrizó en Turquía? ¿Los detenidos fueron llevados a Estambul? Si fueron traídos, ¿volvieron a Libia? ¿O fueron dejados en Estambul? ¿Actuará Turquía como mediadora en este sentido?

El primer paso del “modelo Astana” en Libia

En los próximos días, las respuestas a estas preguntas serán bastante decisivas en los desarrollos de la línea Ankara-Moscú-Trípoli. No se trata sólo de la liberación de dos ciudadanos rusos: será importante en términos de estrategia. Este es un momento clave para el establecimiento del modelo de Astana en el Mediterráneo Oriental y en Libia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue