La comisión especial de las Naciones Unidas para investigar los incidentes en Idlib, como resultado de los cuales podrían haber resultado dañados objetivos civiles, no encontró pruebas suficientes de la participación de Siria en ataques militares contra hospitales en Idlib controlados por la ONU, de acuerdo con el informe de la comisión publicado este lunes.

"Dada la información disponible sobre este tema, la comisión descubrió que es muy probable que los ataques fueran llevados a cabo por el Gobierno sirio o sus aliados. Sin embargo, la evidencia no fue suficiente para que la comisión llegara a una conclusión final y culpara a una persona en particular u organización", comunicó el organismo, refiriéndose al ataque contra un hospital en la ciudad de Kafr Nabl, ubicada en Idlib.

Afirmaciones similares se utilizan en las conclusiones sobre otros cinco incidentes que involucraron daños a las instalaciones controladas por la ONU. Con respecto a un ataque al campo de refugiados, la culpa "con alta probabilidad" recae en los terroristas, concluyó la comisión.

"Para nosotros, el propósito de este informe era analizar con mucho cuidado algunos procesos internos, esta es una herramienta interna", dijo Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, agregando que la comisión "no tenía acceso directo a los lugares de ataques".

En julio de 2019, el secretario general de la ONU, António Guterres, decidió establecer una comisión para investigar los ataques aéreos contra la infraestructura civil en Idlib. El Ministerio de Exteriores de Rusia calificó esta decisión de "provocadora". Al mismo tiempo, el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, enfatizó que Moscú está listo para proporcionar al organismo toda la información necesaria sobre incidentes en Idlib.

Grupo desconocido mata a un oficial estadounidense en Siria

Un militar norteamericano de la llamada coalición anti-EIIL ha muerto en una emboscada en la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria.

Un grupo desconocido atacó el lunes vehículos de la llamada coalición liderada por Estados Unidos que supuestamente lucha contra la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la localidad de Al-Wasiyah, en Deir Ezzor, según informa la agencia siria oficial de noticias, SANA.

Como consecuencia de la agresión, cuya autoría hasta el momento no ha sido reivindicada por ningún grupo, murieron un militar de EE.UU. y dos integrantes de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una milicia árabe-kurda, respaldado por Washington.

El cuerpo del militar norteamericano fue trasladado a una base dirigida por las tropas estadounidenses en la ciudad de Al-Shadadi, en la provincia nororiental de Al-Hasaka, añadió el medio sirio.

Eso se produjo el mismo día en el que un convoy estadounidense de 35 camiones cargados con material bélico y logístico entró en Al-Hasaka, en un nuevo acto ilegal y violatorio de la soberanía de Siria.

Las agresiones y actos ilegales de EE.UU. en la mencionada provincia han causado una ola de indignación entre los lugareños, que en varias ocasiones se han sumado a las fuerzas del Ejército sirio y, arrojando piedras, han impedido el paso de esas fuerzas invasoras por sus pueblos.

Damasco ha denunciado en reiteradas ocasiones la presencia militar ilegal de Washington en Siria, repudiando que EE.UU. mantenga a sus uniformados en las zonas orientales con el objetivo de saquear los recursos petroleros sirios.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, ha asegurado que, una vez recuperen el control de los últimos feudos de los terroristas, especialmente la provincia noroccidental de Idlib, el Ejército sirio expulsará a las fuerzas invasoras de Estados Unidos del país.

Militantes sirios protestan por la falta de pago de salarios por parte de Turquía

Los terroristas respaldados por Turquía y ubicados en el noreste de Siria han organizado una protesta denunciando su trato por parte de Turquía y exigiendo que se paguen sus salarios.

El llamado Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó el domingo que se ha visto a docenas de terroristas protestando y disparando al aire cerca del área de Al Alam, en la ciudad ocupada de Tal Abiad, en el noreste de Siria.

Los terroristas también exigieron ser reemplazados y transferidos a otras áreas controladas por Turquía y sus mercenarios en Siria.

Los terroristas fueron desplegados en el noreste de Siria en octubre del año pasado como parte de una ofensiva turca contra las Fuerzas Democráticas Sirias lideradas por los kurdos que bordean Turquía.

La ofensiva se detuvo poco después de un acuerdo entre Ankara y Moscú.

Turquía ha desempeñado un papel importante en el apoyo a los terroristas en Siria desde que una importante insurgencia respaldada por el extranjero afectó al país hace nueve años.

No obstante, dado que el gobierno sirio ha ido recuperando gradualmente el control sobre la gran mayoría de Siria, Turquía ha empleado a los terroristas en sus operaciones contra los kurdos en el norte del país.

Ankara afirma que las fuerzas kurdas en Siria están vinculadas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que considera una amenaza porque lucha en favor de una región autónoma kurda en Turquía.

Sin embargo, el gobierno sirio ha rechazado firmemente las operaciones dirigidas por Turquía como una violación flagrante de su soberanía y ha prometido liberar a todo el país de la ocupación de extranjeros.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue