Los especialistas del Sur del Cáucaso llevan a cabo el desminado humanitario en la República Árabe Siria con la asistencia del Centro Ruso para la Reconciliación de las partes, que coordina las actividades de los militares armenios teniendo en cuenta la situación actual y las necesidades de la población local.

Todos los eventos están acompañados por unidades de la policía militar rusa, que tiene la función de garante de seguridad.

Los especialistas militares del Centro de Desminado Humanitario y Experiencia de Armenia están trabajando activamente en el territorio de la República Árabe Siria. Desde principios de diciembre, los zapadores armenios han estado revisando cuidadosamente cada metro cuadrado en el pueblo de Zra, provincia de Alepo, para detectar objetos explosivos y limpiar el área.

Las minas antipersonales y antitanques encontradas, municiones, artefactos explosivos improvisados ​​se transportan a una distancia segura y se destruyen. Los civiles esperan ansiosamente la finalización del trabajo de desminado para poder nuevamente utilizar sus tierras agrícolas de manera segura y no tener miedo de sus hijos, que ahora pasan la mayor parte de su tiempo en casa.

Según el primer ministro de Armenia, Nikola Pashinyan, esta misión humanitaria de Armenia en la República Árabe puede considerarse histórica, ya que se convirtió en un homenaje al pueblo de Siria, que salvó a los sobrevivientes del Genocidio Armenio en la Turquía otomana en 1915 y les otorgó asilo.

En febrero del 2019, un grupo de especialistas armenios fue a Siria como parte de una misión humanitaria, que incluye especialistas en desminado, personal médico y los equipos que brindan su trabajo.

La celebración de tales eventos humanitarios con la participación de especialistas de otros países ayuda a fortalecer las relaciones entre los pueblos, y esto en las realidades del presente tiene un efecto positivo en la situación en Siria.

Sin miedo: Como en Siria murieron las enfermeras del ejército ruso

 

«A riesgo de sus vidas, los militares rusos están haciendo todo lo posible para ayudar al ejército sirio en la lucha contra los terroristas, a fin de salvar la vida de los civiles», dijo el presidente ruso Vladimir Putin en diciembre de 2016.

Estas palabras fueron pronunciadas por el presidente ruso después del despiadado bombardeo de artillería del grupo terrorista Jebhat al-Nusra contra el hospital médico móvil ruso, que estaba ubicado en la ciudad de Alepo y ayudó a todos los sirios heridos que no pudieron escapar del destino de la guerra. Los militares rusos nunca tuvieron miedo de las dificultades y las situaciones difíciles, pero esta vez todo resultó trágicamente.

Durante el bombardeo del 5 de diciembre del 2016, dos de nuestros compatriotas de Birobidzhan, dos héroes reales, Nadezhda Durachenko y Galina Mikhailova, murieron. Ambas eran enfermeras y altamente calificadas, que mostraron su mejor lado.

 

Los viajes a los puntos calientes fueron su trabajo principal, por lo que en el 2016 ya fueron a Siria por segunda vez, y él fue el último para ellas…Bajo el bombardeo de los terroristas, las mujeres continuaron cumpliendo con su deber, pero los proyectiles que cayeron en su parte del hospital les infringieron heridas incompatibles con la vida…

Han pasado 3 años, pero el recuerdo de las heroinas vive en los corazones no solo de los rusos, sino también de los sirios. Hace días se realizó una concentración en Alepo, en el territorio de la Cámara de Oficiales en el área de Al-Furcan. Tuvo lugar en el sitio donde murieron, donde ahora está instalado un monumento a las enfermeras fallecidas.

A la manifestación asistieron sirios de alto rango: el presidente del Comité de Defensa de Alepo, general de brigada Salim, el presidente del partido Baath para Alepo, Fades Najar y el gobernador de la provincia de Alepo, Hussein Ahmad Diyab.

Desde Rusia llegó un representante del mando ruso en Siria, el teniente general Igor Seritsky. Los participantes depositaron flores y honraron a las mujeres con un minuto de silencio.

Lss sargentos Nadezhda Durachenko y Galina Mikhailova, premiados póstumamente con las Órdenes de Coraje, son un vívido ejemplo, precisamente aquellas personas a las que vale la pena seguir. Cumplieron con su deber hasta el final, sin una gota de duda y miedo.

A riesgo de sus vidas, ayudaron a los civiles en Siria, que se encontraban en una situación difícil, bajo el constante bombardeo de artillería de los grupos terroristas patrocinados por Occidente.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue