Las Fuerzas Armadas rusas ingresaron a la ciudad de Raqqa por primera vez durante esta guerra de casi nueve años, informaron el lunes varios activistas en el norte de Siria.

Según los informes, las Fuerzas Armadas rusas ingresaron en Raqqa para distribuir ayuda humanitaria a los residentes en la ciudad devastada por la guerra.

El ejército entregó dos mil kits de alimentos a los residentes de Raqqa. Los médicos militares también han llegado a la ciudad, listos para brindar asistencia a todos los necesitados.

“La infraestructura en Raqqa fue completamente destruida durante el proceso de liberación llevado a cabo por las Fuerzas Democráticas Sirias apoyadas por la coalición internacional liderada por EEUU”, dijo a la prensa un oficial del Centro Ruso para la Reconciliación de partes enfrentadas, Vladimir Varnavski.

“Miles de civiles se convirtieron en víctimas de ataques aéreos y de artillería indiscriminados”, agregó Varnavski. “La ciudad aún no ha terminado el trabajo de limpiar los escombros y hay una escasez de agua limpia, medicinas y alimentos”.

Los terroristas del Daesh se apoderaron de la antigua ciudad siria de Raqqa durante su campaña en el norte de Siria, obligando a 250.000 personas a huir de allí. En 2014, Raqqa fue declarada capital del llamado “califato” del Daesh. En octubre de 2017, el Daesh fue derrotado y expulsado de Raqqa por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Ejército sirio entra en otra zona estratégica

Unidades del Ejército sirio (SAA), acompañadas por la Policía Militar rusa, ingresaron en una nueva área estratégica que domina la carretera Alepo-Hasaka después de la retirada del Ejército turco y sus aliados militantes.

Según un informe militar del norte de Siria, el Ejército sirio y la Policía Militar rusa ingresaron en la ciudad estratégica de Sharkrak, que se encuentra junto a la carretera internacional (M-4), en el norte de la provincia de Raqqa.

Los informes dicen que el despliegue de las unidades del Ejército sirio se produjo después de la retirada del Ejército turco y sus militantes aliados en el distrito de ‘Ayn Issa, en la provincia de Raqqa.

Anteriormente, Sharkrak estuvo bajo el control del Ejército turco y sus aliados después de que capturaron el área de manos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Sin embargo, según un acuerdo entre Turquía y Rusia, el Ejército sirio y el Ejército ruso tuvieron acceso a esta área por primera vez en varios años.

Rusia lleva comida y medicamentos a la población de Raqa en la primera acción humanitaria en el antiguo bastión del EI  

Los militares rusos repartieron 2.000 raciones de alimentos en la ciudad siria de Raqa en la primera acción humanitaria llevada a cabo en la que fuera 'capital' del autoproclamado Estado Islámico durante casi tres años.

Con este fin y también para distribuir suministros médicos, el Centro de reconciliación de las partes beligerantes del Ejército Ruso envió este lunes a la urbe una columna de camiones y blindados.

Pese a que el bastión extremista fue tomado en 2017 por las Fuerzas Democráticas Sirias, respaldadas por Washington, las infraestructuras de la ciudad siguen estando en ruinas. El oficial del mencionado centro ruso, Vladímir Varnavski, señaló a los medios que aún no han terminado los trabajos de desminado en la zona, donde siguen escaseando el agua potable, los medicamentos y los alimentos.

La población civil regresa de forma gradual a sus casas, pero gran parte de la ciudad está totalmente destruida y su centro plagado de minas. En el lugar no solo se hallan artefactos explosivos colocados por los terroristas, sino también bombas áereas lanzadas por la coalición internacional encabezada por EE.UU.

"Estamos felices de que el Ejército de Rusia esté aquí", declaró un habitante de Raqa, Abu Bashar, a la agencia RIA Novosti. "Odiamos la guerra, que con su llegada casi ha terminado. Además, necesitamos comida, agua, pan. Tenemos muchos pobres, personas que no tienen para comer y necesitan desesperadamente ayuda, muchos enfermos necesitan medicamentos".

En un video difundido por los militares rusos se aprecian la llegada de esta primera columna con carga humanitaria a una ciudad con las calles cubiertas de polvo y barrios enteros derruidos, mientras decenas de niños salen a su paso para saludar a los integrantes del convoy.

Avance del Ejército sirio reduce los delitos en el país a la mitad

Los delitos cometidos en Siria se redujeron a menos de la mitad durante el año en curso, gracias al avance del ejército sirio en su lucha antiterrorista, informaron el martes medios nacionales.

Los casos de violación disminuyeron en el 50 por ciento y los secuestros en un 48 por ciento al avance militar y extender la autoridad del Estado a la mayor parte del territorio sirio, dijo el mayor general Nasser Deeb, comandante de la Seguridad Penal, citado por el diario Al Watan.

Reveló que el contrabando de armas disminuyó en 60 puntos porcentuales, la mendicidad en 46, el robo en 16 y los asesinatos en 63 por ciento.

Según detalló el general, los contactos entre Siria y la Policía Internacional ( Interpol) nunca se interrumpieron, a pesar de las presiones sobre la Secretaría General para que no responda a las solicitudes recibidas de Damasco.

Arzobispo ortodoxo alaba a Hezbolá

El arzobispo Atallah Hanna, del Patriarcado greco-ortodoxo Sebastián de Jerusalén, alabó el papel de Hezbolá en el Líbano por defender la presencia cristiana en Siria y en más de un lugar en el Levante.

En declaraciones reproducidas por el canal panárabe Al Mayadin, estimó que valerse del púlpito para atacar a un partido político libanés no se corresponde con la actitud de los cristianos ortodoxos.

Hanna aludió a declaraciones del obispo Elías Odeh, quien durante un reciente sermón criticó a Hezbolá y a su secretario general, Hassan Nasralá.

Por tal motivo, expresó su sorpresa ante las opiniones emitidas en la Catedral Ortodoxa capitalina.

A juicio del dirigente religioso, la iglesia no es un lugar para incitar u ofender a nadie, ni insuflar odio ni intolerancia. El Líbano es un país de paz, subrayó.

Censura mediática: Una televisión italiana se abstiene de emitir una entrevista realizada con Assad

Un canal de televisión italiano que entrevistó al presidente sirio, Bashar al Assad, finalmente se abstuvo de emitir la entrevista.

Según la Oficina de Prensa de la Presidencia siria, citada por el canal libanés Al Mayadin TV, la cadena de televisión Rainews24 entrevistó al líder sirio el 26 de noviembre por medio de su presentadora, Monica Maggioni. Se acordó que la entrevista se emitiría el lunes 2 de diciembre.

Según la Presidencia siria, Maggioni la contactó más tarde para solicitar la autorización para posponer esta emisión por “razones incomprensibles”. La solicitud de aplazamiento se ha repetido varias veces y en todos los casos la entrevista no fue emitida sin dar una explicación.

“Hubiera sido mejor para un medio de comunicación europeo observar los principios proclamados por Occidente, especialmente porque opera en un país que es parte de la Unión Europea para la cual la libertad de prensa y el respeto a la diferencia de puntos de vista deberían formar parte de sus valores fundamentales”, dijo la Oficina de Prensa de la Presidencia siria.

Durante su última comunicación con la televisión italiana, la Oficina dio una fecha límite final para la transmisión del programa. De lo contrario, aseguró que se emitiría en las cuentas de Internet de la Presidencia siria, y en varios canales. Al Mayadin TV anunció que sería uno de ellos.

Según el periódico italiano Il Tempo, Maggioni, que estaba en un viaje de trabajo a Siria y Líbano como delegada administrativa de RaiCom, tomó la decisión individual de entrevistar al presidente Assad sin consultar a los responsables de la RAI. Y cuando estos vieron la entrevista, concluyeron que no contenía novedades y reiteraba “las posiciones de Assad ya conocidas sobre varios temas de los acontecimientos actuales, incluidos los crímenes de guerra”.

El ver la entrevista dará una idea de las razones reales por las que el medio italiano se negó a emitirla.

Periodista de Newsweek deja el semanario después de que se negara a publicar un artículo sobre la falsificación de un informe de la OPAQ

Un periodista de Newsweek renunció después de que el semanario para que el trabajaba se negara a publicar su artículo sobre una carta de un ingeniero de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) cuestionando las declaraciones de EEUU sobre un supuesto ataque químico en la ciudad siria de Duma.

Información oculta

En el contexto de las revelaciones sobre la falsificación del informe sobre el presunto ataque químico, publicado por WikiLeaks, el periodista Tareq Haddad dijo en Twitter que publicaría la información que fue objeto de censura en EEUU.

“Ayer, dejé Newsweek después de que se me negara la divulgación de una información digna de publicación sobre una carta filtrada de la OPAQ. Recopilé testimonios sobre la cobertura por parte de los medios de esta historia, así como evidencias sobre otro caso, que muestra como se eliminó una información correcta, pero vergonzosa para las autoridades estadounidenses”.

El periodista también señaló que había recibido un correo electrónico recordándole que su contrato de trabajo contenía una cláusula sobre información confidencial. “En otras palabras, fui amenazado con ser procesado si difundía la información”, concluyó.

Tareq Haddad prometió publicar el documento al principio “sin revelar la información confidencial”.

Anteriormente, Wikileaks declaró que un informe inicial de la OPAQ sobre la ausencia de cualquier agente nervioso en las muestras recogidas en la ciudad siria de Duma, había sido falsificado y reformulado “de forma engañosa” para indicar que el inexistente ataque químico había tenido lugar. La organización hizo público un correo electrónico de un miembro de la OPAQ a su supervisor advirtiéndole sobre una nueva redacción del informe de la misión sobre el presunto ataque químico del 7 de abril de 2018 en la ciudad siria, que sirvió de pretexto para los ataques occidentales contra Siria.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue