Confidenciales

El pasado domingo 24 de junio, esta misma web publico un “confidencial” titulado ¿Campaña de desprestigio contra el general Solana? en el que todavía se ponía en cuestión la autenticidad de un tarjetón manuscrito dirigido en su momento por el general Manuel Jesús Solana Cortés a la ministra de Defensa, Carme Chacón, con una redacción ciertamente de vergüenza ajena. El cúmulo de halagos, lisonjas y adulaciones utilizadas en el mismo, lo convertían en un exponente insuperable del mejor género literario “turiferario”, sin precedentes por supuesto en el ámbito castrense.

En nuestra sección de Opinión, se incluye un artículo del profesor honorario de la Universidad Nacional de Colombia Francisco Leal Buitrago que desmiente cualquier intento de una asonada militar en dicho país, titulado “¿Cuál ‘ruido de sables’?”. Con independencia de su interés específico, este artículo no deja de ser uno de los muchos publicados recientemente que, aclarando la realidad, también evidencian ciertos enredos informativos interesados para “calentar” a las Fuerzas Armadas colombianas en contra del presidente Juan Manuel Santos.

La Dirección General de Innovación y Competitividad, dependiente de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación que dirige Carmen Vela, ha declinado una invitación para participar en el II Seminario de Inteligencia y Seguridad organizado por la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra, de forma bien expresiva:“Aquí tratamos asuntos concretos, transferencias de tecnología, apoyo a la innovación, pero no nos ocupamos de cosas abstractas como la inteligencia competitiva (IC) o la inteligencia económica (IE)”.

El pasado 11 de mayo, el general Vicente Díaz de Villegas, pasaporte español nº BD879065, abandonaba Venezuela. Se había hospedado como “turista” procedente de España en el piso 12, habitación 1231, de un conocido hotel de Caracas propiedad del Estado, donde se suelen reunir personalidades políticas afines al “chavismo” y, en consecuencia, muy controlado por los servicios secretos venezolanos. Nada que objetar si, en efecto, fue “de turismo” (si fue de otra cosa, tendría que haberlo hecho mejor).

En el Ministerio de Defensa vienen circulando fotocopias de un tarjetón con la cabecera de su propia Subdirección General de Reclutamiento, dirigido por distribución interior (“Casa”) a la que fuera titular del mismo, Carme Chacón Piqueras. El aparente autor y firmante de la nota, no fechada, es el subdirector general de Reclutamiento que ejerció con dicha ministra, el general de División del Ejército de Tierra Manuel Jesús Solana Cortés, aunque no exista más prueba de veracidad que el hecho de incorporar un texto manuscrito, lo que podría determinar con suma facilidad si la autoría pertenece o no al citado militar.

El sábado 19 de mayo publicábamos en primicia informativa un Confidencial  sobre el “desencuentro”, claro y contrastado, que el general Vicente Díaz de Villegas había tenido días antes en Venezuela con agentes acreditados de sus servicios secretos, titulado “El Opus Dei y el general Díaz de Villegas en el punto de mira del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional”.

Cuando el pasado 7 de mayo el líder del PP vasco Antonio Basagoiti anunció la ruptura de su partido con el PSE-EE, señaló como causa de justificación las críticas vertidas por Patxi López (investido lehendakari gracias a su generoso apoyo parlamentario) contra los recortes sociales de Mariano Rajoy. Una excusa que en la Newsletter de aquella semana (14 de mayo) reputamos de “infantil”, denunciando al mismo tiempo que lo más perjudicial de la “luna de miel” vivida por ambos partidos han sido los recovecos por los que han conducido el delicado tema de ETA, ocultos a la opinión pública y, finalmente, valedores del éxito político de la izquierda abertzale (es decir de ETA) y, de forma colateral, también del PNV.

El perfil biográfico del actual JEME, el general de Ejército Fulgencio Coll, publicado recientemente en la sección “Quién es quien”, ha provocado un gran revuelo entre sus compañeros de Promoción de la Academia General Militar de Zaragoza (la XXV). Al parecer, su guardia pretoriana no soporta que se critique al “líder”, a quien ven como un auténtico “intocable”, y mucho menos que se pida su más que razonable sustitución.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue